¿Repetimos? The Juice House

Hoy empezamos una nueva sección en el blog: ¿Repetimos?

En ella, volveré a ir a restaurantes que ya he visitado anteriormente pero, esta vez, en una ocasión distinta.

Porque ya sabemos que puede haber sitios a los que hayamos ido a tomar algo y no nos hayan convencido mucho pero luego hemos ido a cenar y nos hemos enamorado. O al revés.

Así que precisamente esa es la norma para estos posts: la reseña sobre la repetición tiene que ser en una comida distinta a la del post inicial.

Hoy, repetimos en…

The Juice House

¿A qué hemos ido?

Si la anterior vez (podéis leer el post aquí) fuimos a tomar algo después de trabajar, esta vez fuimos a cenar un viernes por la noche.

¿Qué comimos?

Empezamos pidiendo unas patatas bravas ya que, aunque las habíamos probado en anteriores ocasiones, las han cambiado y ahoras las hacen horneadas con romero, salsa brava con pimientos del piquillo y allioli vegano casero. ¡Qué mejora! Estaban deliciosas, nada pesadas y con un toque cítrico que les da un sabor muy especial y las hace diferentes y de fácil digestión.


Después, David pidió la Quinoa Negra, un plato de quinoa con tinta de calamar, con calamarcitos, salsa de pimientos del piquillo y allioli de alga wakame. Para él, que no es muy amante de la quinoa, fue una combinación ideal porque le encanta la comida con tinta. Un plato muy sabroso y con una combinación perfecta de ingredientes.

Yo pedí los Zoodles, un plato de calabacín espiralizado con tomates cherry al horno y con pesto de tomate deshidratado, albahaca y aceitunas negras y con perlas de mozzarella. Un plato muy refrescante y con unos sabores deliciosos y, aunque aparentemente pueda parecer ligero, lo cierto es que es bastante contundente y no pude terminarlo.

¿Cuánto nos costó?

Lo que comimos más 2 Aperol Spritz nos costó 33,6€.

¿Ha valido la pena repetir?

Sí, sin duda.

Lo cierto es que The Juice House me parece un restaurante ideal para comer y cenar (o tomar el brunch, que también tienen mucha variedad de platos para esa comida), tanto por calidad y cantidad de los platos como por el precio de los mismos.

Además, la carta es bastante extensa y muchos de los platos admiten variaciones en función de los gustos de cada uno, por lo que todo el mundo puede encontrar su opción ideal.

Muy recomendado tanto para una cena íntima porque la luz ténue y la decoración rústica acompañan, como para comidas con amigos, ya que hay muchos platos que se prestan a compartir.

Teresa

Green & Berry. Meriendas saludables en Barcelona.

Después de todos los excesos navideños, que aunque son totalmente necesarios nos dejan con las rutinas hechas polvo, tenemos que volver a la vida sana que teníamos antes, o al menos intentarlo.

Comer o cenar de manera más o menos sana y controlando es relativamente fácil, el problema aparece a la hora de merendar ya que nos empieza a entrar el hambre y, al menos yo, me veo tentada tanto por dulce como salado. Por eso estoy en la constante búsqueda de sitios ideales para ir por la tarde y en los que comer alimentos sanos y que no quiten demasiado el hambre para la hora de la cena.

Como ya habíamos pedido comida a domicilio de Green & Berry para cenar (podéis leerlo aquí) y nos había gustado mucho, decidimos ir a conocerles en persona.

greenandberry-entrada

Están en la calle Enric Granados 153, en los bajos de un edificio precioso.

Todo el local es muy acogedor, nada más entrar ya se respira buen ambiente, buen rollo y mucha tranquilidad.

Entramos al salón que tienen al fondo del todo, en el que hay una gran mesa para compartir y algunas mesitas individuales.

greenandberry-decoracion

Tienen una carta muy extensa, sobretodo la de zumos y smoothies, en la que seguro que todo el mundo encontrará la opción perfecta. Nosotros nos decidimos por un Kryptonyte muy verde y muy rico; y por un Coco-Nana, super cremoso y sabroso.

greenandberry-kryptonite-juice

greenandberry-coco-nana-smoothie

Como he dicho anteriormente, queríamos comer algo y nos vimos muy tentados pro el Río Açai Bowl que lleva açai orgánico, plátano, zumo de manzana, crumble de frutos secos y fruta de temporada y está riquísmo. Nosotros es que vivimos obsesionados con estos bowls, nos dan la vida.

greenandberry-acai-bowl

Pasamos una tarde muy agradable, charlando, ojeando los libros de cocina vegetariana que tienen disponibles para los clientes y sintiendo que estábamos portándonos bien con la comida. Todo un gustazo.

¿Repetiremos? Por supuesto.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Chaitea Hausfood. Comida sana en pleno centro de Barcelona.

Antes que nada… ¡Feliz 2017!

Empezar enero implica volver a los objetivos de vida sana que teníamos anteriormente o establecerlos nuevamente. Desde El Rinconcito de Teresa queremos demostrar continuamente que comer fuera no significa comer menos sano, así que hoy os traigo uno de esos restaurantes que más me gustan y además en el centro: Chaitea Hausfood.

chaitea-hausfood-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Chaitea en la calle Enric Granados 13, muy cerca de plaza Universitat.

¿Cómo es la decoración?

El local está decorado con mi estilo favorito, con un toque nórdico, muy sencillo y nada recargado, pero con unas pinceladas de madera y unas estanterías cuidadosamente decoradas que hacen que el restaurante adquiera un aire más acogedor y hogareño.

chaitea-hausefood-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Los chicos que nos atendieron fueron bastante amables y nos trataron muy bien.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un Hummus de berenjena con queso feta porque nos encanta, además éste en particular se notaba que era muy natural y estaba riquísimo.

chaitea-hausfood-hummus-berenjena

Como plato principal, David tomó el Conejo al limón con verduritas baby y alioli de ajo negro, que según él estaba delicioso y super bien cocinado; y yo pedí la Lasaña de Berenjena que estaba muy buena pero ¡ojo! si la pedís, tened en cuenta que es muy contundente y que vais a necesitar a alguien que os ayude a terminarla.

chaitea-hausfood-conejo-limon

chaitea-hausfood-lasana-berenjena

Para terminar, y porque aún teníamos un huequito, pedimos un Açaí Bowl riquísimo porque somos muy fans y nos encanta la sensación fresquita y dulce que nos deja.

chaitea-hausfood-acai-bowl

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 43,5€, es decir, 21,75€ por persona. No es un restaurante económico, pero lo cierto es que la relación calidad-precio es bastante buena y uno sale del restaurante con sensación de haber comido una cantidad correcta.

Valoración global

Chaitea Hausfood nos ha gustado mucho.

Aunque la carta no es muy amplia, la oferta que tienen es de calidad y variada para que cualquier persona encuentre su opción más adecuada. Además son platos sin complicaciones pero muy efectivos que están deliciosos y son ideales para cualquier ocasión.

Todo un descubrimiento en la zona del centro que amplía la oferta de gastronomía sana. Repetiremos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Itacate. Afterwork sano y optimista en Sant Antoni.

Mi pasión por las cafeterías que ofrecen productos sanos y naturales es infinita. Por eso cuando una tarde, volviendo de hacer unos recados, descubrí que en mi barrio habían abierto una nueva, di saltos de alegría.

20161019_191634_fotor

Se trata de Itacate, un lugar pequeñito y precioso en calle Comte Borrell 107, en el barrio de Sant Antoni, que abrió sus puertas el pasado 14 de octubre.

Nada más entrar, me impactó la sensación de calidez que invade el local y, en gran parte, es por la decoración tan acogedora. Las paredes son una combinación de ladrillo visto y pared blanca, las mesas individuales son de madera y hay unas mesas para compartir hechas con palés que le dan un rollo muy especial y, como he dicho antes, muy cálido.

20161019_194637_fotor

Además, en varios puntos del local, encontramos mensajes optimistas para sacar una sonrisa a los clientes y que me parecen todo un acierto.

20161019_191828_fotor

Feed the positive vibes

20161019_195630_fotor

¿Quién no quiere entrar en un baño que te recibe así?

