Bao Bao. Street food asiático en plena ciudad de Barcelona.

No es ninguna novedad que me encantan los restaurantes asiáticos ¿verdad?

Pues esta semana, en uno de estos sábados en los que tenemos poco tiempo para vernos, hemos descubierto uno que nos ha gustado bastante: Bao Bao.

bao-bao-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Bao Bao en la calle Riego 23, cerca de la parada de metro Plaça de Sants.

¿Cómo es la decoración?

El local está ambientado como si fuera la calle de una ciudad asiática (grafitis, mesas altas, elementos urbanos…) dándole un aire muy informal y curioso.

bao-bao-decoracion

¿Cómo nos atendieron?

La camarera que nos sirvió fue muy amable en todo momento y estuvo bastante pendiente de nosotros sin agobiarnos.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a comer un sábado a las 13h. Al ser tan pronto, no había nadie en el local. Poco a poco fueron llegando algunas personas pero cuando nos fuimos, sobre las 14h, aún se estaba muy tranquilo y había muchas mesas libres.

¿Qué comimos?

Obviamente queríamos probar los baos así que, para no pasarnos pedimos uno para cada uno.

David pidió el Bao Confucius, con cerdo, zanahoria escabechada, nabo daikon, cilantro, cacahuetes y pepino; y yo el Bao Ho Chi Minh, con ternera a la citronela, verduras escabechadas, cilantro, menta y mayonesa de ajo tostado. Estaban buenísimos, la textura del bao era perfecta y los rellenos eran deliciosos. Los sabores de los distintos ingredientes se integraban muy bien entre ellos y formaban un todo riquísimo.

bao-bao-baos

Y como plato principal, pedimos un bol de ramen cada uno.

David pidió el Mi Vit, con magret de pato, pak choy, shitake y hierbas aromáticas.

bao-bao-ramen-pato

Yo pedí el Mi Chai, vegetariano de verduras tostadas y setas con huevo, daikon y tofu frito.

bao-bao-ramen-vegetariano

Ambos estaban riquísimos y tenían un sabor muy intenso que, con este frío que está haciendo últimamente, nos vino muy bien para entrar en calor. Sin duda, muy buen plato para pedir en este restaurante y en esta época.

Y…¿cómo está de precio?

Lo que comimos más una copa de vino y un refresco nos costó 30,3€.

Valoración global

Nos ha gustado mucho. Nos ha parecido una muy buena opción para una comida si se está por la zona.

La carta no es muy amplia, pero sí podemos encontrar opciones para todos los gustos. Los baos están muy buenos y los ramen que ofrecen, a pesar de que únicamente tienen dos tipos, están también deliciosos.

El ambiente es muy divertido e informal y la música que ponen es muy buena, lo que hace de Bao Bao un restaurante ideal para ocasiones relajadas con amigos o en pareja.

Volveremos seguro porque ofrecen un tipo de comida bastante rápida y solemos movernos por esa zona cuando vamos justos de tiempo.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Madame Ramen. Comida asiática confortable en Barcelona.

Hace unos días nos entró un antojo de ramen que tuvimos que solucionar, y buscando las diferentes opciones que había en la ciudad dimos con Madame Ramen, un restaurante que ya me había llamado la atención anteriormente pero que, por la zona en la que está, no me hacía mucha gracia ir. No juzguéis un libro por la portada. Moraleja de la semana.

madame-ramen-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Madame Ramen en la calle Robador 22, cerca de la parada de metro Liceu.

Sinceramente, no es ni la mejor zona ni la mejor calle de Barcelona, por lo que al salir del local el ambiente no seria glamouroso precisamente.

¿Cómo es la decoración?

Original.

Todo el local está lleno de elementos muy diferentes y peculiares: sillas amontonadas con cubertería encima, paraguas colgando del techo… y todo ello con iluminación tenue que crea un ambiente muy acogedor.

madame-ramen-decoracion

¿Cómo nos trataron?

El chico que nos atendió fue súper amable. Nos explicó muy bien la carta y nos hizo recomendaciones muy acertadas.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a comer un festivo a las 14h. El local no estaba lleno al llegar pero poco a poco fue llegando más gente. A pesar de que durante la comida había bastante gente en el restaurante, el ambiente no era excesivamente ruidoso y se estaba bastante tranquilo.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unos entrantes, por un lado uno que estaba fuera de carta y que nos recomendó el camarero a base de pulpo preparado como si fueran chicharrones, y unos gyozas de cerdo al punto de jengibre. Ambos estaban muy bien, pero los gyozas estaban deliciosos, tenían un sabor a jengibre muy sutil pero que les daba ese punto diferente.

madame-ramen-chicharrones-pulpo

madame-ramen-gyozas-gengibre

Después, por supuesto, pedimos unos ramen para cada uno. David pidió los Thai con leche de coco que llevaban, además del caldo de carne; marisco, leche de coco y curry. El sabor era especial y solamente apto para aquellos paladares que les gusten los platos exóticos. Yo, por ejemplo, no podría ni por asomo comerme un bol entero; pero David lo disfrutó muchísimo.

madame-ramen-thai-coco

Yo pedí el Doble miso, con carne de cerdo, huevo encurtido, wakame, nabo encurtido y alga nori. Estaba riquísimo, con ese sabor tan característico de los ramen auténticos y que te deja con una sensación de hogar fantástica.

madame-ramen-doble-miso

También comimos de postre, un helado de té verde aunque se nos pasó hacer la foto.

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos nos costó 41,6€.

Valoración global

Madame Ramen nos ha enamorado.

Los platos son excelentes, muy bien preparados y con unas combinaciones de sabores muy originales.

Cierto es que, como he dicho antes, no está en la mejor zona de Barcelona; pero si yo he ido (y soy la persona más precavida y prudente que conozco) podéis ir, además cerca encontramos la Filmoteca de Catalunya, La Monroe, el hotel Barceló Raval, el nuevo Casa Leopoldo, es decir, que no es que esté Madame Ramen ahí abandonado. Eso sí, mi recomendación particular es que vayáis a comer y no a cenar.

Ideal para ir en pareja o en grupo pequeño de amigos íntimos para compartir confidencias y sensación hogareña.

Un gran descubrimiento al que volveremos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook