Caj Chai. Una tetería auténtica en Barcelona.

No podía dejar que terminara el invierno sin recomendaros esta maravillosa tetería, una de las más auténticas de Barcelona.

teteria-caj-chai-entrada

Os hablo de Caj Chai, ubicada en la calle Sant Domènec del Call 12, en pleno casco antiguo de la ciudad.

El local no es muy grande y encontrar mesa es normalmente cuestión de suerte, sin embargo, es un lugar muy tranquilo y acogedor, ideal para tener conversaciones largas y profundas. Además, no hay mucha cobertura de móvil lo qual favorece aún más ese ambiente relajado.

caj-chai-decoracion-interior

Como os he dicho, es una de las teterías más auténticas de Barcelona y aquí ningún té ni ninguna infusión vendrá en bolsita, y cuando nos traen la carta de todas las variedades que ofrecen ya nos hacemos una idea de la minuciosidad con la que tratan el tema. Tendréis que tomaros vuestro tiempo para leerla. La carta nos la presentan dividida según el tipo de té (negro, oolong, blanco…) y, dentro de esta clasificación, la mayoría vienen también agrupados por el lugar de procedencia. Además, nos indican también si se sirven con leche o si son bajos en teína.

Nos costó bastante decidirnos pero lo logramos. Yo me decidí por un Choco Yogi, un chai de India con cacao, leche y miel que era bajo en teína. Tiene mucho cuerpo por el sabor especiado y por la miel, y el toque del cacao hace que sea una bebida de las que yo llamo reconfortantes, es decir, que te puedes tomar cuando estás un poco bajo de ánimo o con el cuerpo un poco destemplado. Fue todo un acierto y una delicia para el paladar y el olfato.

caj-chai-choco-yogi

David eligió una novedad de la carta, un Jade Rojo de Taiwan, concretamente una variedad que crece cerca del lago del Sol y la Luna. Personalmente no había oído nunca hablar de este té pero me pareció espectacular, con un sabor muy sutil pero a la vez muy especial (perdonadme la torpeza a la hora de definirlo pero entended que es complicado describir un té con palabras, al menos para mí). De verdad que no os sabría decir exactamente el sabor, solo os digo que en la web de Caj Chai lo definen tal que así: “Tiene un sabor dulce con unas notas mentoladas y especiadas muy características […] Te recordará a un bosque verde después de la lluvia con dulzura y frescor.”

Además, la chica que nos atendió nos explicó muy bien como teníamos que tomarlo. Nos trajo primero el recipiente con las hojas “secas”, una taza y un termo pequeño con agua caliente.

caj-chai-preinfusion

Nos indicó que primero teníamos que verter agua hasta cierto nivel y dejarlo infusionar 1 minuto. Verter toda la infusión en la taza asegurándonos que no quedara agua con las hojas del té y nos indicó los tiempos de las siguientes infusiones.

caj-chai-te-jade-rojo-rubi

Para mí, oír hablar a la chica fue toda una delicia. Ver como alguien explica con tanta pasión y minuciosidad una cosa que, para los no entendidos, puede parecer tan sencilla me fascina.

Os recomiendo muchísimo que si os gusta el té pero a niveles de apasionar, vayáis a Caj Chai. Porque encontrar lugares en los que traten el producto que ofrecen con tanto mimo y cariño es muy difícil, y allí lo hacen. Además vimos en la carta que ofrecen la posibilidad de disfrutar de ceremonias del té bajo reserva, lo qual es un añadido muy favorable.

Volveremos porque nos quedan infinidad de tés por descubrir. Y somos espíritus curiosos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Family Room. Cafetería familiar en Barcelona.

Vivo en la constante búsqueda de bares o cafeterías monos a los que ir una tarde a tomar algo y recargar energías al salir del trabajo. Además, hay que sumarle que me apasiona descubrir nuevas zonas por las que no suelo pasear tanto y descubrir rincones por los que perderme e inspirarme.

