Dos Cielos. Cena romántica con estrella Michelin en Barcelona.

Hoy os traigo uno de los posts más especiales que he hecho hasta la fecha.

Y es que el pasado 8 de junio, David y yo cumplimos 3 años como pareja. Y como hacemos cada año, fuimos a cenar a algún sitio especial para celebrarlo. La diferencia con los años anteriores fue que, esta vez, David decidió sorpenderme con el lugar .

¡Cómo me conoce este chico!

Me llevó a cenar a Dos Cielos, el restaurante con estrella Michelin de los hermanos Torres, que está ubicado en la planta 24 del hotel Melià Barcelona Sky.

dos-cielos-portada

El triunfo lo tenía asegurado: restaurante maravilloso, con glamour y con unas vistas espectaculares de nuestra bella ciudad.

Una vez subimos a la planta en la que se encuentra el restaurante, nos recibió una chica encantadora, con una sonrisa en todo momento, que nos acompañó a nuestra mesa. Para acceder al salón, atravesamos la cocina; lo que nos permitió ver de primera mano cómo estaban elaborando los platos.

Al sentarnos, nos trajeron la carta, que en sí es bastante escueta, porque la gracia es el menú degustación estacional. En nuestro caso pudimos degustar el Menú Primavera.

Todo el menú está elaborado con productos de temporada y el hilo conductor del mismo es, precisamente la estación en la que se basa.

No os voy a contar plato por plato por dos sencillas razones: una, que cada plato es tan elaborado y con tantos ingredientes y detalles que si hubiese tenido que contároslo todo, hubiese necesitado tomar apuntes y entenderéis que estaba de cena romántica; y dos, porque considero que degustar el menú es un momento tan especial que si os animáis y lo queréis probar, es mejor vivirlo en primera persona y dejar que os lo cuente el fantástico personal de Dos Cielos que son quienes dominan el tema.

El menú se abre con unos aperitivos muy curiosos.

dos-cielos-aperitivo-paella

Mi favorito: aunque no lo parezca, esto es una paella. Una muy peculiar y diferente pero todo un placer para el paladar.

dos-cielos-oreja

Después, nos sirvieron 3 platos que podríamos considerar como entrantes, aunque algunos tenían la función de hacer de puente entre un plato y el que venía a continuación. Todos muy sorprendentes y visualmente preciosos.

dos-cielos-sopa-primavera

Sopa cuajada de bogavante y galera con anguila. Muy suave de sabor y preciosa a la vista.

dos-cielos-ensalada-falso-tomate

Ensalada de falso tomate con chupito de manzanilla.  La sirven con una copa de vino manzanilla infusionado con tomate y con una pimienta especial que produce un efecto de adormecimiento de la lengua (nada grave, no nos asustemos) que permite saborear el plato al 100%

dos-cielos-esparrago

A continuación, nos trajeron lo que normalmente denominamos como platos principales, que en este caso constaban de uno de pescado y uno de carne. Ambos con una cocción espléndida y una textura que se deshacía en la boca y que permitía disfrutar aún más del sabor.

dos-cielos-pescado

dos-cielos-carne

Después, nos sirvieron un pre postre para limpiar un poco el paladar y prepararlo para los postres, con té marcha y alga nori.

dos-cielos-pre-postre

Finalmente (o eso creíamos), nos sirvieron los postres. Como David al hacer la reserva y al entrar había dicho que tenía intolerancia a la lactosa, su postre fue diferente al mío para que no sufriera consecuencias no deseadas.

dos-cielos-postre-sin-lactosa

dos-cielos-postre-cerezas

De verdad que, aunque todos los platos estaban de 10, los postres fueron mi parte favorita.

Pero aún faltaba lo mejor, el broche de oro,  lo que ellos denominan como “La Joya”, un bomboncito delicioso dentro de una caja preciosa.

dos-cielos-bombon-joya

Todos y cada uno de los platos que nos sirvieron nos enamoraron, tenían un sabor increíble y con una presentación que hacía que te diera pena comértelos.

Además, merece la pena estar muy atento a las explicaciones de los camareros mientras sirven los platos ya que todos están llenos de curiosidades que os encantará conocer y que os permitirán disfrutar la comida aún más.

Muy recomendable, eso sí, para ocasiones muy muy especiales pues el precio del menú degustación (85€ por persona sin bebida) no es precisamente barato. Ahora bien, si me preguntáis si merece la pena ahorrar un poquito para daros el gusto, mi respuesta es un sí rotundo.

Salimos encantados de Dos Cielos, como flotando de felicidad.

Y hoy me permitiréis que termine el post un poco más cursi de lo habitual.

Gracias amor. Por estos 3 años. Por cada momento de felicidad, por cada obstáculo superado, por cada muestra de amor.

Gracias amor por cambiarme la vida a infinitamente mejor.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s