Trópico. Brunch lleno de color en Barcelona.

A menudo sucede que los horarios de las parejas son complicados y no coincidimos con la persona a la que queremos tanto como quisiéramos. Por eso, desde aquí quiero reivindicar las ocasiones llenas de amor, cariño y romanticismo a cualquier hora del día. ¿Dónde está escrito que las citas románticas son por la noche? La clave está en hacer que cualquier momento que pasemos con nuestra pareja sea un momento romántico y eso quiero transmitiros hoy. Que no importa el cuándo, sino el cómo.

Así que con esta premisa, hace unos días, nos fuimos tomamos un brunch/comida a Trópico, un lugar con un ambiente muy actual y alegre que te dibuja una sonrisa en la cara y que permite que el amor fluya fácilmente (soy consciente de lo cursi que me ha quedado esto, ya paro).

tropico-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Trópico en la calle Marquès de Barberà 24, en el Raval y a unos 5 minutos andando de La Rambla.

¿Cómo es la decoración?

El local es muy luminoso y con el blanco predominante lo potencian más aún. Los muebles del restaurante son vintage y en colores marrones y verdes que le dan cierto aire nostálgico precioso.

tropico-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Las chicas que nos atendieron fueron muy amables en todo momento y se preocuparon mucho de que todo estubiera a nuestro gusto.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unos nachos, porque son nuestra perdición (y porque se les había acabado el hummus, que era lo que queríamos). Estaban muy ricos y los devoramos en un momento. Además, nos los hicieron sin queso y con la crema agria a parte para que David pudiera comerlos tranquilamente.

tropico-nachos

Después, David pidió una Trópico Burguer, con plátano macho maduro, tomate y salsa huancaína, que estaba realmente buena. Yo pedí unos Huevos Benedict que estaban deliciosos no, lo siguiente. Además, iban acompañados por unas patatas aromatizadas con romero que eran para llorar de la emoción.

tropico-burguer

tropico-huevos-benedict

Y para beber, tomamos 2 de sus famosos y coloridos zumos: un Watermelon Coconut Agua Fresca para David, amante como nadie de la sandía y del coco, y yo un Garden of Delights con guanábana, mora, fresa, leche de almendras, sirope de agave, polen y flores de pensamiento. El de David, a él, lógicamente, le encantó (a mí no, pero porque la sandía y el coco son mis frutas menos preferidas) y el mío estaba delicioso, con mucho cuerpo y mucho sabor.

tropico-zumos

Y…¿cuánto costó todo?

Todo nos costó 41,5€, es decir, 20,75€ por persona. Me parece un precio bastante bueno para el tipo de producto que ofrecen y lo cierto es que la relación calidad-precio es excelente.

Valoración global

Había leído muchas cosas buenas sobre Trópico y os aseguro que todas ellas eran ciertas.

La comida es espectacular, muy cuidada en presentación y excelentemente elaborada; el local es maravilloso y el ambiente es fantástico, sobretodo por el buen rollo que se respira.

Así que si estáis buscando un lugar ideal para ir a pasar una velada romántica diferente, quizás para comer porque por la noche no podéis coincidir con vuestra pareja (aunque a Trópico también podéis ir a cenar), y queréis comer buenos productos y que os transmitan felicidad y buen rollo, sin duda, Trópico es vuestra opción.

Obviamente, me parece también una idea estupenda si queréis pasar un rato con amigos (el otro gran amor de la vida) ya que disponen de algunas mesas redondas ideales para charlar de todo y de nada mientras degustáis algunos de sus zumos y picáis algo.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

¡CERRADO! Carmelitas. Tapas clásicas con toque actual en Barcelona.

Si tu madre te recomienda un lugar, ve.

O haz caso a tu madre, así como norma general, que siempre viene bien y suelen tener razón.

Por eso, cuando la mía nos recomendó ir a Carmelitas porque sabía que nos iba a gustar, no lo dudé ni un segundo y a la semana siguiente de que nos lo dijera, ahí estábamos.

¿Dónde está?

Encontramos Carmelitas en c/del Carme 42 (08001 Barcelona) en pleno barrio del Raval.

20160709_140622_Fotor

¿Cómo es la decoración?

Luminosa.

Lo que más llama la atención de Carmelitas son los enormes ventanales que hacen del lugar un espacio extremadamente luminoso. A eso hay que añadirle las preciosas mesas de mármol y madera y las sillas con ese aire antiguo que le dan un aire encantador e incluso romántico.

20160709_125602_Fotor

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. El camarero que nos atendió fue muy atento en todo momento y nos sirvió a un ritmo adecuado.

¿Qué comimos?

Mi madre nos había ya recomendado algunos platos y nos había dicho que lo mejor era compartir, así que eso hicimos.

Tomamos unos buñuelos de bacalao con all i oli de membrillo, deliciosamente presentados y de sabor por el contraste inesperado del all i oli; un canelón vegetal de calabacín, ratatouille y hierbas de provenza muy delicado y suave de sabor; unas albóndigas mar y montaña espectaculares que nos transportaron a las que nos hacían de pequeños en casa; una tortilla de boquerones y ajos tiernos bastante buena (es que no soy muy fan de los boquerones y no la aprecio como es debido); y un confit de pato con patatas landaises que se le antojó a David y suerte que lo hizo porque estaba exquisito y en su punto.

20160709_131632_Fotor

20160709_131639_Fotor

20160709_132242_Fotor

20160709_132601_Fotor

20160709_134900_Fotor

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos salió por 43,9€, es decir, 21,95€ por persona.

La verdad es que la relación calidad-precio es excelente y aunque no es barato, al menos a nosotros, no nos supo mal gastarnos ese dinero ya que comimos extremadamente bien.

Valoración global

Nos encantó. Nos gustó muchísimo.

Me parece que es un lugar perfecto para comer tapas con la garantía de que serán de mucha calidad.

Además el ambiente es muy tranquilo, joven y actual, lo qual reflejan también en su carta basada en una oferta más clásica pero con un giro moderno.

Como curiosidad, que sepáis que si vais con niños los sábados a partir de las 14h tienen servicio de entretenimiento para los más pequeños.

Nosotros volveremos seguro y se lo recomendaremos a amigos y familiares ya que merece mucho la pena probarlo.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.