Bao Bao. Street food asiático en plena ciudad de Barcelona.

No es ninguna novedad que me encantan los restaurantes asiáticos ¿verdad?

Pues esta semana, en uno de estos sábados en los que tenemos poco tiempo para vernos, hemos descubierto uno que nos ha gustado bastante: Bao Bao.

bao-bao-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Bao Bao en la calle Riego 23, cerca de la parada de metro Plaça de Sants.

¿Cómo es la decoración?

El local está ambientado como si fuera la calle de una ciudad asiática (grafitis, mesas altas, elementos urbanos…) dándole un aire muy informal y curioso.

bao-bao-decoracion

¿Cómo nos atendieron?

La camarera que nos sirvió fue muy amable en todo momento y estuvo bastante pendiente de nosotros sin agobiarnos.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a comer un sábado a las 13h. Al ser tan pronto, no había nadie en el local. Poco a poco fueron llegando algunas personas pero cuando nos fuimos, sobre las 14h, aún se estaba muy tranquilo y había muchas mesas libres.

¿Qué comimos?

Obviamente queríamos probar los baos así que, para no pasarnos pedimos uno para cada uno.

David pidió el Bao Confucius, con cerdo, zanahoria escabechada, nabo daikon, cilantro, cacahuetes y pepino; y yo el Bao Ho Chi Minh, con ternera a la citronela, verduras escabechadas, cilantro, menta y mayonesa de ajo tostado. Estaban buenísimos, la textura del bao era perfecta y los rellenos eran deliciosos. Los sabores de los distintos ingredientes se integraban muy bien entre ellos y formaban un todo riquísimo.

bao-bao-baos

Y como plato principal, pedimos un bol de ramen cada uno.

David pidió el Mi Vit, con magret de pato, pak choy, shitake y hierbas aromáticas.

bao-bao-ramen-pato

Yo pedí el Mi Chai, vegetariano de verduras tostadas y setas con huevo, daikon y tofu frito.

bao-bao-ramen-vegetariano

Ambos estaban riquísimos y tenían un sabor muy intenso que, con este frío que está haciendo últimamente, nos vino muy bien para entrar en calor. Sin duda, muy buen plato para pedir en este restaurante y en esta época.

Y…¿cómo está de precio?

Lo que comimos más una copa de vino y un refresco nos costó 30,3€.

Valoración global

Nos ha gustado mucho. Nos ha parecido una muy buena opción para una comida si se está por la zona.

La carta no es muy amplia, pero sí podemos encontrar opciones para todos los gustos. Los baos están muy buenos y los ramen que ofrecen, a pesar de que únicamente tienen dos tipos, están también deliciosos.

El ambiente es muy divertido e informal y la música que ponen es muy buena, lo que hace de Bao Bao un restaurante ideal para ocasiones relajadas con amigos o en pareja.

Volveremos seguro porque ofrecen un tipo de comida bastante rápida y solemos movernos por esa zona cuando vamos justos de tiempo.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Bao Bar. Taberna asiática informal en Barcelona.

Las cenas formales en las que uno se viste elegante para la ocasión y cada uno pide su plato están muy bien. Pero a veces, a uno le apetece enfundarse unos vaqueros y reunirse con unos amigos a compartir vivencias y comida. Para ello, hemos descubierto Bao Bar, un lugar genial y diferente que nos ha encantado.

bao-bar-entrada

Bao Bar está en la calle Arimon 48, cerca de la parada de ferrocarril El Putxet y es un local no demasiado grande, decorado con aires orientales nada recargados, todo en madera clara y toques de pizarra.

La gracia de Bao Bar es que los comensales se sitúan alrededor de largas mesas de madera altas y piden baos. ¿Y qué son los baos? Son unos panecillos asiáticos, extremadamente blandos y suaves cocidos al vapor que van rellenos de lo que más nos apetezca.

Como era la primera vez que acudíamos a Bao Bar, pedimos consejo a la camarera que nos atendió para tener una idea de lo que debíamos pedir.

Éramos 5 personas y nos recomendó que pidiéramos unos 2 platos para compartir y unos 3/4 baos por persona. La verdad es que nosotros hicimos más o menos eso, ya que pedimos los dos platos para compartir y después pedimos 10 baos, es decir, 2 por persona.

Empezamos compartiendo un ceviche vegetal y un pulpo con mojo picón. Ambos platos estaban riquísimos; el ceviche es muy recomendable por lo refrescante que resulta por las frutas que lleva y el pulpo estaba muy tierno y la combinación con el mojo picón era espectacular de sabor.

bao-bar-ceviche-vegetal

bao-bar-pulpo

Una de nosotros complementó la cena con una ostra con un toque de fruta de la pasión que se ve que estaba muy buena. El resto no tenemos datos sobre ello, ella fue la única que se atrevió.

bao-bar-ostra

A continuación pedimos varios baos de diferentes rellenos: buey de mar, pollo con pimientos al curry, torta del casar y un largo etc. Detallarlos todos podría hacer que este post se hiciera interminable pero los voy a presentar todos en foto y a describiros nuestros favoritos y alguno que, en mi opinión os podéis ahorrar.

Uno de los que más éxito tuvo, al menos sobre el papel, fue el de Tofu Marinado y lo pedimos casi todos. La verdad es que estaba bueno pero en comparación con los otros que comimos, le faltaba un poco de sabor y el acompañamiento tampoco era nada excepcional.

bao-bar-baos-tofu

Mi favorito personal, aunque curiosamente no lo pedí yo, fue el de Roast Beef. Únicamente probé un mordisco pero me pareció delicioso y super sabroso.

bao-bar-baos-carne

Otro de los más pedidos fue el de Chipirón con huevo, bacon y salsa tártara que estaba muy bueno también.

bao-bar-baos-buey-mar-chipiron

Y sin duda, uno de los más sorprendentes fue el Burguerboom 007. Realmente el plato más original de todos, con una hamburguesa presentada como las típicas bombas picantes y con una patatas fritas super finas que hicieron las delicias de todos.

bao-bar-burguer

Y, por supuesto, pedimos postres. Tomamos los 3 postres de los que disponen en carta. Los 3 están basados en helados muy cremosos receta del propio Paco Pérez y elaborados de manera artesanal. La gracia es que cada uno de ellos lo presentan de una manera diferente: con varios toppings; dentro de un bao con salsa de chocolate, toffee y manzana asada; y con piña, coco, almendra y jarabe de arce.

bao-bar-postres

La verdad es que salimos encantados de Bao Bar. Nos gustó mucho el concepto novedoso de partir de un producto tan aparentemente sencillo e irle añadiendo ingredientes y complementos para crear auténticas delicias. Además, creo que está bastante bien de precio ya que pagamos 22,5€ por persona y salimos habiendo comido bien tanto de calidad como de cantidad.

Sin duda, un lugar muy recomendable para ir con amigos y poder probar así todos los baos. No tienen desperdicio.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook