Croq & Roll. Croquetas a ritmo de Rock para tapear en Barcelona.

Quien me conoce y me sigue un poquito por Instagram sabe que, desde hace aproximadamente 6 meses, tengo un sitio nuevo favorito en el barrio al que ir a tomar algo. Y ése es Croq & Roll, en el que podéis tanto tomar algo como ir a comer algo más contundente.

croq-roll-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Croq & Roll Vermuteria en Ronda Sant Pau 79, muy cerca de la parada de metro Sant Antoni. Tienen otro local, que está en Gracia, en Travessera de Gràcia 233.

¿Cómo es la decoración?

Todo el local es muy industrial, con elementos metálicos, y con unas preciosas paredes negras tipo pizarra en las que hay escrito el menú y algunas frases de canciones de rock.

croq-roll-decoracion

¿Cómo nos atendieron?

Los camareros y camareras que siempre nos atendien son muy atentos y simpáticos. Siempre tienen una sonrisa en la cara y eso se agradece.

¿Cuándo fuimos?

En esta ocasión, fuimos a comer un sábado sobre las 15h.

Estaba bastante lleno aún así tuvimos suerte y encontramos una mesa. Obviamente el ambiente es ruidoso pero no incómodo, al menos para nosotros.

¿Qué comimos?

Todo lo que pedimos fue para compartir porque es lo que solemos hacer cuando vamos.

Empezamos con unas bravas de boniato con allioli con miel. Vamos a ver, cualquier adjetivo positivo que yo os diga sobre estas bravas se me queda corto. Me encantan. El punto dulce del boniato combinado con la miel resalta muchísimo y tienen un toque más picante que hace que el sabor sea increíble. Mis bravas favoritas, de largo.

croq-roll-bravas-boniato

Compartimos también un variado de hummus (de zanahoria, de garbanzo y de pimiento del piquillo) con nachos. Riquísimos y muy naturales. Un plato ideal para picotear.

croq-roll-hummus

Obviamente pedimos unas croquetas, porque son la especialidad de la casa y porque nos parecen de las mejores que hemos probado. Esta vez pedimos unas de sobrasada con miel, una de cerdo con cerveza y pistachos y una shiitake con langostinos. Estaban espectaculares todas, como de costumbre, sobretodo porque no son nada pesadas y no llenan en exceso.

croq-roll-croquetas

Para terminar, pedimos una tosta con bacon, ternera y salsa barbacoa. Espectacular. Yo al probarla pensé que quizás el sabor de la salsa sería demasiado intenso y cansaría muy rápido, pero no. Tanto esta como cualquiera de las otras que tienen en la carta, me parecen ideales para compartir y completar la comida.

croq-roll-tosta-bacon

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos (vino y vermut) nos costó 35,1€.

Valoración global

Ya os lo he dicho al principio, Croq & Roll se ha convertido en nuestro sitio favorito, porque además siempre nos pilla de paso y caemos en la tentación.

Los platos son muy buenos, ideales para compartir y con productos muy normales en nuestra gastronomia con algunas innovaciones.

Un local ideal para cualquier ocasión informal que se presente, para ir a hacer el vermut o para ir una tarde a charlar y escuchar la buenísima música que ponen.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Isla Tortuga. Cocina de siempre con estilo en Barcelona.

Que somos fans del grupo de restaurantes En Compañía de Lobos no es un secreto. Y eso que aún nos faltan por probar muchos de sus restaurantes. Por eso, aprovechando que este fin de semana teníamos más tiempo para nosotros, decidimos ir a probar Isla Tortuga, un restaurante de tapas cerca del puerto.

isla-tortuga-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Isla Tortuga en la calle Llauder 1, cerca de la parada de metro Barceloneta.

¿Cómo es la decoración?

Muy sencilla, nada recargada, pero muy acogedora. Una mezcla entre estilo rústico con las paredes de ladrillo visto y decoración en madera con toques más industriales gracias a las bigas vistas.

Lo mejor de todo son los grandes ventanales que dejan pasar mucha luz, cosa que me encanta.

isla-tortuga-decoracion

¿Cómo nos atendieron?

Muy bien. Los camareros que nos atendieron fueron muy amables en todo momento.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a comer un sábado a las 14h. Habíamos reservado previamente y os lo recomiendo porque cuando llegamos ya había pocas mesas libres y se fue llenando bastante con el paso de los minutos.

¿Qué comimos?

Como he dicho al principio, la carta de Isla Tortuga se basa en tapas y platillos lo que ya nos guió mucho a la hora de elegir varios platos para compartir. Viéndolo con perspectiva, creo que pedimos demasiados, pero ¡un día es un día!

Empezamos con unas patatas fritas caseras con salsa brava y allioli suave que estaban buenísimas y además estaban cortadas a gajos muy grandes lo que las hacía más originales. El allioli era demasiado suave para mí ya que no le noté el sabor, aunque podría ser que la salsa brava fuera tan picante para mi paladar que le mataba el sabor a lo demás.

isla-tortuga-patatas-bravas

Pedimos también unas bombas con sobrasada y alioli de miel que estaban deliciosas. Y muy picantes. Pero el relleno era perfecto y nada pastoso.

isla-tortuga-bomba

Compartimos también unos tacos de pato estilo Pekín. No suelo comer pato pero el relleno de estos tacos era espectacular, muy sabroso y en el punto perfecto de cocción. Además el guacamole que los acompañaba era natural (vamos, que había trozos de aguacate grandes) y eso para mí es siempre un punto a favor.

isla-tortuga-tacos

Y finalmente pedimos dos platillos, uno para cada uno, aunque ambos picoteamos un poco de todo. David pidió un arroz de mar, un plato que tenían fuera de carta (nos informó el camarero) y que tenía un sabor riquísimo, intenso a mar pero sin resultar cargante. Un plato de 10.

isla-tortuga-arroz-mar

Yo pedí las albóndigas con sepia porque es un plato que me gusta mucho pero no suelo tomarlo. Estaban muy buenas y sabrosas. Las albóndigas no eran nada pastosas ni cargantes y la sepia tenía el punto adecuado de cocción. Eso sí, para mi gusto la salsa era demasiado líquida, pero eso ya es preferencia personal.

isla-tortuga-albondigas-sepia

Y… ¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos (dos copas de vino cada uno) nos costó 76,9€.

Valoración global

Nos ha gustado mucho.

Ofrecen comida sencilla, de toda la vida, sin demasiadas complicaciones pero con bastante calidad. De esos restaurantes a los que, si vas un día que estás indecisa porque no sabes qué te apetece comer, seguro que encuentras algo que te apetece y aciertas con tu elección.

Muy recomendable para ir en grupo y pedir varios platos para ir picando o para ir en pareja para una cita informal.

Nosotros probablemente repitamos y ya se lo hemos recomendado a nuestra familia porque sabemos que les gustará.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

El Zorrito. Tapas y platos sin complicaciones en Barcelona.

Habíamos pasado por delante de El Zorrito infinidad de veces y, al final, por lo típico de que uno no se fija en lo que tiene más al alcance, no habíamos ido nunca. Hasta que nos plantamos y decidimos ir a cenar.

el-zorrito-entrada

¿Dónde está?

Encontramos El Zorrito en la avenida Josep Tarradellas 133, cerca de la plaza Francesc Macià.

¿Cómo es la decoración?

El local es una mezcla entre estilo rústico, por las paredes de ladrillo visto y el mobiliario de madera con toque antiguo; e industrial, por algunos elementos decorativos como las vigas y las columnas y los colores grisáceos. Una combinación encantadora.

el-zorrito-decoracion

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a cenar un sábado bastante pronto, sobre las 21h. No había mucha gente y las personas que fueron llegando eran parejas o familias que no aportaban demasiado ruido al ambiente. Imagino que, como siempre, dependerá del día.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unas patatas bravas que vimos en los comensales de la mesa de al lado y nos apetecieron mucho. La verdad es que estaban bastante buenas y la salsa era picante pero soportable.

el-zorrito-patatas-bravas

Decidimos pedir también para picar unas croquetas de jamón ibérico porque nos encantan y queremos probarlas todas hasta dar con las mejores. Estas quizás no lo son, pero estaban muy buenas y conforman un aperitivo ideal.

el-zorrito-croquetas-jamon-iberico

Después, cada uno de nosotros pidió un plato principal. David eligió una de sus debilidades, unas costillas de cordero muy sencillas pero tiernas y deliciosas. Yo en cambió me decidí por los dados de solomillo de ternera con verduras a la parrilla, un plato también muy sencillo y sin complicaciones pero muy bueno y con muy buenas proporciones entre la carne y las verduras.

el-zorrito-costillas-cordero

el-

Ya que nos habíamos portado relativamente bien (no nos fijemos en las croquetas y las bravas), decidimos pedir de postre el coulant de chocolate con helado de avellana. La combinación era exquisita y nosotros que somos muy golosos lo disfrutamos mucho.

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos nos costó 60,8€ pero como habíamos reservado por El Tenedor teníamos el 30% de descuento por lo que pagamos 42,56€.

Valoración global

El Zorrito nos gustó mucho.

La verdad es que últimamente valoramos mucho los locales que son sencillos y acogedores. Y éste lo es.

La carta que ofrece está basada mayoritariamente en platos de la cocina mediterránea y de mercado, muy sencillos e ideales para pedir unos cuantos de ellos y compartir. Las raciones que sirven son bastante adecuadas aunque algunos platos nos parecieron un poco caros por lo que eran, a pesar de que es verdad que la calidad de los mismos era bastante alta.

Nos pareció un lugar ideal para tapear distendidamente en pareja o con amigos y charlar un poco de todo.

Seguramente, por el ambiente y por la cantidad de veces que pasamos por delante, repetiremos a cenar o a picotear algo.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Ten’s. Tapas de autor de calidad en Barcelona.

Todos (o casi todos porque generalizar está mal) en este país conocemos a Jordi Cruz. Pero claro, quizás ir al ABaC no es una opción factible para todos los bolsillos, el mío el primero; pero aún así queremos probar platos que han sido gestados desde su talento.

Y entonces es cuando descubrimos Ten’s, una auténtica delicia que nos permite probar tapas creadas por él y su equipo a precios bastante más asequibles.

Como aquí somos muy curiosos, para allá que fuimos.

tens-entrada

Ten’s está en la calle Rec 79, justo en frente de la Estación de França y bastante cerca de la parada de metro Barceloneta.

El local tiene una entrada muy disimulada ya que forma parte de los bajos de un hotel, pero aunque a primera vista no parezca gran cosa (a mí me pasó, pensé que era un bar cutre la primera vez que pasé por delante sin fijarme…) lo importante está en el interior. Y en el interior encontramos un local bastante grande, todo en blanco y negro, muy sobrio y elegante pero con lineas modernas para darle un aire más informal.

La carta de tapas es muy variada y el problema está en elegir sin volverse loco. Nosotros decidimos compartir varios platos tanto salados como dulces.

Empezamos compartiendo unas patatas bravas con alioli espumoso y sofrito picante riquísimas, diferentes y sorprendentes por la textura de la salsa; y unos calamares a la andaluza con alioli de citronella que estaban espectaculares, con un toque cítrico delicioso, muy bien presentados y nada pesados.

tens-patatas-bravas

tens-calamares-andaluza

Después, David que últimamente no puede evitarlo, pidió una ostra con ponzu y bergamota que se ve que tenía ese toque diferente y único del ponzu (una salsa japonesa con bastante sabor cítrico) y que estaba deliciosa.

tens-ostra-ponzu-bergamota

Para terminar los platos salados, pedimos un arroz de bogavante y foie con brotes marinos que estaba espectacular. Caldoso pero nada aguado, con unos sabores muy intensos y con el arroz en su punto. Una ración muy recomendable.

tens-arroz-bogavante-foie

Como postre, decidimos pedir un tiramisú elaborado a su estilo pero espectacular y una crepe con fresas y helado deliciosa.

tens-tiramisu

tens-crepe

Disfrutamos mucho de Ten’s y, aunque fuimos un día en el que no podíamos comer mucho porque nos esperaba celebración familiar por la tarde, pudimos hacernos una buena idea del estilo y del ambiente del local; y llegamos a la conclusión de que merece la pena conocerlo.

Es verdad que el precio es un poco más elevado de lo que pagaríamos normalmente por tapas de este estilo (todo lo que comimos y bebimos nos costó 70,6€), pero para darse un gusto está bastante bien.

Además, tienen 2 menús degustación que nos permiten probar más variedad de tapas aunque para mi gusto y para lo quisquillosa que puedo llegar a ser con la comida son demasiado caros. Ahora bien, David los disfrutaría mucho sin problemas.

Seguramente repitamos en alguna otra ocasión, pues es un lugar ideal para una comida o una cena informal que queramos que tenga ese toque especial y, además, por el público de pudimos ver puede llegar a ser una buena opción para ir también en familia.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Napa. Platillos creativos mediterráneos en Barcelona.

David tiene muchas cosas buenas y una de ellas es, sin duda, que no prejuzga jamás. No le pasa con las personas y no le pasa con los restaurantes. Si él ve un restaurante, siempre propone entrar; le da igual la estética y la comida que ofrecen. Y eso está muy bien porque hace que me fije en algunos que no hubiesen llamado mi atención.

Uno de estos ha sido Napa, un restaurante pequeñito que promete cocina creativa de inspiración mediterránea con influencias californianas. Y la verdad es que prometía pero… ¿cumplió? ¡Lo vemos!

napa-entrada

Napa está en la calle Aribau 151, entre las paradas de metro Diagonal y Hospital Clínic.

Notamos que íbamos a disfrutar solamente con leer la carta en la puerta y había muchas opciones que nos encantaban y, al entrar, notamos enseguida el buen ambiente que se respira ya que el camarero que nos atendió fue muy amable y atento.

Decidimos que todo lo que pediríamos sería para compartir (¡qué raro en nosotros eh!) y empezamos con un hummus con pimientos rojos asados que estaba espectacular y unas croquetas de chipirones sobre allioli muy intensas de sabor y riquísimas.

napa-hummus-pimiento-asado

napa-croquetas-chipirones

Seguimos con unos huevos estrellados con jamón porque somos unos fanáticos de este plato y, aunque no solemos tomarlo mucho, de vez en cuando nos regalamos. Y éstos estaban muy buenos y no eran demasiado pesados.

napa-huevos-rotos-jamon

Después cada uno tuvimos un antojo. Yo pedí la ensalada de mozzarella de búfala con tomate cor de bou ya que me apetecía algo más refrescante y lo cierto es que, pese a ser un plato sencillo, estaba sabroso y cumplió perfectamente su cometido de aliviar un poco al paladar entre otros platos más contundentes. David pidió el taco de pato con pachoi y ajos tiernos que era bastante original ya que no era el típico taco pero la carne estaba súper buena y bien cocinada.

napa-ensalada-tomate-mozzarella

napa-taco-pato

Finalmente, pedimos el pulpo a la brasa con cremoso de patata y aceitunas que estaba realmente muy bueno. La carne del pulpo estaba muy tierna, la combinación con la patata era muy acertada y el toque de la aceituna con esa textura tan curiosa le da el toque original.

napa-pulpo-patata-aceituna

Y sí, podíamos haberlo dejado aquí, pero ya sabemos como funciona esto. Somos débiles de voluntad y más aún si delante se nos presenta un coulant de chocolate. Pero en nuestra defensa diremos que lo compartimos. Estaba delicioso y con un sabor super intenso a chocolate.

napa-coulant-chocolate

Lo cierto es que salimos extremadamente satisfechos y felices de Napa. Comimos bien, con una calidad excelente, con un trato inmejorable (de verdad, gracias al personal que fue tan amable) y a un precio más que razonable (unos 25€ por persona).

Sin duda, es un lugar que os recomiendo mucho para cualquier ocasión ya que el ambiente permite hacer desde una cena romántica e íntima con vuestra pareja a una comida familiar con personas de distintas edades y gustos.

Sé que últimamente lo digo mucho (será que estamos teniendo buen ojo) pero Napa ha sido todo un descubrimiento al que, sin ninguna duda, volveremos a ir.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Parlament Cuina de Barri. Tapas de siempre actualizadas en Barcelona.

Hablar del barrio de Sant Antoni de Barcelona sin hablar de la calle Parlament es, como poco, complicado. Porque desde que se convirtió en el barrio hipster y centro del moderneo de la ciudad, esta calle ha albergado un gran número de locales que captan muy bien esa esencia.

Pero claro, no todos comulgamos con ese estilo al 100%, o al menos no todo el rato. Por eso la apertura Parlament Cuina de Barri ha sido todo un acierto, pues es un local que sabe recoger muy bien ese aire moderno con tapas y platos de toda la vida adaptados ligeramente a ese estilo pero sin florituras.

parlament-cuina-barri-entrada

Parlament Cuina de Barri está, lógicamente, en la calle Parlament 26, muy cerca de la parada de metro Poble Sec.

El local está decorado con grandes toques de madera clara y muebles de estilo vintage que le dan un aspecto acogedor y con elementos industriales que le dan ese aire más actual.

La carta es bastante variada y apta para todos los gustos.

Nosotros, como casi siempre que vamos a locales de este estilo, decidimos compartir y degustar varios platos.

Empezamos con unas verduras a la brasa con salsa romesco. Estaban deliciosas, en su punto, con una variedad muy buena y cada una en número par, lo cual se agradece al ser dos comensales. Eso sí, echamos de menos un poco más de salsa porque no nos dio para todas las verduritas. Es que en esta casa somos muy de romesco…

parlament-cuina-barri-verduras-romesco

Compartimos también unos calamares a la andaluza con mayonesa de wasabi espectaculares y deliciosos, con un rebozado muy fino y con un toque sorprendente.

parlament-cuina-barri-calamares-andaluza-wasabi

Después pedimos un tataki de atún con crema de aguacate muy bueno y totalmente en su punto, o al menos en el punto que me gusta a mí; y un pulpo a baja temperatura con patata y papada delicioso y muy tierno. Cada vez estoy entrando más en el pulpo, veremos como evoluciona.

parlament-cuina-barri-tataki-atun

parlament-cuina-barri-pulpo

Y por supuesto, tomamos algo dulce; porque una cena de un viernes por muy informal que sea no puede terminar sin postre.

David tomó un sencillo pero delicioso pan con chocolate y yo me decidí por un flan de chocolate blanco y maracuyá que estaba buenísimo. Todo un gustazo para el paladar.

parlament-cuina-barri-pan-chocolate

parlament-cuina-barri-chocolate-blanco

La verdad es que salimos de Parlament Cuina de Barri encantados. Habíamos oído hablar muy bien de él y ciertamente es un lugar muy recomendable para múltiples ocasiones y en especial para aquellas más informales tanto en pareja como en grupo más grande. Además no está nada mal de precio, a nosotros todo nos costó 68€ y la verdad es que salimos satisfechos y sin nada de hambre.

Todo un gran descubrimiento que sin duda, nos sacará de muchos apuros en muchas ocasiones en las que no sabemos dónde ir a comer.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Lateral. Tapas de calidad y con glamour en Barcelona.

Tapear se puede hacer de muchas maneras. Se puede hacer en plan más casual en cualquier bar de barrio (que merecen todo mi respeto) o se puede hacer en un local como Lateral, un restaurante ideal para múltiples ocasiones pero que, en mi opinión, es perfecto para pedir varias tapas y raciones para compartir y disfrutar del buen ambiente.

lateral-entrada

Lateral está en la calle Consell de cent 329, muy cerca de la parada del metro Passeig de Gràcia.

El local es precioso. Todo muy clarito, muy limpio, con varios sofás muy acolchados y muchos cojines, dándole un toque muy glamouroso y a la vez acogedor.

lateral-decoracion

Aunque es bastante grande y con capacidad para muchas personas, tened cuidado si queréis ir por la noche ya que suele estar bastante lleno. Pero si vais temprano o vais al mediodía seguro que un huequito encontráis ya que, además, el personal aprovecha muy bien el espacio disponible sin tener la sensación de estar apretados.

Como he dicho antes, siempre que vamos nos encanta compartir platos porque así podemos probar más cosas de entre todas las que tienen en su extensa carta.

La última vez que fuimos empezamos tomando una tempura de verduras con salsa de yogurt muy fina y nada pesada; y un rollito vietnamita de gambas y solomillo de cerdo, delicioso e ideal también para compartir.

lateral-tempura-verduras

lateral-rollito-vietnamita

Después, y aunque también picamos un poco el uno del otro, David pidió un ceviche de corvina, zumo de lima, cayena, apio, cebolla morada y maíz dulce, que probé un poquito y me gustó bastante ya que no lo encontré demasiado picante; y yo un tataki de atún marinado con ensalada de wakame que estaba delicioso, tenía un sabor muy suave y el marinado era espectacular.

lateral-ceviche

lateral-tataki-atun

Comimos también unas croquetas de setas espectaculares, con un sabor muy auténtico y de las que no hay foto por la sencilla razón de que una foto de dos croquetas mondas y lirondas quedaba un poco triste.

Y terminamos con una de las raciones que más nos gustó, el huevo poché con espuma de patata trufada y polvo de ibérico, exclusivo del restaurante de Barcelona (en los de Madrid hay otros platos especiales) y delicioso. Tiene un sabor intenso pero delicado y el contraste entre las distintas texturas de los ingredientes lo hacen único.

lateral-huevo-poche-patata-trufada-iberico

Os recomiendo también que probéis los postres porque todos los que he probado hasta el momento están espectaculares, especialmente el crumble de manzana y arándanos. Toda una delicia.

De precio no está nada mal y uno puede intuir bastante bien por el precio de cada plato como será el tamaño de la ración.

En definitiva, si estáis por el centro y queréis hacer una comida informal o buscáis un sitio al que ir con un grupo de amigos, Lateral puede ser muy buena opción. Muy recomendable para los amantes del tapeo pero con glamour.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

La Porca. Tapas de siempre con innovación en Barcelona.

Habíamos leído tantas críticas buenas y visto tantas fotos que teníamos unas ganas inmensas de probar la oferta gastronómica de La Porca. Y, por fin, hace unos sábados, pudimos ir a comer.

la-porca-puerta-entrada

¿Dónde está?

Encontramos La Porca en la calle Mata 16, en el barrio de Poble Sec, muy cerca de la Av. Paral·lel.

¿Cómo es la decoración?

El local está decorado de manera muy sencilla inspirándose en la típicas tascas de toda la vida pero con algún toque más actual y, sobretodo, luminoso.

la-porca-interior-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Pese a que únicamente había un camarero para todas las personas que había en el local (que estaba lleno) e iba un poco abrumado, nos atendió muy bien, fue bastante rápido y nos aconsejó bien.

¿Qué comimos?

Empezamos tomando unas Patatas La Porca, unas patatas confitadas acompañadas de mayonesa de ajo, cerdo y salsa ahumada con chipotle; ideales para empezar, deliciosas y bastante contundentes.

la-porca-patatas-bravas

Lógicamente, también teníamos que probar el Tártar de fuet, del que habíamos visto tantas fotos y habíamos oído tantas maravillas. La verdad es que no nos decepcionó y nos pareció una manera super original de preparar un ingrediente tan sencillo y tan nuestro.

la-porca-tartar-fuet

Como plato principal, David pidió unos tacos con un toque picante que era la especialidad del mes y que estaban muy buenos ya que se notaba que estaban elaborados de manera muy artesana. Yo en cambio me decidí por el bocadillo La Porca, de carne de cerdo asado con pesto rojo de tomate seco, cebolla roja y reducción de vermut casero. La verdad es que era muy contundente y apenas pude comerme la mitad pero estaba delicioso y con un sabor espectacular. En la carne se notaban las 3 horas de cocción a 150ºC que especifican en la carta.

la-porca-tacos

la-porca-bocadillo-porca

Para terminar, y aunque estábamos bastante llenos, no nos resistimos (¿quién podría?) a tomar el Pan con chocolate y caviar de avellanas. Tenía buena pinta sobre el papel y en la realidad, era aún más delicioso, sobretodo las bolitas de caviar de avellana que tenían un sabor super concentrado y que cuando una explosionaba y se mezclaba con el chocolate, el sabor era espectacular.

la-porca-chocolate-caviar-avellana

Y…¿cómo está de precio?

Todo (comida más bebidas) nos debió costar poco más de 30€ (sí, lo sé, propósito de año nuevo: guardar todos los tickets).

La calidad de los productos es muy buena por lo que el precio me parece bastante bueno.

Valoración global

Nos ha gustado mucho. Pese a que por ser un sitio que teníamos muchas ganas de probar, podía no cumplir nuestras altas expectativas; nos ha encantado sobretodo porque ofrece producto y cocciones de toda la vida pero dándoles un giro más actual e innovador.

Sin duda es un sitio al que repetir e ideal para ir con un grupo de amigos. Eso sí, reservando porque está siempre muy lleno.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

 

Carrer Blai. La calle de las tapas de Poble Sec.

Cuando llega el verano, una de las cosas de las que más disfruto sin duda es de tomar algo en una terraza después de trabajar o por la tarde, aprovechando que aún hay luz natural y que refresca un poco.

Desde hace unos años, la calle Blai, uno de los ejes del barrio del Poble Sec, se ha convertido en un punto de encuentro de jóvenes y turistas que buscan gran variedad de tapas y bebida a precios asequibles.

20160607_212751_Fotor

Assegut a la Plaça del Sortidor, aquí t’espero […] on comença el carrer Blai, que és la petita rambla del Poble Sec.

Ciertamente, la oferta es muy amplia y variada con un denominador común: pinchos y cañas a 1€.

20160607_203148_Fotor

A este precio uno puede asustarse y pensar, con todo el derecho del mundo, que la calidad no será muy alta. ¡Pero ojo! Como todo en la vida hay que saber escoger. Obviamente no encontraremos delicatessen ni alta cocina, pero si sabemos observar bien cada uno de los sitios por los que pasamos, encontraremos calidades aceptables.

20160607_203138_Fotor

Mi consejo es hacer una ronda de reconocimiento antes de sentarnos en una terraza. Podéis empezar por la Plaça dels Ocellets, uno de los extremos de la calle, e ir mirando ya no solamente los precios que como ya he dicho son muy similares en todos lo sitios; sino la totalidad de los locales: el interior y la decoración, que suele darnos una imagen bastante nítida de como será la comida en cuanto a pulcritud y presentación; el público que tiene y sobretodo debemos tener en cuenta que al carro de las tapas se apunta todo el mundo y no todo lo que va en un plato pequeñito y con un palillo clavado es un pincho.

Tapear es una filosofía de vida, la de no conformarse con solamente una cosa, la de tener libertad de elegir.

20160607_203553_Fotor

Mi favorito es Blai 9, un local situado en la confluencia con calle Salvà. ¿Por qué? Porque saben coger la tradición de la tapa de toda la vida y darle algún giro para que sea algo diferente e innovador. Además, es sin duda uno de los locales con mayor variedad para todos los gustos y tiene opciones muy imaginativas, divertidas y, por supuesto, deliciosas.

Captura de pantalla 2016-06-19 a les 11_Fotor

El personal es extremadamente amable y están pendientes de ti pero sin agobiarte, y la decoración es muy acogedora, basada en elementos rústicos pero con lineas muy sencillas para no sobrecargar.

20160607_210422_Fotor

Así que, dejémonos llevar por las buenas temperaturas y entreguémonos a las terrazas a disfrutar de buena comida, buena bebida y, sobretodo y como regla fundamental para la vida, de buena compañía.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Tast a la Rambla 2016. Tapas al aire libre.

Hoy tenemos post extra.

Ayer nos acercamos a la Rambla de Santa Mónica, en Barcelona, para disfrutar de la 3ª Semana de Gastronomía en Barcelona. Y ¡vaya si disfrutamos!

20160610_204149_Fotor

En Tast a la Rambla, 50 restaurantes de Barcelona tienen stand en esta muestra y presentan alguna de sus deliciosas tapas. El “funcionamiento” es muy fácil, al llegar se adquiere una tarjeta en taquilla, se recarga con el dinero que queráis (tened en cuenta que las tapas valen 4€ y que el precio de las bebidas varía entre 1,5 y 5€) y con esa tarjeta acudís a cada uno de los puestos y pagáis con ella. Si se os termina el importe, ningún problema, podéis recargarla tantas veces como queráis y, al terminar, acudís de nuevo a taquillas y os devuelven el importe que os haya sobrado en la tarjeta.

Nosotros probamos una gran variedad de tapas espectaculares y descubrimos sitios nuevos a los que seguramente iremos próximamente.

Os recomendamos el huevo frito con espuma de patata y jamón ibérico de Caelis, el bikini de jamón ibérico y mozzarella trufada de Carles Abellán y el taco de cochinita pibil con salsa xnipec de Oaxaca.

20160610_211106_Fotor_Fotor

20160610_212920_Fotor_Fotor

20160610_214238_Fotor_Fotor

Destacar también, como tapa dulce, el “Mochiai” de la pastelería Ochiai, un mochi de té verde (aunque lo podéis elegir de fresa si lo preferís) que está espectacular.

20160610_215010_Fotor_Fotor

Así que si queréis una actividad diferente este fin de semana y, como buenos foodies, queréis probar una gran variedad de tapas, no dudéis en acercaros a la Rambla de Santa Mónica hoy sábado 11 de junio hasta las 00h y mañana domingo 12 de junio de 12 a 22h.

Teresa