Crepelovers. Dulces caprichos en Barcelona.

Hay días tontos y tontos todos los días.

Y para intentar superar tanto una cosa como la otra, una buena crepe con bien de chocolate ayuda.

No lo arregla, pero vaya si mejora el panorama.

Con esta premisa, en uno de nuestros paseos David y yo descubrimos Crepelovers y consideré que tenía que compartirlo con vosotros por si alguna vez lo necesitáis.

crepelovers-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Crepelovers en la Avinguda Diagonal 609-615, en el centro comercial Pedralbes Centre.

¿Cómo es la decoración?

Sencilla, muy nórdica pero con toques muy divertidos como por ejemplo, varios juegos de mesa que los clientes pueden usar para entretenerse mientras están en el local. Nosotros, del futbolín que hay en la entrada, dimos buen uso.

crepelovers-decoracion

¿Cómo nos trataron y cuándo fuimos?

Fuimos un día entre semana por la tarde, sobre las 18:30h. No había mucha gente, solamente algún grupo y algunas parejas que fueron a merendar.

Nos atendieron bien y bastante rápido aunque solo había un camarero y si llega a haber más gente, sí que quizás hubiésemos tenido que esperar más.

¿Qué comimos?

Lógicamente pedimos una crepe cada uno, en nuestro caso, dulces.

David pidió una Latin Lover, con plátano, chocolate negro y frutos del bosque. Riquísima y con una combinación de sabores espectacular.

crepelovers-latin-lover-chocolate-negro

Yo pedí una Tarzán Enamorado con Nutella, plátano y fresas. Bastante parecida a la anterior pero con el sabor más dulzón de la Nutella y que mezclada con el plátano hacían una combinación perfecta. Yo es que soy muy fan del chocolate con cualquier tipo de fruta, pero con esas dos más aún.crepelovers-tarzan-enamorado-nutella-platano

Ambas estaban buenísimas, muy dulces porque es así como nos gustan y la masa de la crepe en sí era muy fina y nada pesada.

Y…¿cómo está de precio?

Cada una de las crepes que comimos cuestan 5,5€.

Valoración global

Nos ha gustado mucho y hemos disfrutado mucho comiendo esas crepes.

Entiendo que así de primeras, pagar casi 6€ por una crepe pues asusta un poco. Totalmente de acuerdo. Pero, en mi opinión, es un buen sitio para darse un dulce caprichito o para ir en ocasiones de emergencia en las que se necesita azúcar de manera urgente.

Es un sitio al que probablemente volvamos, pues me queda muy cerca del trabajo y es una opción genial para algunas duras tardes en las que ya estemos cansadísimos y queramos endulzarnos un poco y divertirnos un rato jugando al futbolín o a alguno de los juegos de mesa que tienen. Además, si tenéis suerte y os podéis sentar en las mesas que dan a la calle, es espectacular ver por la tarde como se va poniendo el sol y ver la luz tan bonita reflejada en los edificios y ver el bullicio de la Diagonal desde arriba.

También hay que tener en cuenta que en Crepelovers hay crepes tanto dulces como saladas, de las que tienen una gran variedad y pueden ser una muy buen opción para comer algo informal por la zona.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s