Libertine en Casa Bonay. Afterwork con mucho estilo en Barcelona.

Hablemos de los jueves. Concretamente de las tardes de los jueves, al salir de trabajar. Mi cuerpo lo sabe y ya empieza a ponerse en modo fin de semana y lo que más me apetece es ir a tomar algo con estilo para celebrar que se aproximan los dos mejores días de la semana.

Hace una semana, decidimos ir a Libertine, el cóctel bar del hotel Casa Bonay.

libertine-casa-bonay-entrada

El hotel Casa Bonay está en Gran Via de les Corts Catalanes 700, muy cerca de plaza Tetuán, y a Libertine se accede por la entrada principal del hotel al final de todo del pasillo que lleva también a la recepción del mismo.

La entrada es la típica de una casa antigua del Eixample, de piedra, con una gran escalinata, con la típica portería reconvertida aquí en una librería…todo muy de cuento.

libertine-casa-bonay-pasillo-entrada

Libertine es un espacio con mucho estilo, concebido para ser el cóctel bar del hotel pero pensado también para funcionar perfectamente como opción para cualquier persona que pasee por la zona y quiera tomar algo.

La decoración es muy elegante, con elementos industriales en tonos grises oscuros, con zonas con sofás y alfombras que le dan un toque acogedor y con una zona con una mesa alargada tipo mesa más de trabajo, que le da un aire más informal. Un elemento que me pareció muy original fue que el suelo del local son las mismas baldosas que podemos encontrar por las calles de Barcelona, dando así un ambiente como de terraza pero estando resguardados.

libertine-casa-bonay-decoracion-interior

La carta de tapas, tanto frías como calientes, es bastante extensa; igual que la de cócteles. Tenéis opciones para todos los gustos y seguro que encontráis algo que os convenza.

Nosotros decidimos tomar cosas básicas pero que nos sorprendieron bastante.

Picamos unos Edamame que sirven con un poco de ralladura de limón que le da un punto refrescante y que estaban muy buenos.

libertine-casa-bonay-edamame

Como nos quedamos con ganas de probar más, decidimos pedir también unas patatas bravas para ver qué tal estaban. Lo cierto es que nos gustaron muchísimo pues aunque no llevaban ninguna salsa brava fuera de lo común, las patatas en sí estaban espectaculares. Crujientes por fuera y tiernas por dentro pero no blandas. Un acierto.

libertine-casa-bonay-patatas-bravas

Para beber, su punto fuerte son los cócteles y David sí tomó uno llamado “Juana la Loca” que llevaba tequila. Él afirma que estaba riquísimo aunque para mí estaba demasiado cargado. Yo en cambio me decanté por una copa de vino blanco, más sencillo.

libertine-casa-bonay-coctel-vino

Nos encantó la experiencia en general. El local nos pareció precioso y el ambiente que se respiraba en él era muy tranquilo y relajado, ideal para desconectar después de un día de trabajo y para conversar con la persona con la que vayas mientras degustas productos excelentes.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Itacate. Afterwork sano y optimista en Sant Antoni.

Mi pasión por las cafeterías que ofrecen productos sanos y naturales es infinita. Por eso cuando una tarde, volviendo de hacer unos recados, descubrí que en mi barrio habían abierto una nueva, di saltos de alegría.

20161019_191634_fotor

Se trata de Itacate, un lugar pequeñito y precioso en calle Comte Borrell 107, en el barrio de Sant Antoni, que abrió sus puertas el pasado 14 de octubre.

Nada más entrar, me impactó la sensación de calidez que invade el local y, en gran parte, es por la decoración tan acogedora. Las paredes son una combinación de ladrillo visto y pared blanca, las mesas individuales son de madera y hay unas mesas para compartir hechas con palés que le dan un rollo muy especial y, como he dicho antes, muy cálido.

20161019_194637_fotor

Además, en varios puntos del local, encontramos mensajes optimistas para sacar una sonrisa a los clientes y que me parecen todo un acierto.

20161019_191828_fotor

Feed the positive vibes

20161019_195630_fotor

¿Quién no quiere entrar en un baño que te recibe así?

Pero, por supuesto, también prestamos atención al producto que ofrecen y, al menos el que probamos, es muy bueno y a muy buen precio.

Tomamos unos zumos de kiwi, pepino y manzana (si no me equivoco) que eran el especial que tenían esa semana. En su carta regular tienen diferentes pero según la semana tienen algunos especiales. Para picar algo y no llegar desmayados a la cena, sucumbimos a nuestro aperitivo favorito, el hummus.

20161019_192318_fotor

20161019_192455_fotor

Todo estaba muy bueno, los zumos nos los hicieron en ese mismo momento y el hummus estaba de vicio, con un sabor muy auténtico y perfecto combinado con las crudités de zanahoria.

Tengo que destacar que el precio me pareció increíble; sobretodo porque, en muchos otros lugares, el hummus cuesta unos 6€ y aquí cuesta 4€, que es un precio mucho más razonable.

Salimos encantados, nos trataron muy bien y, además; la camarera vio que David estaba mirando unos mueslis que tenían en una estantería y le explicó muy amablemente que se trataba de muesli vegano, que era el que servían allí, y nos dio una pequeña muestra para probarlo (me lo tomé una mañana para desayunar y estaba riquísimo).

Es un sitio muy recomendable para el que ya estamos buscando un día que tengamos libre para volver a probar muchas más cosas de la carta.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

The Juice House. Afterwork sano y natural en Sant Antoni.

Ya os he hablado alguna vez de las bondades de mi barrio en cuanto a oferta de bares y restaurantes se refiere. Por eso, es extremadamente fácil encontrar gran variedad de opciones a la hora de tomar algo en cualquier momento del día.

Una de estas múltiples opciones es The Juice House (c/ Parlament 12, 08015 Barcelona), un sitio encantador de comida sana ideal para ese extra de hidratación y vitaminas que el cuerpo necesita con estas altas temperaturas.

20160707_204101_Fotor

Decidimos tomar unos zumos cold pressed bien fresquitos que nos sentaron de maravilla y llenar un poquito el estómago con unos patés vegetales con crudités.

20160707_204741_Fotor

20160707_205440_Fotor

Quedamos encantados con todo, los zumos estaban espectaculares y los patés vegetales se notaba mucho que eran caseros y estaban deliciosos, constituyendo un snack ideal y sano para no llegar desmayado/a a la hora de la cena.

Nos pareció un sitio ideal, la decoración está muy cuidada, toda de madera, muy nórdica (mi favorita, saqué un montón de ideas para el futuro), el personal muy correcto y el producto, que al fin y al cabo es lo que más nos importa, delicioso.

Una maravillosa opción, por lo que pudimos ver en la carta, para múltiples ocasiones; por lo que, permaneced atentos que próximamente iremos a probar más cosas de la carta porque nos cautivó.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Jonny Aldana. Afterwork urbano en Barcelona

Hará unos 4 años, abrieron muy cerca de mi casa un bar. Pequeñito, con apenas 4 mesas y una barra con unos taburetes a modo de terraza.

Yo era más jovencita y mi amor por los bares aún no se había desarrollado, sin embargo, empezó a aparecer en revistas y lo señalaban como el nuevo must del vermut en Barcelona. Por aquél entonces yo únicamente fui una vez, por la noche, a tomar algo.

Pero claro, pasaron los años, Jonny Aldana continuaba allí y no solamente eso, sino que varios bares iban abriendo a sus alrededores configurando un gran epicentro de locales de moda.

20160609_201502_Fotor

La cosa es que, desde entonces, ya he ido unas cuantas veces (aunque demasiadas pocas para tenerlo tan cerca, la verdad) y me parece un sitio ideal para tomar algo tanto antes de comer como después del trabajo.

Para mí, que me encanta sentarme a observar a la gente que pasea y quedarme embobada, la mejor opción es tomar un vermut refrescante (este calor me está derritiendo las neuronas, en serio) y disfrutar de una buena compañía, una buena charla y, porque no, sentarse solo o sola y acompañarse de un buen libro.

20150603_165353_Fotor

Además, si tenéis un poco de hambre os recomiendo mucho sus “patés” vegetales, como el hummus con remolacha del que vivo enamorada o el de berenjena. Para mí son ideales para abrir el apetito y están deliciosos.

20160609_202359_Fotor

Me queda pendiente disfrutar de una comida o una cena para probar algunos de sus platos ya que por las descripciones, por las fotos que veo publicadas en redes sociales y por los aromas que me llegan cada día cuando paso por delante, deben ser deliciosos.

Además, no quería cerrar el post sin mencionar la decoración del local, llena de pequeños cuadros encantadores y muy urbanos, muy colorida y con un cuadro con una frase (que ya sabéis, son mi perdición) que me ha conquistado:

“Future belongs to those who dream”, o lo que es lo mismo, “El futuro pertenece a los soñadores”. Por supuesto que sí.

20160609_210219_Fotor

Así que si queréis tomar algo relajado y sin preocupaciones, os lo recomiendo mucho mucho.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Carrer Blai. La calle de las tapas de Poble Sec.

Cuando llega el verano, una de las cosas de las que más disfruto sin duda es de tomar algo en una terraza después de trabajar o por la tarde, aprovechando que aún hay luz natural y que refresca un poco.

Desde hace unos años, la calle Blai, uno de los ejes del barrio del Poble Sec, se ha convertido en un punto de encuentro de jóvenes y turistas que buscan gran variedad de tapas y bebida a precios asequibles.

20160607_212751_Fotor

Assegut a la Plaça del Sortidor, aquí t’espero […] on comença el carrer Blai, que és la petita rambla del Poble Sec.

Ciertamente, la oferta es muy amplia y variada con un denominador común: pinchos y cañas a 1€.

20160607_203148_Fotor

A este precio uno puede asustarse y pensar, con todo el derecho del mundo, que la calidad no será muy alta. ¡Pero ojo! Como todo en la vida hay que saber escoger. Obviamente no encontraremos delicatessen ni alta cocina, pero si sabemos observar bien cada uno de los sitios por los que pasamos, encontraremos calidades aceptables.

20160607_203138_Fotor

Mi consejo es hacer una ronda de reconocimiento antes de sentarnos en una terraza. Podéis empezar por la Plaça dels Ocellets, uno de los extremos de la calle, e ir mirando ya no solamente los precios que como ya he dicho son muy similares en todos lo sitios; sino la totalidad de los locales: el interior y la decoración, que suele darnos una imagen bastante nítida de como será la comida en cuanto a pulcritud y presentación; el público que tiene y sobretodo debemos tener en cuenta que al carro de las tapas se apunta todo el mundo y no todo lo que va en un plato pequeñito y con un palillo clavado es un pincho.

Tapear es una filosofía de vida, la de no conformarse con solamente una cosa, la de tener libertad de elegir.

20160607_203553_Fotor

Mi favorito es Blai 9, un local situado en la confluencia con calle Salvà. ¿Por qué? Porque saben coger la tradición de la tapa de toda la vida y darle algún giro para que sea algo diferente e innovador. Además, es sin duda uno de los locales con mayor variedad para todos los gustos y tiene opciones muy imaginativas, divertidas y, por supuesto, deliciosas.

Captura de pantalla 2016-06-19 a les 11_Fotor

El personal es extremadamente amable y están pendientes de ti pero sin agobiarte, y la decoración es muy acogedora, basada en elementos rústicos pero con lineas muy sencillas para no sobrecargar.

20160607_210422_Fotor

Así que, dejémonos llevar por las buenas temperaturas y entreguémonos a las terrazas a disfrutar de buena comida, buena bebida y, sobretodo y como regla fundamental para la vida, de buena compañía.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Teresa’s Juicery. Afterwork sano en Barcelona.

En ningún lado está escrito que un afterwork tenga que ser tomando un vino o una cerveza, ¿verdad?

Hace unos días, después de un largo y duro martes, decidimos pasarnos por Teresa’s Juicery para tomar alguno de sus famosos zumos y ver por qué el sitio tiene tanta fama.

20160531_201935_Fotor

Nada más entrar, empiezas a intuirlo. Toda la decoración de madera, con frutas y verduras por todas partes; todo muy natural, muy orgánico.

Nos sentamos en una mesa compartida ya que solamente queríamos tomar algo y nos costó mucho decidirnos por solamente un zumo. Es asombroso ver la variedad que tienen y la cantidad de beneficios que se pueden obtener de ellos.

Como todo en la vida, creo que hay que tomarlos con cabeza y no pensar que basando nuestra alimentación en ellos ya obtenemos todos los nutrientes y beneficios. Estos zumos son ideales como un extra.

20160531_194902_Fotor

David tomó un Gazpacho de Teresa (será el amor, ve mi nombre y allá que va…), con tomate, pimiento rojo, pepino, zanahoria, remolacha y un largo etc., que supuestamente, ayuda a la longevidad y yo, abrumada entre tanta variedad, me decidí por un Antiox con naranja, fresa, kiwi y limón, más sencillo pero repleto de propiedades antioxidantes y de vitaminas.

Como la carta era tan extensa y había un montón de opciones que nos tentaban pedimos un tártar de atún con remolacha y aguacate para compartir y matar el gusanillo. La verdad es que estaba muy rico y nos hizo decidir que volveremos otro día a comer o cenar.

20160531_195103_Fotor

La verdad es que Teresa’s Juicery nos encantó y aunque sabemos que para cenar es una opción genial; para tomar un afterwork o picar algo saludable es una alternativa maravillosa y que sin duda repetiremos. Además al estar en el centro de Barcelona, si un día pasamos por allí y queremos llevarnos un zumo para tomar por el camino, nos va a ser muy útil.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.