Hace poco, en una de estas tardes fuimos paseando hasta la plaza de la Concòrdia, en el barrio de Les Corts, y nos vimos contagiados por el ambiente tan familiar que se vive allí. Y de pronto recordé que había visto unas fotos de una cafetería muy bonita que estaba cerca y decidimos acercarnos a hacer una parada técnica en nuestro paseo y recuperar energía.

family-room-cafe-entrada

Family Room Café está en la calle Joan Gamper 13, cerca del centro comercial L’Illa Diagonal.

La entrada al local es muy discreta y uno se tiene que fijar que la cafetería está allí pero, como siempre, lo importante y lo bueno está en el interior.

family-room-cafe-decoracion-interior

La decoración es sencilla pero extremadamente acogedora, con tonos muy claros y con unos toques de madera que le dan un halo muy hogareño al local.

Pero uno de los puntos más atractivos de Family Room es que, como podemos intuir por el nombre, es un espacio pensado para que ningún miembro de la familia se sienta excluido. Así, en un rincón de la cafetería, encontramos un espacio bastante grande con varios juguetes, construcciones de madera, pizarra y mesas bajas para que los más pequeños puedan sentirse a gusto allí.

No tengo hijos ni primos pequeños con los que me vea en situación de tener que entretenerles, pero sí he vivido años atrás el estar en un bar con un crío pequeño y tener que echar mano de imaginación para que no se aburriera o se sintiera fuera de lugar; así que me parece genial que existan este tipo de espacios en los que los mayores pueden tomar algo relajadamente y los niños pueden estar jugando y socializar con otros en un espacio pensado específicamente para ellos.

family-room-cafe-espacio-niños

¿Y qué podemos tomar en Family Room? Pues lo que nos apetezca. Una copa de vino, una cerveza, un refresco, un zumo…realmente, lo que queramos. Nosotros nos decidimos por un hummus riquísimo y bastante abundante, porque era ya bastante tarde y estábamos hambrientos. Para acompañarlo, a David se le antojó una cerveza y yo vi que tenían unos zumos muy apetecibles y me pedí uno.

family-room-cafe-hummus

family-room-cafe-zumo-verde-cerveza

Un detalle que creo que tengo que destacar, porque me llamo positivamente la atención, fue que mi zumo llevaba manzana y se les habían terminado. En muchos otros sitios me hubieran dicho que no me podían hacer ese zumo y punto; sin embargo, el chico que nos atendió me dijo que iba a tardar un poco más porque su compañera había ido a por manzanas. Me pareció todo un detalle que, sin duda, marca la diferencia con otros locales en los que no harían eso jamás.

Así que si estáis dando una vuelta por Les Corts y os apetece tomar algo sencillo en un lugar mono o si vais con niños pequeños y queréis que estén también a gusto, os recomiendo que os paséis por Family Room. Seguro que os gusta.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

 

Pudding. Una pastelería mágica en Barcelona.

Mencionar el mundo Harry Potter es desatar la caja de los truenos en mi vida. Porque sí, soy una friki fan de todo lo relacionado con ese mundo. Libros, películas, merchandising, parques temáticos…y ahora he descubierto ¡una pastelería!

Entrar en Pudding es como entrar en Hogwarts por un ratito. Con el añadido de que puedes degustar unas tartas riquísimas.

pudding-entrada

Todo el local está decorado siguiendo este universo mágico, queriendo imitar el interior del colegio Hogwarts. No está mal, pero se nota mucho que todo es de mentira. Quizás soy yo que soy muy especial para estas cosas, pero aunque el rollo de las mesas bajitas y las sillas antiguas me gustó mucho; todo el resto de decoración de cartón piedra me falló un poco. Me pareció más acertada la ambientación de las plantas superiores del local que de la planta inferior.

pudding-decoración-salón-interior

pudding-banderas-harry-potter

Pero dejando eso de lado, ya que solo una friki quisquillosa como yo se fijaría, lo importante aquí son las tartas. ¡Madre mía! ¡Qué buenas! Comimos un trozo de Red Velvet y un trozo de Carrot Cake y ambas estaban espectaculares y se notaba que eran artesanales. Todo un acierto.

pudding-pastel-red-velvet

pudding-carrot-cake

Las opciones de bebidas para acompañar a los dulces son muchas y nosotros nos decidimos por un Smoothie de Mango que estaba muy bueno y como opción refrescante es ideal, y por una infusión sin cafeína ni teína ni nada de nada que estaba también muy buena y que además me sirvieron en una taza preciosa.

pudding-tartas-smoothie

pudding-taza-te

La verdad es que es un lugar muy acogedor, ideal para esas tardes en las que uno ya está cansado de todo el día o de toda la semana y quiere comer algo reconfortante y darse un homenaje. Imprescindible.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Paradiso. Coctelería escondida en Barcelona.

¿Os suenan los speakeasy?

Eran establecimientos que, a principios del siglo XX cuando en Estados Unidos imperaba la ley seca, ejercían en la clandestinidad y a puerta cerrada.

Actualmente y en nuestro país, no vivimos bajo la ley seca (más bien todo lo contrario) pero tenemos algunos bares y coctelerías que nos recuerdan a esos speakeasy.

Hace poco a David le recomendaron Paradiso y mirando algunas reseñas por internet nos convencimos de que teníamos que ir, así que un domingo por la tarde fuimos paseando hacia El Born, aprovechamos para pasear hasta la hora que abrían y perdernos por las calles y descubrir nuevos lugares a los que ir en un futuro (si nos acordamos, porque tenemos el vicio de no apuntarnos las cosas); y hacia las 19h (la hora a la que abren) nos dirigimos hacia la calle Rera Palau 4, que es donde se encuentra.

paradiso-pastrami-entrada

Algo que nos llamó la atención fue que, a esa hora, ya había una pareja esperando y que después de nosotros, fue llegando más gente a esperar a que abrieran. Unos días más tarde, recomendándoles el bar a unas amigas, nos dijeron que ya lo conocían, que habían querido ir un sábado por la noche y que había una cola tan impresionante que no pudieron entrar. Yo os aviso porque si tenéis pensado ir o si después de leer el post os convence, tenéis que saber que es mejor ir a la hora que abren para aseguraros entrar.

Una vez abrieron, a la coctelería en sí se accede por la puerta de una nevera antigua que da paso a un local muy auténtico y vintage, con una luz muy tenue y un mobiliario antiguo precioso.

paradiso-pastrami-decoracion-interior

Pero lógicamente el punto fuerte, además del misterio y el halo de clandestinidad que le rodea, está en los cócteles. Cabe destacar que la carta es estéticamente preciosa y muy útil ya que clasifica las bebidas según el grado de alcohol que contienen y describen cada cóctel de manera minuciosa.

Nosotros tomamos dos que estaban deliciosos y que fueron todo un acierto, cada uno en su estilo.

Como era domingo y ya habíamos salido a cenar y a tomar algo el día anterior, decidí que la mejor opción para mí era uno sin alcohol. Afortunadamente, tienen una variedad bastante aceptable (toda una alegría que no haya únicamente San Franciscos) y pedí el Julia & Mia, un cóctel con moras, frambuesas, limón, naranja, piña y almíbar de vainilla. Lo encontré delicioso, uno de los mejores cócteles que he probado en mucho tiempo. Ahora bien, personas que no os gusten las bebidas dulces, absteneos porque este lo es y mucho; pero claro, a mí me encantan.

David pidió un Punch in a bottle, con tequila infusionado con cilantro, mezcal, fino, lima, sirope de agave y salsa de jalapeños. Además de reafirmar mi teoría de que David es mexicano y no lo sabe, es verdad que era muy exótico y diferente, y a él le entusiasmó.

paradiso-pastrami-cocktails

Si mientras tomáis los cócteles queréis comer algo, también disponen de oferta de comida tipo tapas y algún sandwich.

paradiso-pastrami-patatas

En definitiva, Paradiso nos ha gustado mucho y es 100% recomendable, tanto por las bebidas como por el estilo y el ambiente. Nosotros volveremos para probar más cócteles, eso sí, lo intentaremos hacer a una hora en la que podamos sentarnos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Doble by Manel Vehí. Coctelería íntima y romántica en Barcelona.

A medida que nos volvemos mayores, nos volvemos más exigentes. Con las personas de las que nos rodeamos, con las cosas que compramos y también con el alcohol que tomamos. Puede parecer estúpido pero no conozco a nadie que, cuando cumple determinada edad y empieza a tener cierto poder adquisitivo, no diga la frase: “prefiero tomarme una copa de 12€ que tres de 4€”.

Así que, con esta premisa como bandera, fuimos a descubrir Doble by Manel Vehí, una coctelería a la que teníamos muchísimas ganas de ir y que nos habían recomendado mucho.

doble-by-manel-vehi-carta

Está en Passeig de Gràcia 116 y se encuentra en los bajos del restaurante L’Eggs. El espacio es muy íntimo y romántico; con aire de coctelería clásica cuidada hasta el último detalle y con una luz tenue muy propicia para el romanticismo.

doble-by-manel-vehi-decoracion

Es ideal para múltiples ocasiones. Nosotros fuimos a tomarnos una copa antes de cenar, porque las amigas que nos lo habían recomendado lo habían hecho así y nos apetecía tomar algo antes de cenar para ir abriendo el apetito; pero lo cierto es que para después de la cena me parece un gran plan y además los viernes por la noche hay música en directo a partir de las 23:30h, lo cual es un gran valor añadido.

doble-by-manel-vehi-mesas

¿Y qué tomamos? A mí me picó la curiosidad por el Gin Kontos, un cóctel que ganó el premio “Mediterranean Inspirations” en 2015. Es uno de los gintonics más sorprendentes y originales que podáis probar ya que, además de llevar los ingredientes básicos de un gintonic, lleva plancton e hinojo marino. Sí sí, habéis leído bien. Pero que no os asuste, tiene un sabor muy sutil a mar que combina perfectamente con la ginebra. Sin duda un cóctel para probar con la mente abierta.

David, en su fascinación por todo aquello que implique picante, pidió una de estas combinaciones exóticas que a él tanto le apasionan que llevaba chili y jalapeño. No hemos logrado recordar el nombre del cóctel (y eso que solamente tomamos uno) pero estaba francamente bueno, incluso con un toque dulce.

doble-by-manel-vehi-cocktails

Ambos cócteles nos encantaron, nos sorprendieron y fueron el preludio ideal para una cena romántica en el restaurante del piso superior de la coctelería, L’Eggs by Paco Pérez.

Sin duda es ideal para ir en pareja y, personalmente, creo que si estuviera en esa etapa de estar empezando a salir con alguien y quisiera ir a tomar algo en un ambiente especial pero con clase y original, elegiría Doble sin duda.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Cargo. Cafetería inspiradora en Barcelona.

Cuando nos atascamos haciendo algo y no sabemos cómo seguir, una de las opciones para tratar de avanzar es mover nuestro lugar de trabajo a otro espacio. A veces, lograr esto en una cafetería puede resultar difícil ya que seguramente haya mucha gente, ruido y mil distracciones más.

Por eso hoy, traigo una opción fantástica para multitud de ocasiones pero especialmente para ir a trabajar un poco o dejar que la creatividad fluya. Estoy hablando de Cargo, una cafetería en pleno barrio de l’Eixample en Barcelona, en la calle Muntaner 73.

cargo-entrada

Cierto es que a la hora a la que fuimos nosotros, ya había menos gente de lo habitual pero aún así, el ambiente que se respira en Cargo es propicio para la concentración y para la inspiración.

