El Ninot Cuina. Cocina de mercado actualizada en Barcelona.

No falla. Si no sabemos dónde ir a cenar, siempre hay un restaurante del grupo En Compañía de Lobos que nos va a sacar del apuro y que nos va a encantar. Y por supuesto con El Ninot Cuina no ha sido menos. Desde aquí, me declaro fan.

ninotcuina-entrada

¿Dónde está?

Encontramos El Ninot Cuina en la calle Casanova 133, en la parada nº1 del Mercat del Ninot, muy cerca del metro Hospital Clínic.

¿Cómo es la decoración?

Mágica y especial. Toda en madera clara, genera una atmósfera super acogedora y romántica que hace que el restaurante sea ideal para una cena romántica. Caben destacar los abetos colgados del techo con luces pequeñas que dan sensación de cielo estrellado.

elninotcuina-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Todo el personal que nos atendió fue muy amable y estuvo muy atento con nosotros en todo momento.

¿Qué comimos?

Toda la carta se basa en productos mediterráneos y en cocina de mercado actualizada con giros muy originales; así que después del shock inicial de verla y pensar que nos gustaba todo, nos decidimos por empezar compartiendo unas tapas y luego pedir cada uno un plato.

Comenzamos con unas patatas bravas Ninot y unas croquetas de los dos tipos que tienen para probar como eran. Las bravas estaban bastante buenas aunque no era muy distintas a otras que se pueden comer en otros lugares, sin embargo las croquetas sí que estaban espectaculares. Había las de calamares en su tinta que tenían un sabor a mar muy intenso, y las de jamón con un toque de menta que estaban brutales y aunque lo del toque de menta puede asustar, os aseguro que es muy sutil y le da un punto especial y diferente.

elninotcuina-bravas-croquetas

Como plato principal, David pidió el costillar de cerdo con salsa de tomate rojo, jalapeño, pico de gallo y aguacate con tortitas. La carne estaba espectacular y con un sabor delicioso e intenso gracias al romero.

ninotcuina-costillar

Yo me decanté por una opción muy poco típica para mí, el calamar a la plancha con verduritas y aceite de tinta. Lo pedí porque me apetecía una opción más ligera y la verdad es que acerté completamente ya que el conjunto del plato es delicioso y con un sabor espectacular.

ninotcuina-calamares

Para terminar, decidimos pedir un sorbete riquísimo y super refrescante ideal para terminar la cena.

ninotcuina-sorbete

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 76,3€, aunque es verdad que la comida en sí nos costó 58,8€ el resto fue por las bebidas.

Es un precio medio, como siempre se puede hacer de más y de menos según la bebida que se pida y según si se pide postre o no. Sin embargo, la relación calidad-precio es muy buena.

Valoración global

Nos hemos enamorado de El Ninot Cuina. Nos ha encantado la comida tan típica mediterránea pero con algunos toques que la hacen diferentes, nos ha fascinado el ambiente que se respira y la decoración tan bonita que hace que el restaurante sea una opción fantástica para una cena romántica.

Además, como soy una chica que vive en una barrio en el que el mercado tiene tanta importancia, el hecho de que el restaurante esté dentro de uno y podamos ver la estructura interna del mercado, lo hace más especial.

Tenéis que ir a probarlo y a disfrutarlo tranquilamente y con una persona que os saque esa sonrisa tan bonita que da el amor.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Isabella’s. Cocina italiana romántica en Barcelona.

Uno tiene que tener controlados varios restaurantes románticos, porque nunca se sabe cuando se puede necesitar uno. Así que, investigando por las redes sociales (¡cómo no!), descubrimos Isabella’s y decidimos ir a probarlo en una ocasión especial.

20161008_223711_fotor

¿Dónde está?

Encontramos Isabella’s en la calle Ganduxer 50, en la zona alta de Barcelona.

¿Cómo es la decoración?

Todo el local está decorado de manera bastante barroca y un poco bajo la filosofía del más es más.

Lo mejor es que, lejos de resultar demasiado cargante, no molesta en absoluto. La única pega es que todo el local es bastante oscuro y con puntos de luz muy concretos que, aunque logran su cometido de crear un ambiente íntimo y romántico, también hacen que el local se vea más pequeño y, a mí personalmente, me gustan los espacios más iluminados.

Además, no pude hacer fotos de la decoración porque, al ser tan oscuro el local, las fotografías no quedaban nada bien.

¿Cómo nos trataron?

Bastante bien. Fueron amables y nos atendieron y sirvieron muy rápido.

¿Qué comimos?

Para empezar, David pidió unas Vieiras gallegas sobre una base de tomate que, según él, estaban muy ricas. He de decir que a mí no me hacen mucha gracia, en general, pero sí que las probé un poco y me parecieron bastante buenas.

Yo, en cambio, me decanté por una opción más sana y ligera, y pedí unas Verduras salteadas que estaban en su punto y muy sabrosas.

20161008_215207_fotor

20161008_215949_fotor

De segundo, David pidió el Spicy Tuna Tartar con aguacate que estaba buenísimo y muy picante, aunque seguramente él os diría que apenas picaba; y yo, siguiendo en la línea del primer plato, pedí la Pallarda de pollo a la plancha con rúcula que, aunque era un plato sencillo, estaba delicioso.

20161008_221007_fotor

20161008_221002_fotor

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó sobre unos 68€.

No es un precio barato pero teniendo en cuenta que comimos 2 platos cada uno y una copa de vino cada uno, me parece bastante razonable. Además me parece que la relación calidad-precio es excelente.

Valoración global

Nos gustó mucho Isabella’s.

Ofrece una cocina sencilla pero muy resultona y en un ambiente ideal para el romanticismo.

La carta es bastante variada y seguro que todo el mundo encontrará una opción que le guste.

Como muchos de los restaurantes de este estilo, quizás no es para repetir cada día, pero sí muy recomendable para una ocasión con tu pareja o con un/a amigo/a especial.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook