Oaxaca. Cocina mexicana de calidad en Barcelona.

De todas las gastronomías de otros países, puede que la mexicana sea mi favorita y aunque igual no me gustan todos los platos (sobre todo los muy picantes), hay algo en los restaurantes mexicanos que me fascinan. No sé el qué. Pero si veo uno, entro. Y hace unos días fuimos por fin a Oaxaca, un restaurante por el que sentíamos mucha curiosidad.

oaxaca-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Oaxaca en Pla de Palau 19, cerca de la parada de metro Barceloneta.

¿Cómo es la decoración?

Muy rústica. Pero no rústica con 4 toques de madera sino que casi todo el local es de madera oscura y con elementos decorativos del oeste. Peculiar pero precioso.

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. El personal que nos atendió fue muy amable con nosotros y nos recomendaron según vieron que nos gustaría.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a cenar un sábado. La verdad es que se estaba bastante tranquilo, en gran parte, porque hay espacio suficiente entre las mesas; aunque es verdad que llegó después un grupo grande que subió un poco los decibelios del local. A nosotros no nos molesta en exceso, pero tened en cuenta que el restaurante está en una zona turística y puede pasar.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo el guacamole casero porque es uno de nuestros platos para compartir favoritos y además, en Oaxaca, lo preparan delante de los comensales; es decir, viene uno de los camareros con una mesa en la que lleva todos los ingredientes para el guacamole y en función de cómo os guste le podéis pedir que lo os lo prepare.

oaxaca-preparacion-guacamole

oaxaca-guacamole

David no puedo resistir la tentación de pedir una ostra al aguachile verde con nieve de pepino limón que le encantó.

oaxaca-ostra

Como platos principales, David pidió el pulpo tatemado, mar y tierra de Isla Mujeres. Estaba delicioso, con los sabores muy intensos y con el pulpo cocinado de manera excelente.

oaxaca-pulpo

Yo me decidí por el pollo con mole negro. Estaba espectacular, tenía un sabor súper intenso y se notaba la complejidad tan característica del mole. Ciertamente un placer para el paladar y para el estómago.

oaxaca-mole

Como estábamos llenísimos, porque las raciones son muy contundentes, le pedimos al camarero que nos aconsejara algún postre que fuera un poco ligero y que nos ayudara a digerir. Nos decidimos al final por uno a base de mango con helado y mezcal que estaba delicioso y era bastante refrescante.

oaxaca-postre-mango-mezcal

Y…¿cómo está de precio?

Caro. Yo sí queréis os digo lo contrario pero es así.

Todo lo que comimos y bebimos nos costó 99€.

Valoración global

Nos ha gustado mucho. Los platos nos han parecido espectaculares, el local precioso y la atención recibida ha sido de 10.

Ahora bien, como ya he dicho antes, el precio es caro. Es verdad, que en relación con la cantidad que sirven en cada ración no está del todo mal, pues aunque pagas bastante no te vas del restaurante con sensación de hambre; pero no es un sitio al que ir cada fin de semana.

Ideal para grupos de amigos o bien en pareja.

Repetiremos seguramente en alguna ocasión especial en la que nos apetezca salir de cenar con el estómago bien contento.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s