Chéri. Restaurante con aires románticos en Barcelona.

Desde hace muchos meses teníamos muchas ganas de ir a Chéri, básicamente porque hubo un boom en Instagram en que todos los influencers (hablaré yo un día de este fenómeno…) iban a comer y a cenar allí. Y claro, nosotros teníamos que verlo en primera persona.

cheri-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Chéri en la calle Enric Granados 122, relativamente cerca de la parada de metro Diagonal.

¿Cómo es la decoración?

La decoración del local es bastante especial y visualmente atractiva. Gran parte de las paredes están adornadas con grandes espejos, el suelo está cubierto con baldosas formando un ajedrezado blanco y negro y hay muchos toques que dan un aire vintage, especialmente con mobiliario antiguo.

cheri-decoracion

¿Cómo nos trataron?

La chica que nos atendió fue bastante amable y, aunque iba muy ajetreada porque había bastante gente, nos dedicó el tiempo que requeríamos.

¿Cuándo fuimos?

Fuimos a cenar un sábado por la noche, en plena hora punta de cenas.

No es el súmmum de los restaurantes íntimos y silenciosos en los que compartir miradas, pero tampoco estaba terroríficamente lleno.

¿Qué comimos?

La verdad es que no teníamos demasiado hambre, ya que veníamos de habernos tomado unas tapas importantes en una terraza de un hotel mientras escuchábamos música de los  80-90 ya que era la Setmana de les Terrasses.

Aún así, empezamos compartiendo un hummus con langostinos y ensalada de brotes y crudités. El hummus estaba muy bueno y espectacular de sabor, aunque la presentación era un bastante mejorable.

cheri-hummus-langostinos

Lógicamente, David siguió con su tradición de pedir una ostra natural.

cheri-ostra

Después, como plato principal, David pidió un pulpo a la brasa con parmentier de patata que estaba bastante bueno y suave de sabor; y yo decidí pedir la hamburguesa de buey a la brasa con cebolla y mozzarella que estaba muy rica (si la veis un poco negruzca en la foto es porque yo siempre las pido bien hechas) pero la presentación, igual que en el caso del hummus, la encontré un poco de ir por casa, considerando el local en el que estábamos.

cheri-pulpo-parmentier

cheri-hamburguesa-buey

No pedimos postre porque, como ya he dicho antes, no teníamos demasiada hambre.

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos y bebimos (tomamos una botella de vino y una botella de agua con gas) nos costó 63,6€, es decir, 31,8€ por persona. No está del todo mal, pero quizás un poco caro teniendo en cuenta los platos que pedimos, a excepción de la ostra.

Valoración global

No es un mal restaurante ni mucho menos, ahora bien, esperábamos más.

La experiencia fue buena, el trato recibido fue genial y la calidad de la comida era más que buena, sin embargo, creo que el aire que quiere transmitir el local no concuerda demasiado con la estética que muestran sus platos.  También puede ser que, tal y como sospecho, no eligiéramos los mejores platos de la carta; así que quizás habría que darle una segunda oportunidad porque sin duda por estética y ubicación la merece.

Sin duda, es un lugar ideal para cenas informales, en las que no os importe no tener excesiva intimidad.

No dejéis de probarlo, pues cada experiencia es diferente, y nosotros seguro que repetimos para tener otra mejor.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s