Almalibre. Restaurante delicioso y saludable en Barcelona.

Como las Navidades están ya al caer y sabemos que vamos a pasarnos con la comida más de lo que deberíamos, decidimos hacer un poco de bondad el fin de semana e ir a un açaí bar que descubrimos por casualidad.

almalibre-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Almalibre en la calle Girona 118, entre las paradas de metro Girona y Verdaguer.

¿Cómo es la decoración?

En Almalibre encontramos dos espacios: por un lado, el piso superior con una decoración más moderna y minimalista; y por otro lado, la planta inferior ambientada como si fuera una bodega pero mucho más modernizada. Nosotros comimos en la planta de abajo y la verdad es que se estaba muy tranquilo y muy íntimo.

almalibre-decoracion-piso-superior

almalibre-decoracion-piso-inferior

¿Cómo nos atendieron?

La chica que nos atendió fue super amable y muy simpática en todo momento.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a comer un sábado al mediodía, a las 14:30h. El piso superior estaba lleno, pero fuimos los primeros en el piso inferior. A lo largo de la comida llegó otra pareja así que estuvimos muy tranquilos durante todo el rato.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unos nachos ecológicos con tomate, cebolla, pimiento, olivas negras, aguacate y crema de anacardos. Estaban riquísimos y nada pesados, nada aceitosos.

almalibre-nachos-veganos

Después, David pidió un Açaí bowl porque como había trabajado de noche llevaba los horarios cambiados y al pobrecito no le iba a pegar bronca. Ese plato es la especialidad del restaurante y uno puede elegir el tamaño del bol y los ingredientes que quiere añadirle. David pidió uno de 400ml con paçoca, semillas de girasol, arroz inflado y bayas de goji. Estaba muy bueno y lo cierto es que la combinación de los distintos ingredientes fue muy acertada. Consejo: dejaros aconsejar por las camareras para combinar lo que le queráis poner.

almalibre-açai-bowl

Yo en cambio, pedí una hamburguesa vegana de garbanzos y quinoa con veganesa. Lo bueno es que las podemos pedir en formato burguer bowl, es decir, en un bol con hojas verdes, tomate y salsa. Estaba riquísima y aunque sobre el papel tenía miedo de que fuera demasiado seca pero en absoluto, no era nada pesada y con la veganesa combinaba perfectamente.

almalibre-hamburguesa-vegana-garbanzos-quinoa

Para beber, y como curiosidad, pedimos una jarra de litro y medio de agua con pepino, menta y jengibre. Riquísima y muy refrescante.

almalibre-agua-menta-pepino-jengibre

Y… ¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos, que además del agua fueron dos infusiones de limón y jengibre (se nota que estamos en la época de resfriados y le damos duro al jengibre) nos costó 32,9€.

Valoración global

Almalibre nos ha encantado.

Fuimos sin saber mucho sobre el sitio y porque me llamó la atención, y lo cierto es que acerté de lleno con la elección. ¡Minipunto para mí!

El ambiente y el personal es encantador y la comida nos pareció espectacular. Muy buena calidad, todo natural y a un precio excelente.

Me parece el sitio ideal para ir con un grupo al que sepáis que le gusta este estilo de comida ya que, sobretodo si estáis en el piso inferior, vais a estar muy tranquilos y además vais a disfrutar mucho del producto que ofrecen.

Recomendadísimo y muy apuntado para volver.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s