Flax & Kale Passage. Cocina sana y romántica en Barcelona.

Cuando hay fútbol y resulta que, justamente ese partido, tu prometido no solo no quiere verlo sino que además, quiere aislarse del mundo para no enterarse de lo que sucede; aparece la ocasión perfecta para llevarle a algún restaurante romántico y pasar una velada deliciosa. Y en ese contexto, buscando sitios a los que ir, me crucé con Flax & Kale Passage y decidí que era el elegido para ese sábado.

flax-kale-passage-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Flax & Kale Passage en la calle Sant Pere més alt 31, cerca del metro Urquinaona.

¿Cómo es la decoración?

És una mezcla perfecta entre elementos rústicos con las paredes de ladrillo visto e industrial con unas grandes bigas y tubos metálicos en el techo. Todo iluminado con una luz cálida y muy ténue que le da un toque súper romántico.

flax-kale-passage-decoracion

¿Cómo nos atendieron?

Fenomenal. Todos los camareros que nos atendieron fueron muy amables y muy atentos.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a cenar un sábado a las 21:30h aproximadamente. Habíamos reservado con bastante anterioridad (el jueves, concretamente) porque ya conocemos como se llenan los restaurantes del grupo. Cuando llegamos estaba lleno pero aún había alguna mesa libre, eso sí, todas con el cartelito de reservado; a medida que fue avanzando la noche, el restaurante se fue llenando por completo pero sin resultar demasiado ruidoso. Bastante íntimo. O igual es que nosotros nos aislamos da igual donde estemos.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unos BBQ Pulled Pork baos con jackfruit, cacahuetes y mayonesa chili jam. Estaban riquísimos y con un punto picante delicioso. Lo más sorprendente es que en vez de carne de cerdo, lo que llevan es jackfruit, una fruta que desconocía y que resulta que hace todo el efecto de que te estés comiendo realmente pulled pork. Todo un descubrimiento.

flax-kale-passage-baos-jackfruit

También compartimos unos Superfood Plant-based dumplings con jackfruit, setas y trufa y “carne de olla” plant-based. Riquísimos y preciosos. Bastante parecidos entre sí pero cada uno con su toque peculiar de sabor. Ideales para compartir.

flax-kale-passage-dumplings

Después cada uno pidió una pizza, porque los sábados, de toda la vida, se come pizza.

David pidió una Barcelona con berenjena y pimiento rojo escalibados, salsa romesco, tomate y escabeche de atún plant-based. Deliciosa y muy de la tierra. La masa era súper fina y el sabor era espectacular, también es que a nosotros nos enamora el romesco.

flax-kale-passage-pizza-barcelona

Yo me pedí una Plant-based quattro (una cuatro quesos a su estilo, para que nos entendamos) con tomate san marzano, cheddar, queso azul, mozzarella y parmigiano teresiano. Estaba deliciosa. No he sido yo muy fan nunca de las pizzas quatro quesos, pero no sé que me pasa últimamente que las encuentro riquísimas. Además ésta tenía el típico sabor contundente de este tipo de pizzas pero no empalagaba en absoluto. Para los ratones como yo, muy recomendable.

flax-kale-passage-pizza-queso

Para terminar, y a pesar de que estábamos ya a punto de explotar, decidimos pedir un postre para compartir. Pedimos unos mini mochis de chocolate con fruta de la pasión. Estaban muy ricos, con un sabor a cacao muy intenso y la fruta le daba ese contrapunto más refrescante y ligero.

flax-kale-mochi-passion-fruit

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos (una botella de vino) nos costó 69,95€.

Valoración global

Nos enamoró.

Fuimos a pasar una noche romántica y lo cierto es que Flax & Kale Passage cumplió nuestras expectativas de sobras.

La comida estaba espectacular, el ambiente muy guay y bastante íntimo y la atención recibida fue excelente.

Ideal para citas romanticonas y también para ir con un grupo de amigos íntimos, de estos que os conocéis mucho, ya que las mesas redondas que tienen y los platos específicos para compartir son ideales para esas ocasiones. Además la ubicación es ideal para, al salir, perderos por las callejuelas del centro.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Amaltea. Menú vegetariano, variado y asequible en Barcelona.

A veces, y últimamente me pasa mucho, prefiero que sean los demás quienes elijan los restaurantes a los que ir, que hacerlo yo. Y la verdad es que creo que debería hacerlo más porque me descubren muchos lugares nuevos que yo, probablemente, no elegiría.

Uno de estos fue Amaltea, un restaurante vegetariano por delante del cual había pasado infinidad de veces pero que nunca me había llamado la atención. Afortunadamente, a David sí y fuimos a probarlo.

amaltea-vegetariano-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Amaltea en la calle Diputació 164, muy cerca de la parada de metro Urgell.

¿Cómo es la decoración?

Todo el local está decorado en tonos pastel y tierra y con algunos elementos hindúes (eso creo yo, perdonad mi ignorancia si no es así) creando una atmósfera muy tranquila y muy espiritual.

amaltea-vegetariano-decoracion-interior

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. La chica que nos atendió estuvo por nosotros todo el tiempo sin resultar agobiante.

¿Qué comimos?

Lo bueno de Amaltea es que disponen de un menú, cosa que a menudo agradezco porque me ahorra el tener que elegir entre una carta inmensa. Como fuimos un viernes noche, probamos el menú fin de semana consistente en 8 opciones de primer plato, 9 opciones de segundo plato, bebida, pan y postre o infusión.

De primero, David eligió el Hummus con crudité y pan de pita. El hummus en sí estaba muy bueno; ahora bien, llamar a cuatro hojas de ensalada crudité me parece muy osado. Aún así, lo importante del plato estaba muy correcto.

amaltea-vegetariano-hummus-pita

Yo, en cambio, elegí la sopa de miso y quinoa, porque estaba muerta de frío y necesitaba algo para entonarme. La verdad es que cuando me trajeron el plato me asusté un poco porque el aspecto, como podéis ver, no es el más apetecible del mundo; sin embargo, la sopa estaba deliciosa, tenía un sabor peculiar pero muy agradable y es un plato que llena bastante.

amaltea-vegetariano-sopa-quinoa-miso

De segundo, David pidió el Arroz biriani con alcachofas, verduritas y tropezones. Según él, porque yo todo lo que tenga alcachofas mejor bien lejos, estaba delicioso y la combinación con todas las verduritas era ideal.

amaltea-vegetariano-arroz-alcachofas

Yo me pedí la lasaña de calabaza, champiñones, boloñesa y parmesano al horno. Estaba muy buena, el sabor era riquísimo pero la verdad es que, para mi gusto, tenía demasiado aceite y eso hacía que fuera muy pesada y que no me la pudiera terminar.

amaltea-vegetariano-lasaña-vegetal

No tomamos postre porque ya estábamos bastante llenos, pero tomamos unas infusiones digestivas deliciosas.

Y…¿cómo está de precio?

Francamente bien. El precio del menú por persona es de 15,8€, un precio bastante aceptable para una cena.

Valoración global

Nos ha gustado mucho el ambiente del restaurante. Quizás no elegimos los mejores platos, pero sin duda la cocina es de bastante calidad.

Ideal para comidas y cenas informales en las que se quieren probar cosas nuevas.

Nosotros seguro que volveremos porque la variedad del menú es bastante buena y nos quedaron muchos platos que deseamos probar.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Quinoa. Comida vegetariana deliciosa en Barcelona.

He desarrollado un radar para descubrir restaurantes nuevos. Y viviendo en una ciudad como Barcelona eso significa andar con el radar activado cada vez que salgo a la calle.

Uno de estos nuevos restaurantes que acaban de abrir es Quinoa, un vegetariano que ofrece una carta muy extensa y con opciones para todos los gustos.

quinoa-arago-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Quino en la calle Aragó 209, bastante cerca de plaza Universitat y plaza Letamendi, y también tienen otro local más pequeño en Travessera de Gràcia 203.

¿Cómo es la decoración?

Sencilla, con la madera como elemento predominante y con algunos objetos vintage que le dan un toque muy especial.

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. El personal fue muy amable con nosotros, nos aclaró todas las dudas que teníamos y nos explicaron todo muy detalladamente.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un hummus con tostadas de pan y crudités de verduras y la polenta crujiente con setas, kale y alioli. Ambos platos estaban buenísimos y como nunca habíamos probado la polenta nos sorprendió mucho y nos encantó el sabor y lo bien que combinaba con los ingredientes.

quinoa-arago-hummus-crudites

quinoa-arago-polenta-setas-kale

Después David pidió el chilli de alubias rojas con tacos, guacamole y pico de gallo. Estaba delicioso y los disfrutó muchísimo.

quinoa-chilli-alubias-rojas-tacos

Yo me decidí por el wrap con tofu al horno, kimchi, aguacate, tomate y verduritas crujientes. Me encantó. Considero que el tofu estaba deliciosamente preparado y la combinación de todos los ingredientes era perfecta.

quinoa-arago-wrap-tofu

Aunque habíamos comido ya bastante, no pudimos resistirnos a tomar unos postres así que compartimos la trufa de chocolate y garam masala (una mezcla de especias), y el crumble de manzana y fresas. Ambos estaban muy buenos aunque contra todo pronóstico me gustó más la trufa, por una razón muy sencilla: el crumble llevaba anacardos y no me apasionan en absoluto; pero David lo disfrutó muchísimo.

quinoa-arago-trufa-chocolate-garam-masala

quinoa-arago-crumble-manzana

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 42,2€. Teniendo en cuenta que comimos bastante creo que es un precio excelente. Además, la relación calidad-precio es muy buena y las raciones de los platos son muy adecuadas.

Valoración global

Nos encanta encontrar nuevos restaurantes de comida vegetariana y este es, sin duda, una opción excelente para repetir varias veces. Además, para nosotros, está en una zona por la que pasamos muy a menudo así que caerá alguna vez más.

Ideal para aquellas personas que busquen un restaurante informal y quieran probar cosas nuevas y sabrosas. Todo un descubrimiento.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook