Negro. Cocina internacional con estilo en Barcelona.

Hablando el otro día con unos amigos sobre el blog, me vino un pensamiento a la cabeza que definió muy bien mi visión: “a mi me gustan más los restaurantes que la comida”. Y es que, aunque estoy empezando a disfrutar de la comida y a saborearla y valorarla, suelo enamorarme más del entorno en el que me la sirven. Por eso le presto tanta atención a la decoración de los restaurantes, porque es lo que más me llama la atención y lo que muchas veces determina mis elecciones.

Con Negro eso me pasó al 100%. También es verdad que al ser de Grupo Tragaluz, del cual hemos ido ya a varios restaurantes, sabía que la comida sería buena por lo que me dejé llevar por el estilo y fuimos a probar.

negro-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Negro en la Av. Diagonal 640 justo en frente del centro comercial L’Illa.

¿Cómo es la decoración?

Muy sencilla y nórdica, con predominancia de colores oscuros y cálidos y de madera clara. Con poca luz creando un ambiente íntimo.

negro-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. La verdad es que todo el personal iba a mil por hora porque tenían mucha gente y aún así, se tomaron el tiempo necesario para atendernos bien.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a cenar un viernes habiendo reservado el día anterior. Os lo digo porque muchas veces que había intentado reservar anteriormente, como se me había ocurrido hacerlo el mismo día, había sido imposible.

Había mucha gente.

Es un restaurante muy mono, con cierta fama y al que va bastante gente. Solos no estareis pero sabiéndolo uno ya va mentalizado.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un rollito de verduras con salsa thai delicioso e ideal para compartir porque aunque es contundente, entre dos personas resulta más llevadero. Además la salsa thai no era nada picante (tenía ese puntito, pero nada exagerado) y tenía un toque muy refrescante perfecto para contrarestar un poco la pesadez de la fritura del rollito.

negro-rollo-salsa-thai

También compartimos un huevo de pato estrellado con patatas y jamón ibérico espectacular. Tenía un sabor muy intenso y, de nuevo, al ser para compartir no resultó demasiado pesado.

negro-huevo-pato

Como plato principal, David pidió el pulpo con patata y kimchi que le fascinó. Según él, el pulpo estaba muy bien cocinado y muy tierno y con un sabor muy auténtico.

negro-pulpo-patata-kimchi

Yo me vine muy arriba y decidí pedirme la pizza de ragú de ternera y parmesano. ¡De otro mundo! A pesar de que no soy muy de pizzas, no pude resistirme ya que el ragú es una de mis maneras favoritas (y más sabrosas) de guisar la carne y el parmesano es mi queso favorito del mundo; así que esa combinación tenía que probarla. Me encantó la pizza porque era extremadamente fina, ideal para no terminar demasiado llena, y los dos sabores combinaban a la perfección y a pesar de ser muy intensos ambos no se pisaban el uno al otro. Vamos, que me enamoré de la pizza.

negro-pizza-ragu-parmesano

Para terminar, pedimos un coulant con helado de chocolate blanco para compartir (del que no hay foto porque somos unos ansias) que estaba espectacular.

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos más una botella de vino y una de agua con gas nos costó 79,3€.

Valoración global

Nos ha encantado.

Como ya conocíamos otros restaurantes de grupo Tragaluz, no nos ha sorprendido que Negro nos gustara.

Ofrecen un producto de calidad, bien elaborado y en un ambiente informal pero con estilo que lo hace ideal para múltiples ocasiones. Bien es cierto que el precio es un poco elevado, aunque en mi opinión la relación calidad-cantidad-precio es excelente.

Nos ha parecido un restaurante ideal para ir en pareja una noche que queramos que sea especial. Eso sí, quizás para una cita extremadamente romántica no, pues aunque sí tiene ese halo especial, por la cantidad de gente que hay no es el restaurante más íntimo del mundo. También puede ser ideal, si buscáis un restaurante al que ir un grupo de amigos a empezar una noche de esas que se alargan hasta tarde (o temprano por la mañana) por lo informal, moderno y joven del local.

Seguramente repetiremos y muy probablemente probaremos en Rojo, su local hermano que se encuentra en la parte de abajo de Negro y que ofrece especialidades japonesas.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s