Amaltea. Menú vegetariano, variado y asequible en Barcelona.

A veces, y últimamente me pasa mucho, prefiero que sean los demás quienes elijan los restaurantes a los que ir, que hacerlo yo. Y la verdad es que creo que debería hacerlo más porque me descubren muchos lugares nuevos que yo, probablemente, no elegiría.

Uno de estos fue Amaltea, un restaurante vegetariano por delante del cual había pasado infinidad de veces pero que nunca me había llamado la atención. Afortunadamente, a David sí y fuimos a probarlo.

amaltea-vegetariano-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Amaltea en la calle Diputació 164, muy cerca de la parada de metro Urgell.

¿Cómo es la decoración?

Todo el local está decorado en tonos pastel y tierra y con algunos elementos hindúes (eso creo yo, perdonad mi ignorancia si no es así) creando una atmósfera muy tranquila y muy espiritual.

amaltea-vegetariano-decoracion-interior

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. La chica que nos atendió estuvo por nosotros todo el tiempo sin resultar agobiante.

¿Qué comimos?

Lo bueno de Amaltea es que disponen de un menú, cosa que a menudo agradezco porque me ahorra el tener que elegir entre una carta inmensa. Como fuimos un viernes noche, probamos el menú fin de semana consistente en 8 opciones de primer plato, 9 opciones de segundo plato, bebida, pan y postre o infusión.

De primero, David eligió el Hummus con crudité y pan de pita. El hummus en sí estaba muy bueno; ahora bien, llamar a cuatro hojas de ensalada crudité me parece muy osado. Aún así, lo importante del plato estaba muy correcto.

amaltea-vegetariano-hummus-pita

Yo, en cambio, elegí la sopa de miso y quinoa, porque estaba muerta de frío y necesitaba algo para entonarme. La verdad es que cuando me trajeron el plato me asusté un poco porque el aspecto, como podéis ver, no es el más apetecible del mundo; sin embargo, la sopa estaba deliciosa, tenía un sabor peculiar pero muy agradable y es un plato que llena bastante.

amaltea-vegetariano-sopa-quinoa-miso

De segundo, David pidió el Arroz biriani con alcachofas, verduritas y tropezones. Según él, porque yo todo lo que tenga alcachofas mejor bien lejos, estaba delicioso y la combinación con todas las verduritas era ideal.

amaltea-vegetariano-arroz-alcachofas

Yo me pedí la lasaña de calabaza, champiñones, boloñesa y parmesano al horno. Estaba muy buena, el sabor era riquísimo pero la verdad es que, para mi gusto, tenía demasiado aceite y eso hacía que fuera muy pesada y que no me la pudiera terminar.

amaltea-vegetariano-lasaña-vegetal

No tomamos postre porque ya estábamos bastante llenos, pero tomamos unas infusiones digestivas deliciosas.

Y…¿cómo está de precio?

Francamente bien. El precio del menú por persona es de 15,8€, un precio bastante aceptable para una cena.

Valoración global

Nos ha gustado mucho el ambiente del restaurante. Quizás no elegimos los mejores platos, pero sin duda la cocina es de bastante calidad.

Ideal para comidas y cenas informales en las que se quieren probar cosas nuevas.

Nosotros seguro que volveremos porque la variedad del menú es bastante buena y nos quedaron muchos platos que deseamos probar.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Karlito’s. Desayunos sanos y sabrosos en Barcelona.

El día debe empezarse siempre con un buen desayuno. Eso lo sabemos todos y lo hemos oído en todas partes.

El único momento en que David y yo podemos permitirnos disfrutar de un desayuno juntos es el domingo, así que normalmente lo aprovechamos para comer algo rico y sano (que compense un poco lo que hayamos podido comer el día anterior) y, siempre que el tiempo nos lo permite, para tomar un poco el sol dando paseos junto al mar.

En uno de estos paseos, se me ocurrió que desde hacía bastante quería ir a descubrir Karlito’s, un lugar de zumos naturales que había visto en redes sociales y que me llamaba mucho la atención. Y para allá que fuimos.

karlitos-entrada

Karlito’s está en la calle Escudellers 56, en pleno barrio de Ciutat Vella.

El local es muy pequeñito y no hay sitio para sentarse, ya que está pensado para que nos llevemos lo que pedimos.

La variedad de zumos y smoothies que ofrecen es bastante buena y seguro que todo el mundo encuentra el que más le guste. Por supuesto, para aquellos que necesitan un chute de cafeína por la mañana, también tienen una gran variedad de cafés.

karlitos-carta-zumos-smoothies

Nosotros, obviamente, teníamos que probar alguno de esos zumos de los que tanto habíamos oído hablar, así que decidimos pedir un zumo y un smoothie. Destacar que cada uno es de casi medio litro, algo fantástico para las personas que como yo nunca tenemos suficiente bebida.

Yo pedí un Raval, un zumo con kale, espinacas, manzana, espirulina, lima y menta. Verde como él solo pero delicioso y super energizante, ideal para seguir con buen ritmo toda la mañana.

karlitos-green-juice

David se decantó por un Black Karlito’s, un smoothie con cacao, anacardos, plátano, manteca de cacahuete, leche de almendra, leche de coco y chia. Muy bueno también aunque para mi gusto demasiado denso por todos los ingredientes, pero aún así súper sabroso.

karlitos-smoothie-chia-coco

Y claro, cuando vimos que tenían açai bowl no pudimos (ni quisimos) resistirnos. Descubrimos que el de Karlito’s es muy curioso ya que es un Açai Waffle Bowl. ¿Qué quiere decir eso? Pues que la mezcla de açai y los distintos ingredientes va dentro de un gofre recién hecho y calentito. Una delicia reconfortante y super bien presentada. Aceptamos y reconozco que quizás no es la manera más cómoda de comerse uno ya que llevarlo por la calle puede resultar complicado, pero os recomiendo buscar un banco cerquita y sentaros a degustarlo tranquilamente.

karlitos-açai-bowl

Así que ya lo sabéis, si estáis una mañana paseando por la zona y os apetece tomaros un buen zumo o comeros un fantástico açai bowl, pasaros por Karlito’s y llevaros algunos de sus productos durante vuestro paseo. Merece mucho la pena.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Flax & Kale. El restaurante flexitariano por excelencia de Barcelona.

¿¡Cómo era posible!? ¿Cómo podía ser que teniendo un blog de crítica gastronómica desde hace un año y gustándome tanto la comida vegetariana y flexitariana, no hubiese ido a Flax & Kale?

Por suerte, puse remedio a esta situación y fui a probar la gran variedad de este restaurante.

flax-kale-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Flax & Kale en la calle Tallers 74, muy cerca de plaza Universitat.

¿Cómo es la decoración?

Para mí, entrar al comedor principal de Flax & Kale es como entrar en una de esas cocinas en las que hay mucho trabajo, con mucha gente que va de un lado a otro. Y lo es porque las paredes con baldosa clara, con productos frescos a la vista y con utensilios colgados, me producen esa sensación. La iluminación, eso sí, es más cálida.

¿Cómo nos trataron?

Correctamente. Si tenemos en cuenta que estaban llenos hasta los topes y que tenían mucha cola de gente esperando, aún bastante bien nos atendieron.

Ahora bien, algo que no me gustó nada fue que nos asignaron una mesa en la terraza sin preguntarnos. A ver, fuimos a principios de marzo por lo que el tiempo aún era bastante fresco y sobretodo por la noche; por lo que creo que deberían habernos preguntado al hacer la reserva, si no nos importaba. Es verdad que no pasamos frío por las estufas, pero creo que aunque estén muy llenos deben preguntar a los clientes si les va bien cenar al aire libre o no, porque igual a mí (que al fin y al cabo soy la que va a pagarles la cena) no me apetece cenar con la chaqueta puesta.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un Healthy Mezzeplatter ya que éramos 4 personas y nos pareció ideal para probar varias cosas. El plato incluye cracker de espelta, chia y lino, cracker de remolacha y semillas, cracker de kale, hummus negro con carbón activado, hummus verde con espinacas, rúcula y coriandro, hummus naranja con calabaza y cúrcuma, albóndigas de quinoa con foie vegano, ensalada con kale y mini crudités de verduras raw. Como podéis ver, es un entrante muy completo, ideal para compartir sin llenarnos demasiado y que nos da una idea de el tipo de cocina y de ingredientes que usan en el restaurante. Muy rico y todo con un sabor muy auténtico.

fla

Después, cada uno pidió un plato aunque como pasa siempre que vamos en grupo, acabamos comiendo todos un poco de todo.