Pero, por supuesto, también prestamos atención al producto que ofrecen y, al menos el que probamos, es muy bueno y a muy buen precio.

Tomamos unos zumos de kiwi, pepino y manzana (si no me equivoco) que eran el especial que tenían esa semana. En su carta regular tienen diferentes pero según la semana tienen algunos especiales. Para picar algo y no llegar desmayados a la cena, sucumbimos a nuestro aperitivo favorito, el hummus.

20161019_192318_fotor

20161019_192455_fotor

Todo estaba muy bueno, los zumos nos los hicieron en ese mismo momento y el hummus estaba de vicio, con un sabor muy auténtico y perfecto combinado con las crudités de zanahoria.

Tengo que destacar que el precio me pareció increíble; sobretodo porque, en muchos otros lugares, el hummus cuesta unos 6€ y aquí cuesta 4€, que es un precio mucho más razonable.

Salimos encantados, nos trataron muy bien y, además; la camarera vio que David estaba mirando unos mueslis que tenían en una estantería y le explicó muy amablemente que se trataba de muesli vegano, que era el que servían allí, y nos dio una pequeña muestra para probarlo (me lo tomé una mañana para desayunar y estaba riquísimo).

Es un sitio muy recomendable para el que ya estamos buscando un día que tengamos libre para volver a probar muchas más cosas de la carta.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Woki Organic Market. Restaurante sano y con estilo en Barcelona.

Está llegando el frío y nos empieza a apetecer comer platos más calentitos y que nos reconforten, pero seguimos queriendo cuidarnos y llevar una vida sana; y además, salir a comer fuera a descubrir sitios nuevos.

Por eso Woki Organic Market es todo un descubrimiento, porque se puede hacer todo lo anterior perfectamente.

20160924_155014_fotor

¿Dónde está?

Encontramos 3 Wokis, uno en la Barceloneta, otro en Passatge Marimón y otro en Ronda Universitat 20. Personalmente, he ido a estos dos últimos y, aunque son el mismo concepto de restaurante, tienen cartas algo distintas.

En el post de hoy me centraré en el de Ronda Universitat, porque es al que más veces he ido.

¿Cómo es la decoración?

Como bien dice el nombre, el restaurante se incluye dentro de una especie de mercado en el que se venden todo tipo de productos de alimentación y hay pequeños puntos de venda de tartas y barras para comer; como si estuvieramos en un mercado en la calle en el que también hay puestos para tomar algo.

20160924_154920_fotor

Los diferentes espacios siguen una misma estética, aprovechando el precioso edificio en el que se ubica, con un rollo industrial con toques de madera clara y colorido.

20160924_151828_fotor

¿Cómo nos trataron?

El personal nos trató muy bien y estuvieron muy atentos.

¿Qué comimos?

Lo bueno de la carta es que hay opciones de todo tipo, sin embargo, sabíamos que lo típico era pedir uno de sus woks customizables, es decir, eliges la base que prefieras (distintos tipos de fideos, distintos tipos de arroz o verduras) y le añades los ingredientes que quieras y cualquiera de sus salsas. Esta opción nos pareció ideal ya que así, seguro que acertábamos al 100% con lo que comíamos.

David eligió para su wok una base de fideos de arroz y le añadió pollo, ternera, setas y salsa Spicy (la más picante de todas), y le encantó.

20160924_145317_fotor

Yo preferí una opción más suave y elegí la base de verduras mixtas y le añadí gambas, tofu y setas con salsa teriyaki; y la verdad es que estaba riquísimo y nada pesado.

20160924_145307_fotor

Y…¿cuánto nos costó todo?

Todo nos salió por 36€, es decir, 18€ por persona. Teniendo en cuenta que tomamos un plato cada uno, una copa de vino, una clara y dos cafés, me parece bastante buen precio para la calidad que tiene la comida.

Además, teniendo en cuenta que las raciones son abundantes y que los woks llenan bastante, la relación calidad-precio me parece excelente.

Valoración global

Es un acierto seguro. A cualquier persona que lleves a Woki Organic Market, le gustará porque encontrará una opción en la carta que le guste.

Nosotros ya hemos repetido varias veces y lo seguiremos haciendo porque nos encanta lo que ofrecen y, además, siempre picamos con alguno de los productos que venden en tienda.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Zumito. Desayunos sanos cerca del mar de Barcelona.

Llevaba mucho tiempo queriendo ir a Zumito a probar sus zumos porque los veía por redes sociales y se me hacía la boca agua. Y la verdad es, que por una cosa u otra, nunca íbamos.

Pero, todo llega en esta vida, y las vacaciones son siempre la ocasión perfecta para probar sitios nuevas en franjas horarias de las que normalmente no puedes disfrutar. De modo que madrugamos y nos fuimos a desayunar a Zumito y a disfrutar de la brisa marina.

20160913_105312_fotor

La gracia es sentarse en la terraza y disfrutar de las vistas que, a pesar de no estar en primera línea de playa, puedes ver el mar y la gente que pasea.

Comimos unos açaí bowls deliciosos. David pidió el Açaí Brasilero, con guaraná, plátano, granola casera, semillas de chia, coco rallado y fruta de temporada.

20160913_103046_fotor

Yo tomé Açaí Energy Bowl, con platano, crema de cacahuetes, leche de almendras, granola casera, semillas de cacao y fruta de temporada. Estaba espectacular y es ideal para iniciar el día con energía. Aguanté perfectamente hasta la hora de comer.

20160913_103041_fotor

Y como no, lo acompañamos de dos bebidas espectaculares también. David pidió un zumo Red Refresh con sandía, fresa, lima y menta. Yo pedí un smoothie Greendream con kale, espinacas, manzana, zumo de naranja y lima. Ambos muy completos, super refrescantes y el complemento ideal para este desayuno.
20160913_101957_fotor

Disfrutamos muchísimos con la comida y la bebida, con el ambiente en general del local y el trato del personal aunque es cierto que no es la opción más económica, todo nos costó 29,2€, para desayunar cada día; nosotros vivimos bajo la filosofía de que un capricho de vez en cuando es muy sano.

Nos encantó la experiencia general con la música acompañando perfectamente, el sol dándonos pero sin molestar y viendo el mar sin más preocupación que buscar la sombra en el paseo que dimos después.

Teníamos muchas expectativas y no nos defraudó en absoluto.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Cup & Cake. Relax e inspiración en Barcelona.

Con toda la vorágine que nos invade en nuestro día a día, soy de la opinión que necesitamos unos minutos cada día para parar, regalarnos algo que nos apetezca y llenarnos de inspiración de nuevo.

Hay sitios que son propicios para ello, y los distintos locales de Cup & Cake me parecen ideales para tal propósito. Los descubrí hará más de 2 años; y ya en mi anterior aventura bloguera hice un post sobre Brunch & Cake (c/Enric Granados, 19),  porque en aquél momento las tartas y los cafés que hacían me tenían obsesionada.

Ahora, las deliciosas tartas que elaboran ya no las tomo tan a menudo (blogger gastronómica sí, pero a dieta también…), pero lo cierto es que he descubierto distintas opciones más saludables y que me parecen geniales para distintos momentos del día, bien para tomar brunch o bien para un afterwork.

Como ya he mencionado anteriormente, creo que uno de los puntos fuertes que tienen es que buscan crear un ambiente tranquilo, relajado e inspirador. De hecho, el siguiente cartel, presente en sus locales, define muy bien su filosofía.

20160814_191651_Fotor

“En las abuelas, confiamos”. Es totalmente cierto. Ellos basan su filosofía en tratar de reproducir aquello que tanto caracteriza a las abuelas, es decir, hacerlo todo con cariño y con el amor más profundo que existe. Lo cierto es que, aunque no se puede comparar como se hacen las cosas en un restaurante a cómo las hace tu abuela; la verdad es que se nota que en sus productos ponen esmero, cariño y cuidan los detalles; y eso es de agradecer. Si les queréis conocer un poco más a fondo, os aconsejo que echéis un vistazo a su página web (link aquí).

En sus locales se respira un ambiente tranquilo y relajado que nos encanta.