El local está decorado de manera muy sobria, con algunas paredes de piedra vista y mobiliario en madera oscura pero con formas modernas que combinan a la perfección.

cargo-decoracion-interior

El producto estrella de Cargo es el café Nomad en múltiples variedades y combinaciones, sin embargo, ya que era bastante entrada la tarde y quería dormir por la noche, decidí probar uno de sus zumos cold-pressed, de los que también soy muy fan, y David que si en un lugar tienen té Arizona tiene que pedirlo, pues prefirió esa opción.

cargo-green-juice-ice-tea

Y cómo no, si en una carta hay un bol de Açai pues lo tenemos que pedir. El de Cargo es muy bueno, con fruta fresca riquísima y lo bueno es que lo sirven en dos medidas así que, dependiendo del hambre que tengáis, podéis pedir el mediano o el más grande. Nosotros pedimos el más pequeño porque era para quitarnos el deseo y porque era justo antes de cenar y la verdad es que tomamos unas cuantas cucharadas cada uno.

cargo-acai-bowl

Si os apetecen opciones más sólidas, en Cargo también podéis encontrar brownies, muffins, croissants, bocadillos, bagels y muchas opciones más, todas seguramente deliciosas; así que solamente queda ir y probarlas.

cargo-barra-dulces

En definitiva, es un sitio que os recomiendo mucho si queréis ir a trabajar una tarde o una mañana, si necesitáis salir de casa para que os llegue la inspiración o si simplemente queréis ir a tomar algo con un amigo. Es una cafeteria muy versátil, muy acogedor y con un dueño encantador y dispuesto en todo momento a aclararte cualquier duda que tengas.

Nosotros volveremos seguro porque nos queda muy cerca de donde solemos transitar habitualmente y probaremos alguno de los cócteles que vimos en la carta porque tenían también muy buena pinta.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Cuba de Janeiro. Meriendas dulces y relajadas en Barcelona.

Lo sé. Me estoy haciendo sumamente pesada con las tardes invernales y la necesidad de estar resguardados en un lugar acogedor y calentito. ¡Pero es que es así! A mi apenas me apetece salir de casa, lo hago casi únicamente si es para ir a alguna cafeteria acogedora que me haga olvidar que fuera hace un frío casi polar.

Y así, buscando un lugar del que refugiarnos de la lluvia, encontramos Cuba de Janeiro, una cafeteria preciosa en Av. Mistral 33, cerca de la parada de metro Poble Sec.

cubadejaneiro-entrada

Es un lugar maravilloso en el que ofrecen una especie de fusión entre Cuba y Brasil fantástica. Y lo es porque se basa, sobretodo, en los dulces, los cafés, las infusiones y los zumos. Vamos, lo mejor del mundo.

cubadejaneiro-barra-pasteles

La decoración de todo el local está basada en la madera y el mimbre que hacen que sea enormemente acogedor y transmite un aire muy hogareño a la vez que minimalista y actual. Además, toda la vajilla que utilizan así como las teteras y los azucareros tienen una aire vintage precioso y romántico que contribuyen a esa sensación de lugar de cuento.

cubadejaneiro-decoracion

Para probar nos repartimos los países y David tomó una infusión Cayo Coco de Cuba, de té negro, piña, coco y ron, muy suave y agradable al paladar; y yo tomé una Belo Horizonte de Brasil, con té blanco, pomelo, rosa y maracuyá, que estaba muy buena pero hay que tener en cuenta que el aroma a rosa es muy predominante y si no os entusiasma quizás esta infusión no es para vosotros.

cubadejaneiro-infusiones

Cabe añadir que, aunque el primer día que fuimos el chico que nos atendió estaba un poco despistado, vigilan mucho el tiempo de infusión de cada té y cuando éste ha pasado, vienen a retirar la hierba que infusiona para que el sabor sea el óptimo.

Obviamente, tras ver el mostrador de los dulces, teníamos que probar algunos de los pasteles, y nos decidimos por un trozo del pastel de pera y jengibre que nos llamó muchísimo la atención y estaba espectacular de sabor, y por un tapón de limón y arándanos que estaba también increíble y la combinación, aunque no se me hubiese ocurrido nunca, estaba impresionante.

Cabe destacar que muchas de las opciones que tienen son sin gluten por lo que todo el mundo encontrará su pastel ideal.

cubadejaneiro-tarta-pera-jengibre

cubadejaneiro-pastelito-arandanos

Os recomiendo muchísimo Cuba de Janeiro. Si tenéis una tarde libre y queréis ir a algún sitio en el que estar relajados, en un ambiente acogedor y comer pastelería rica es la opción ideal. Las horas se pasan volando y los estómagos salen de allí mucho más felices.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Santamasa. Merienda en casa señorial en Barcelona.

¿A quién no le apetece refugiarse en un local calentito después de un paseo en estas tardes invernales que estamos viviendo? A mí, desde luego, me fascina. Y si el lugar que encuentro es bonito y con encanto pues aún es mejor.

Justamente eso nos pasó el otro día, en una de estas tardes de frío (que estamos teniendo ya muchas últimamente) y nos encontramos con una cafetería maravillosa en la que nos sentamos a pasar la tarde, a mirar a la gente pasear por la calle desde la ventana y a reírnos juntos.

Estoy hablando de Santamasa, un local en la calle Major de Sarrià 97, justo en la Plaça de Sarrià, situado en los bajos de una casa señorial, una de las más antiguas del barrio.

santamasa-entrada

La fachada es espectacular y por dentro el local es precioso, muy sencillo, muy sobrio pero con un encanto especial que nos fascinó.

Como veréis, hay dos espacios bastante diferenciados: uno para tomar algo de manera más informal o para desayunar y merendar; y el otro, un pelín más formal y elegante, para cenas.

santamasa-interior-meriendas

santamasa-comedor-cenas

Nos encantó la tranquilidad que se respira y la amabilidad del personal; y nos quedó pendiente ir a cenar un día o a tomar unas tapas.

La oferta que tienen para desayunos y meriendas es muy variada, tanto en dulce como en salado, y los precios son bastante buenos para la zona en la que está.

Nosotros, aunque es cierto que apetecía tomar algo calentito, decidimos tomar unos zumos porque ya sabéis que nos encantan y nos apetecía probarlos, y porque era justo después de Navidad y queríamos depurar un poco.

santamasa-zumos

Yo pedí uno de kiwi, manzana, espinacas y limón, y David se decantó por el que llevaba manzana, remolacha y jengibre. Ambos tenían un sabor muy intenso y auténtico y se notaba que eran muy naturales; vamos, una auténtica delicia.

Os recomiendo mucho que, si estáis dando un paseo por Sarrià, entréis ni que sea a tomar un café a Santamasa. Estaréis tranquilos, relajados, podréis mantener una conversación agradable si vais acompañados y, al salir, podréis dar un paseo por Major de Sarrià y entrar en alguna de las pequeñas tiendas que hay a lo largo de la calle.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Babèlia. Un espacio acogedor y de lectura en Barcelona.

Además de los restaurantes tengo otra pasión: los libros; y en consecuencia, las librerías y bibliotecas me vuelven loca. Por eso, desde hace ya algunos años, en el barrio de Sant Antoni hay un pequeño paraíso para mí: Babèlia Books & Coffee.

babelia-entrada

Babèlia está en la calle Villarroel 27 y es una pequeña cafeteria/librería repleta de libros, con mesas muy juntitas y super acogedora.

Nació en 2012 y, además de ofrecer una gran variedad de productos de cafetería, venden libros de segunda mano en varios idiomas y ofrecen charlas, presentaciones y exposiciones diversas que enriquecen el espacio y lo hacen muy versátil.

babelia-decoracion

Todo el local está decorado de manera muy sencilla con elementos rústicos y de madera que le dan un aire muy acogedor. Además, las grandes estanterías repletas de libros que tienen contribuyen a fomentar la sensación de hogar, de sala de estar, que hace que uno esté muy confortable mientras toma algo.

babelia-deco-mesa

Lo bueno de Babèlia es que es un sitio ideal para múltiples ocasiones ya sea ir a tomar algo tranquilo con un/a amigo/a (grupos grandes ya sería más difícil), para ir con el ordenador a estudiar o trabajar o simplemente hacer un parón para tomar un té o un café y de paso aprovechar para ojear los libros que tienen en los estantes y, muy probablemente, comprar alguno.

babelia-estanteria-libros

Y para muestra un botón. David prefirió tomar una cerveza (porque ha vuelto de las vacaciones en Inglaterra muy ambientado) pero yo pedí un té gunpowder con jazmín que me reconfortó muchísimo e ideal para las frías tardes que estamos teniendo últimamente. Es decir, tomamos dos opciones muy diferentes pero que se pueden tomar perfectamente en el mismo espacio.

babelia-te-taza

En definitiva, os recomiendo mucho ir a Babèlia cualquier tarde que os apetezca estar tranquilos y tomando algo relajadamente. Es un lugar ideal, muy acogedor y del que podéis salir, además de habiendo tomado un té calentito o unas tostadas deliciosas, con un par de libros interesantes que no esperabais comprar.

Además, por el aire intelectual y de calma que se respira, nos inspiró a tener conversaciones más profundas, más trascendentales; de esas que, de vez en cuando, es necesario tener.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Usagui. Tetería japonesa e íntima en Barcelona.

Recientemente Barcelona, e imagino que la mayoría de ciudades españolas, se ha llenado de cafeterías cortadas por un mismo patrón y con precios muy económicos. No digo que esté mal pero nosotros intentamos buscar siempre lugares más singulares, con un toque más especial. Por eso cuando encontramos sitios como Usagui, nuestro corazón brinca de alegría por ver que aún existen cafeterías y teterías con personalidad propia, con producto de calidad y que ofrecen un ambiente de calidez.

usagui-entrada

Usagui es una tetería japonesa en la que ofrecen una gran variedad de tés y dulces artesanales y auténticos. Está en la calle Sant Joanistes 28 y todo en ella es encantador, empezando por la entrada que está medio escondida.

Desde el momento en el que abrimos la puerta y entramos, nos invade una sensación de paz y tranquilidad única que solo se ve alterada por las deliciosas vistas de los pasteles y los dulces que tienen en el mostrador. Es un local pequeñito, con no demasiadas mesas y las chicas que nos atendieron fueron encantadoras y muy amables.

Lógicamente, queríamos probarlo todo. Hubiésemos querido tomar todos los tés de la carta y comer todos los dulces pero tuvimos que decidirnos.

David se decantó por un Sampin Cha de Okinawa, un té verde con jazmín frío, con un aroma espectacular e intenso y que en el paladar era toda una delicia con mucho cuerpo.

usagui-sampin-cha-okinawa

Yo preferí una opción calentita y me decidí por un Gen Mai Cha, un té verde japonés mezclado con arroz integral tostado. Estaba riquísimo, con un sabor muy especial e intenso (quizás no muy apto para las personas que no estén acostumbradas al té de verdad) y extremadamente apropiado para una tarde fría pre-navideña.

usagui-gen-mai-cha

Para comer algo, nos decidimos por un Bizcocho de naranja sin lactosa para David y por un Mochi para mi. Estaban deliciosos. El bizcocho era extremadamente esponjoso, muy sabroso y se deshacía en la boca al comerlo de lo suave que estaba. El mochi me encantó, tenía un sabor muy intenso y fue ideal para comer algo pero no llenarme demasiado.

usagui-bizcocho-sin-lactosa

usagui-mochi-clasico

Pasamos una tarde estupenda y muy tranquila en Usagui, disfrutando de sus delicias y del ambiente relajante que se respira. Además, vimos que también ofrecen menú de mediodía con lo que es una buena opción para comer buen producto y auténtico.

Un sitio sin duda muy recomendable para ir a pasar la tarde o a trabajar sin quedarnos encerrados en casa. Nosotros volveremos seguro porque pocas veces encuentras sitios tan ideales y, sobretodo, tan auténticos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook