Flax & Kale. El restaurante flexitariano por excelencia de Barcelona.

¿¡Cómo era posible!? ¿Cómo podía ser que teniendo un blog de crítica gastronómica desde hace un año y gustándome tanto la comida vegetariana y flexitariana, no hubiese ido a Flax & Kale?

Por suerte, puse remedio a esta situación y fui a probar la gran variedad de este restaurante.

flax-kale-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Flax & Kale en la calle Tallers 74, muy cerca de plaza Universitat.

¿Cómo es la decoración?

Para mí, entrar al comedor principal de Flax & Kale es como entrar en una de esas cocinas en las que hay mucho trabajo, con mucha gente que va de un lado a otro. Y lo es porque las paredes con baldosa clara, con productos frescos a la vista y con utensilios colgados, me producen esa sensación. La iluminación, eso sí, es más cálida.

¿Cómo nos trataron?

Correctamente. Si tenemos en cuenta que estaban llenos hasta los topes y que tenían mucha cola de gente esperando, aún bastante bien nos atendieron.

Ahora bien, algo que no me gustó nada fue que nos asignaron una mesa en la terraza sin preguntarnos. A ver, fuimos a principios de marzo por lo que el tiempo aún era bastante fresco y sobretodo por la noche; por lo que creo que deberían habernos preguntado al hacer la reserva, si no nos importaba. Es verdad que no pasamos frío por las estufas, pero creo que aunque estén muy llenos deben preguntar a los clientes si les va bien cenar al aire libre o no, porque igual a mí (que al fin y al cabo soy la que va a pagarles la cena) no me apetece cenar con la chaqueta puesta.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un Healthy Mezzeplatter ya que éramos 4 personas y nos pareció ideal para probar varias cosas. El plato incluye cracker de espelta, chia y lino, cracker de remolacha y semillas, cracker de kale, hummus negro con carbón activado, hummus verde con espinacas, rúcula y coriandro, hummus naranja con calabaza y cúrcuma, albóndigas de quinoa con foie vegano, ensalada con kale y mini crudités de verduras raw. Como podéis ver, es un entrante muy completo, ideal para compartir sin llenarnos demasiado y que nos da una idea de el tipo de cocina y de ingredientes que usan en el restaurante. Muy rico y todo con un sabor muy auténtico.

fla

Después, cada uno pidió un plato aunque como pasa siempre que vamos en grupo, acabamos comiendo todos un poco de todo.

Pedimos un Raw Superbowl que constaba de hojas verdes, hummus de coleslaw (ensalada de col), hummus naranja, tallarines de calabacín con pesto de cúrcuma, asarzuke de pepino, tomate cherry con pesto de albahaca, chucrut de col lombarda y brotes germinados. Un plato súper refrescante y completo que además de sabroso era precioso de ver y es que la comida, por supuesto, tiene que entrar primero por los ojos.

flax-kale-raw-superbowl

También pedimos la Raw Vegan Lasagna, una lasaña de calabacín, salsa de tomate fresco y tomate seco, hojas de espinacas baby, queso de anacardos y macadamia y pesto de albahaca. La ración a simple vista puede parecer pequeña pero es un plato bastante contundente y muy sabroso. Muy rico.

flax-kale-raw-vegan-lasaña

Otro de los platos que probamos fue el No Digas Tacos. Un nombre gracioso para unos tacos caseros de maíz con guacamole, salteado de berenjena, shiitake y con blanca acompañados de picos de gallo y sour cream de anacardos. Una opción ideal para aquellos amantes de la comida mexicana que no quieren renunciar a esos sabores tan característicos. Muy buenos.

flax-kale-tacos

Finalmente, pedimos la Tuna loves wasabi burguer (algo así como la hamburguesa “el atún ama el wasabi”), una hamburguesa de atún con jengibre y mayonesa de wasabi en pan integral de espelta con carbón activado y sésamo blanco. Éste es uno de esos platos ideales para aquellas personas que van a este estilo de restaurantes con reticencias y que cuando prueban una hamburguesa como ésta, milagrosamente son convertidos. Un plato sabroso, delicioso y contundente.

flax-kale-tuna-wasabi-burguer

Y como queríamos darlo todo, decidimos tomar algunos postres también.

Pedimos el Two textures choco cake, un brownie con mousse de chocolate, crema de avellana merengada y helado artesano de fresa. Estaba riquísimo, la combinación de los chocolates era espectacular y el sabor del helado era muy auténtico y diferente.

flax-kale-brownie-

También pedimos el Grilled Carrot Cake, un pastel de zanahoria asado con puré de mango, sorbete de menta y espuma de yogur casero de leche de coco. Una combinación de texturas y sabores diferente y deliciosa.

flax-kale-grilled-carrot-cake

Y… ¿cómo está de precio?

Todo, comida más bebidas, nos costó 127,15€. Teniendo en cuenta que éramos 4 personas eso significa que a cada uno nos salió por 31,78€

Me parece un buen precio por la calidad del producto y más teniendo en cuenta que pedimos muchos platos.

Valoración global

Es un buen restaurante. Nos gustó mucho la experiencia y comimos muy bien.

Recomendadísimo para todos aquellos amantes de la comida vegana y vegetariana ya que sin duda, es una de las mejores opciones para comer este tipo de alimentos fuera de casa.

Ahora bien, si queréis ir, pensadlo con antelación porque reservar de hoy para mañana es complicado. Y tened en cuenta también que no sería el restaurante ideal para una cena íntima. Pero para una comida o cena con amigos, hablar mucho y reír más, es ideal.

Volveremos seguramente a probar más platos que nos quedaron pendientes.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s