20160814_182555_Fotor

Uno de los locales que hemos visitado es el Travel & Cake (c/Rosselló 189), un espacio grande, muy luminoso, exquisitamente decorado e inmensamente inspirador, al menos para mí.

20160814_191639_Fotor

Allí, tomamos para merendar unos zumos que estaban deliciosos y David aprovechó para comer algo y pidió el Súper Sandwich de Pollo con guacamole y nachos que estaba buenísimo y, como podéis ver, deliciosamente presentado. Enamora…

20160814_183543_Fotor

También hemos visitado Brunch & Cake by the sea (Passeig Joan de Borbó, 5) aunque fuimos por la tarde ya que en otras ocasiones que habíamos tratado de ir, al ser al mediodía, nos lo habíamos encontrado siempre llenísimo.

20160829_193517_Fotor

Allí la gracia reside en tomar algo en la terraza y ver a los turistas ir de aquí para allá. Nosotros repetimos con los deliciosos zumos naturales y, esta vez, nos decidimos a probar los huevos revueltos con jamón ibérico en pan de bagel. Toda una delicia e ideal para compartir.

Si necesitáis en algún momento, un lugar al que ir y parar un rato de todas la obligaciones diarias, cualquiera de los establecimientos de Cup&Cake es perfecto para ello. Muy recomendable.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Hammock. Un oasis de tranquilidad y buen rollo en Barcelona.

Cuando nos quedamos sin ideas de sitios a los que ir, Instagram es nuestro mejor aliado, por lo que a él recurrimos cuando, aprovechando las vacaciones (y la fiebre que nos ha entrado con Pokémon Go), quisimos dar un paseo matutino y comer algo a modo de desayuno tardío/brunch.

Y así es como descubrimos Hammock Juice Station, un sitio encantador, especial y diferente en la calle Mallorca 308 (08037 Barcelona), en pleno Eixample, rodeado de edificios preciosos.

20160720_121847_Fotor

Sin duda, además de la oferta gastronómica, la decoración es una de las cosas más especiales de Hammock. La entrada está llena de hamacas colgadas del techo, sorprendentemente cómodas, y muy coloridas que juntamente con otros elementos de madera, le dan al local un aire muy divertido y hacen de él un lugar en el que relajarse y preocuparse únicamente por ser feliz.

IMG-20160720-WA0004_Fotor

Teníamos claro que queríamos probar los zumos (Juice Station…no íbamos a beber un vaso de agua…).  David pidió un cold-pressed juice Wanderlust (¡me enamora el nombre!) con zanahoria, naranja, piña, manzana y limón; y yo me decanté por un I Feel Green con kale, espinaca, pepino, manzana, jengibre y limón. Estaban buenísimos, era muy refrescantes y, además, vienen en un formato ideal para llevar lo cual es una ventaja en ciertas ocasiones.

20160720_115518_Fotor

Para comer, lo cierto es que yo llevaba infinidad de días antojada de una tostada con aguacate así que, la decisión para mí fue muy fácil y David se inspiró (copió) en mi elección y pedimos la Avocado Toast. Estaba muy muy rica y lo cierto es que nos dio mucha energía para seguir con nuestro paseo bajo el sol de justicia que hacía.

20160720_120624_Fotor

Creo que todo nos costó, más o menos, 21€ o algo así (siempre guardo los tickets, pero este no lo encuentro por ninguna parte). Lo que sí se a ciencia cierta, es que cada uno de los zumos nos costó 4,95€. Me parece buen precio en general, sobretodo en relación a la gran calidad de los productos y al buen ambiente en el que te los tomas.

Hammock Juice Station nos ha encantado. La verdad es que un sitio acogedor, en el que se respira muy buen rollo y es ideal para ir a desayunar o simplemente tomar un tentempié energético para continuar con el día.

Todo un descubrimiento por el que, sin duda, nos volveremos a dejar caer. En las hamacas, claro está.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Bloom. Comida sana y céntrica en Barcelona.

Hoy traigo otro de esos sitios que descubrimos un día por casualidad, andando por una zona por la que solíamos pasar y que, de repente casi de la nada, apareció.

Ya habíamos ido a Bloom un par de veces anteriormente y esta vez nos pareció la opción ideal para ir a cenar antes de una noche de cine.

¿Dónde está?

Encontramos Bloom en c/ Aribau 31 (08011 Barcelona), muy céntrico, cerca de Plaça Universitat y en pleno bullicio de la zona de ocio del Eixample.

¿Cómo es la decoración?

Simple, sencilla y minimalista. Con predominio del blanco, el gris y la madera, sin ninguna duda, el protagonismo se lo lleva el gran ventanal que da a la calle y que permite entrar una luminosidad increíble.
20160708_210201_Fotor

¿Cómo nos trataron?

Las chicas que nos atendieron fueron muy amables con nosotros, se preocuparon por que todo estuviera bien y nos hicieron sentir muy a gusto.

¿Qué comimos?

Empezamos, como ya es costumbre en nosotros, compartiendo un Hummus delicioso con un pan cortado extremadamente fino que permitía saborear la cantidad justa de pan y de hummus, sin que predominara una cosa por encima de la otra.

20160708_211037_Fotor

Como plato principal, David se decantó por un sandwich de Salmón y Aguacate que tenía una pinta estupenda y que él dice que estaba muy rico (ya sabéis que yo el salmón, como que no); y yo me decidí por la Ensalada de Pollo y Manzana que estaba muy buena, era muy refrescante y tenía unos buenos trozos de pollo, no había que ir buscándolos o imaginarlos. He de añadir, que en la carta ponía que la ensalada llevaba también espárragos y lo cierto es que yo no los vi por ninguna parte, ahora a mí me da igual porque no me gustan (mi plan era que se los comiera David y el pobre se quedó sin ellos), pero que lo sepáis.

20160708_212019_Fotor

20160708_212027_Fotor

No tomamos postre, porque aunque nos atendieron estupendamente, teníamos un poco de prisa para llegar al cine y no nos daba tiempo viendo el ritmo más pausado del restaurante, ideal para otro momento, pero no para ese día en particular.

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos salió por 33,3€, es decir, 16,65€ por persona.

Considero que está muy bien de precio. Quizás no sería baratísimo pero la cantidad que sirven en los platos y la calidad excelente de los mismos hacen que sea un precio más que razonables.

Valoración global

Salimos encantados, con la maravillosa sensación de haber comido bien y sano y sin ninguna sensación de hambre.

Será un sitio en el que repitamos, pues ya lo hemos hecho otras veces, porque nos encanta la comida, la ubicación y el espacio en general.

Muy recomendable especialmente la terraza para estas tardes-noche de verano que se acercan.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

The Juice House. Afterwork sano y natural en Sant Antoni.

Ya os he hablado alguna vez de las bondades de mi barrio en cuanto a oferta de bares y restaurantes se refiere. Por eso, es extremadamente fácil encontrar gran variedad de opciones a la hora de tomar algo en cualquier momento del día.

Una de estas múltiples opciones es The Juice House (c/ Parlament 12, 08015 Barcelona), un sitio encantador de comida sana ideal para ese extra de hidratación y vitaminas que el cuerpo necesita con estas altas temperaturas.

20160707_204101_Fotor

Decidimos tomar unos zumos cold pressed bien fresquitos que nos sentaron de maravilla y llenar un poquito el estómago con unos patés vegetales con crudités.

20160707_204741_Fotor

20160707_205440_Fotor

Quedamos encantados con todo, los zumos estaban espectaculares y los patés vegetales se notaba mucho que eran caseros y estaban deliciosos, constituyendo un snack ideal y sano para no llegar desmayado/a a la hora de la cena.

Nos pareció un sitio ideal, la decoración está muy cuidada, toda de madera, muy nórdica (mi favorita, saqué un montón de ideas para el futuro), el personal muy correcto y el producto, que al fin y al cabo es lo que más nos importa, delicioso.

Una maravillosa opción, por lo que pudimos ver en la carta, para múltiples ocasiones; por lo que, permaneced atentos que próximamente iremos a probar más cosas de la carta porque nos cautivó.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.