Pedimos un Raw Superbowl que constaba de hojas verdes, hummus de coleslaw (ensalada de col), hummus naranja, tallarines de calabacín con pesto de cúrcuma, asarzuke de pepino, tomate cherry con pesto de albahaca, chucrut de col lombarda y brotes germinados. Un plato súper refrescante y completo que además de sabroso era precioso de ver y es que la comida, por supuesto, tiene que entrar primero por los ojos.

flax-kale-raw-superbowl

También pedimos la Raw Vegan Lasagna, una lasaña de calabacín, salsa de tomate fresco y tomate seco, hojas de espinacas baby, queso de anacardos y macadamia y pesto de albahaca. La ración a simple vista puede parecer pequeña pero es un plato bastante contundente y muy sabroso. Muy rico.

flax-kale-raw-vegan-lasaña

Otro de los platos que probamos fue el No Digas Tacos. Un nombre gracioso para unos tacos caseros de maíz con guacamole, salteado de berenjena, shiitake y con blanca acompañados de picos de gallo y sour cream de anacardos. Una opción ideal para aquellos amantes de la comida mexicana que no quieren renunciar a esos sabores tan característicos. Muy buenos.

flax-kale-tacos

Finalmente, pedimos la Tuna loves wasabi burguer (algo así como la hamburguesa “el atún ama el wasabi”), una hamburguesa de atún con jengibre y mayonesa de wasabi en pan integral de espelta con carbón activado y sésamo blanco. Éste es uno de esos platos ideales para aquellas personas que van a este estilo de restaurantes con reticencias y que cuando prueban una hamburguesa como ésta, milagrosamente son convertidos. Un plato sabroso, delicioso y contundente.

flax-kale-tuna-wasabi-burguer

Y como queríamos darlo todo, decidimos tomar algunos postres también.

Pedimos el Two textures choco cake, un brownie con mousse de chocolate, crema de avellana merengada y helado artesano de fresa. Estaba riquísimo, la combinación de los chocolates era espectacular y el sabor del helado era muy auténtico y diferente.

flax-kale-brownie-

También pedimos el Grilled Carrot Cake, un pastel de zanahoria asado con puré de mango, sorbete de menta y espuma de yogur casero de leche de coco. Una combinación de texturas y sabores diferente y deliciosa.

flax-kale-grilled-carrot-cake

Y… ¿cómo está de precio?

Todo, comida más bebidas, nos costó 127,15€. Teniendo en cuenta que éramos 4 personas eso significa que a cada uno nos salió por 31,78€

Me parece un buen precio por la calidad del producto y más teniendo en cuenta que pedimos muchos platos.

Valoración global

Es un buen restaurante. Nos gustó mucho la experiencia y comimos muy bien.

Recomendadísimo para todos aquellos amantes de la comida vegana y vegetariana ya que sin duda, es una de las mejores opciones para comer este tipo de alimentos fuera de casa.

Ahora bien, si queréis ir, pensadlo con antelación porque reservar de hoy para mañana es complicado. Y tened en cuenta también que no sería el restaurante ideal para una cena íntima. Pero para una comida o cena con amigos, hablar mucho y reír más, es ideal.

Volveremos seguramente a probar más platos que nos quedaron pendientes.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Oval. Hamburguesas totalmente personalizadas en Barcelona.

Hay días para todo. Hay días en los que nos apetece comer cosas elaboradas y hay otros en los que no nos queremos complicar la vida y preferimos opciones más sencillas pero sin renunciar a la originalidad y a la calidad.

En uno de esos mediodías, David y yo decidimos que nos apetecía una hamburguesa y decidimos ir a probar Oval, una hamburguesería que estaba en nuestra lista de sitios pendientes desde hacía bastante tiempo.

oval-hamburgueseria-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Oval en la calle Valencia 199, entre las paradas de metro Diagonal y Hospital Clínic.

¿Cómo es la decoración?

Industrial quizás sería la palabra más adecuada. Las paredes son de ladrillo desnudo y las columnas vistas sin disimular le dan ese toque como de fábrica pero que gracias a la iluminación cálida del local, el ambiente no es nada frío.

¿Cómo nos trataron?

El personal que nos atendió fue muy amable en todo momento y nos sirvieron bastante rápido a pesar de tener el local lleno.

¿Qué comimos?

La gracia de Oval es que podemos configurar nuestras hamburguesas como queramos. Podemos elegir el tipo de carne, el tipo de pan (o si la queremos sin), los ingredientes que le queremos añadir, las salsas con las que la queremos condimentar y si queremos algún acompañamiento.

oval-hamburgueseria-carta

David pidió una hamburguesa de buey con pan de cereales, maíz, cebolla crujiente, jalapeño y huevo duro con salsa a las tres pimientas. Según él estaba muy buena y la mezcla de los ingredientes que escogió le gustó mucho.

oval-hamburguesa-buey-jalapeño-pimienta

Yo elegí una hamburguesa vegetal al plato, es decir, sin pan, con aceitunas negras, pimiento asado, cebolla caramelizada, tomate y queso y con mayonesa de cebolla caramelizada y ajo. Estaba riquísima y me sorprendió que la hamburguesa vegetal no era excesivamente seca, algo que sucede muy a menudo, y en combinación con los ingredientes que escogí estaba muy armonizada.

oval-hamburguesa-vegetal

Para acompañarlas, pedimos unas raciones de patatas fritas con ketchup buenísimas y de las que siempre apetecen.

oval-patatas-fritas

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 24,8€. Vamos, muy bien de precio por 2 buenas hamburguesas totalmente personalizadas, 2 raciones de patatas fritas bastante abundantes y 2 coca colas.

Valoración global

Es un restaurante con un ambiente muy informal pero que no por eso sirve comida de poca calidad, al contrario, los productos son buenos y merecen la pena.

Muy recomendable para todas aquellas personas amantes de la comida sin complicaciones pero que no quieren renunciar a la calidad y a la estética. Un lugar genial para ir en familia porque seguro que todo el mundo encuentra su opción ideal.

Desde ya mismo, pasa a formar parte de nuestra lista de sitios a los que ir cuando no tenemos ni idea de a dónde ir.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Amo Vino. Comida con maridaje de vinos en Barcelona.

No hay nada mejor que aquellos lugares que no están destinados a un único uso sino que puedes acudir a ellos en múltiples ocasiones.

Uno de los últimos sitios de este estilo que hemos descubierto es Amo Vino, un local abierto recientemente (hace aproximadamente un mes) en la calle Aribau 30, muy cerca de plaza Universitat.

amovino-entrada

¿Y qué es? Pues Amovino es un bar-bodega-restaurante en el que podéis tomar unas copas de vino en la zona de la barra de la entrada del local, hacer catas en una sala interior preparada específicamente para ello, comprar botellas de vino o comer un menú en el que aparejan cada plato con el vino que mejor le va.

En este caso, nosotros decidimos hacer una cena informal para probar el menú maridaje ya que nos pareció muy buena opción para hacer un primer acercamiento al local; pero con el grupo de amigas llevamos barajando la idea de hacer una cata desde hace mucho tiempo así que, nunca se sabe.

La gracia del menú, que consta de 3 platos, es que cada plato va acompañado de un vino elegido específicamente para él por el personal experto del local. La idea nos encantó ya que nosotros no somos nada expertos en vino y solamente sabemos lo que nos gusta y lo que no pero sí somos curiosos y nos apasiona conocer más sobre lo que bebemos.

El personal fue muy amable en todo momento y especialmente la chica que nos atendió nos explicó muy detalladamente cada uno de los vinos que nos iba sirviendo.

De primero podíamos elegir entre unos gnocchis con crema de jamón ibérico o unos chipirones a la plancha. David eligió los chipirones que iban acompañados de una copa de vino blanco de D.O. Montsant, Bancal 2015; y yo me decanté por los gnocchis con una copa de vino tinto de D.O. Conca de Barberà, Josep Foraster Trepat 2013, riquísimo ya que no soy yo muy fan del vino tinto y este era muy suave y nada áspero.

amovino-chipirones-plancha

amovino-gnocchi-jamon

De segundo, las opciones eran o unas gambas con escalivada o unas chuletas de cordero lechal con puré. David eligió las chuletas que venían acompañadas de una copa de vino tinto D.O. Costers del Segre, Onra 2012; y yo me decanté por las gambas con una copa de vino blanco D.O. Catalunya, Equilibrista 2014, que la combinación era muy buena. El plato era muy sencillo pero estaba espectacular, muy rico y sabroso.

amovino-chuletas-cordero-pure

amovino-gambas-escalivada

Como postre, podíamos elegir entre una degustación de quesos catalanes con una copa de vino tinto D.O. Empordà, Cartesius 2013; o una pannacotta al dulce de leche con una copa de cava D.O. Alella, Privat Rosat. En vistas de que David no podía pedir ninguno porque todos contenían lactosa, yo pedí la pannacotta que estaba riquísima y era todo un placer para el paladar, y él solamente el cava.

amovino-pannacotta

¿Y el precio de todo esto? El menú maridaje cuesta 23€ por persona, un precio muy bueno a nuestro parecer. Además, fueron muy amables y como David no pudo tomar postre por su intolerancia, nos hicieron un pequeño descuento en su menú.

Es un lugar muy recomendable. Ya que para nosotros era la primera vez que acudíamos a un sitio en el que con cada plato te servían un vino (lo sé, nos queda aún mucho por recorrer), nos pareció que para hacer una primera aproximación ha estado muy bien. La calidad de la comida es bastante buena y la de los vinos inmejorable.

Sin duda, un local al que acudiremos más veces por la calidad, por lo céntrico, por lo amables que fueron con nosotros y por lo acogedor. Merece la pena.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Quinoa. Comida vegetariana deliciosa en Barcelona.

He desarrollado un radar para descubrir restaurantes nuevos. Y viviendo en una ciudad como Barcelona eso significa andar con el radar activado cada vez que salgo a la calle.

Uno de estos nuevos restaurantes que acaban de abrir es Quinoa, un vegetariano que ofrece una carta muy extensa y con opciones para todos los gustos.

quinoa-arago-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Quino en la calle Aragó 209, bastante cerca de plaza Universitat y plaza Letamendi, y también tienen otro local más pequeño en Travessera de Gràcia 203.

¿Cómo es la decoración?

Sencilla, con la madera como elemento predominante y con algunos objetos vintage que le dan un toque muy especial.

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. El personal fue muy amable con nosotros, nos aclaró todas las dudas que teníamos y nos explicaron todo muy detalladamente.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un hummus con tostadas de pan y crudités de verduras y la polenta crujiente con setas, kale y alioli. Ambos platos estaban buenísimos y como nunca habíamos probado la polenta nos sorprendió mucho y nos encantó el sabor y lo bien que combinaba con los ingredientes.

quinoa-arago-hummus-crudites

quinoa-arago-polenta-setas-kale

Después David pidió el chilli de alubias rojas con tacos, guacamole y pico de gallo. Estaba delicioso y los disfrutó muchísimo.

quinoa-chilli-alubias-rojas-tacos

Yo me decidí por el wrap con tofu al horno, kimchi, aguacate, tomate y verduritas crujientes. Me encantó. Considero que el tofu estaba deliciosamente preparado y la combinación de todos los ingredientes era perfecta.

quinoa-arago-wrap-tofu

Aunque habíamos comido ya bastante, no pudimos resistirnos a tomar unos postres así que compartimos la trufa de chocolate y garam masala (una mezcla de especias), y el crumble de manzana y fresas. Ambos estaban muy buenos aunque contra todo pronóstico me gustó más la trufa, por una razón muy sencilla: el crumble llevaba anacardos y no me apasionan en absoluto; pero David lo disfrutó muchísimo.

quinoa-arago-trufa-chocolate-garam-masala

quinoa-arago-crumble-manzana

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 42,2€. Teniendo en cuenta que comimos bastante creo que es un precio excelente. Además, la relación calidad-precio es muy buena y las raciones de los platos son muy adecuadas.

Valoración global

Nos encanta encontrar nuevos restaurantes de comida vegetariana y este es, sin duda, una opción excelente para repetir varias veces. Además, para nosotros, está en una zona por la que pasamos muy a menudo así que caerá alguna vez más.

Ideal para aquellas personas que busquen un restaurante informal y quieran probar cosas nuevas y sabrosas. Todo un descubrimiento.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Libertine en Casa Bonay. Afterwork con mucho estilo en Barcelona.

Hablemos de los jueves. Concretamente de las tardes de los jueves, al salir de trabajar. Mi cuerpo lo sabe y ya empieza a ponerse en modo fin de semana y lo que más me apetece es ir a tomar algo con estilo para celebrar que se aproximan los dos mejores días de la semana.

Hace una semana, decidimos ir a Libertine, el cóctel bar del hotel Casa Bonay.

libertine-casa-bonay-entrada

El hotel Casa Bonay está en Gran Via de les Corts Catalanes 700, muy cerca de plaza Tetuán, y a Libertine se accede por la entrada principal del hotel al final de todo del pasillo que lleva también a la recepción del mismo.

La entrada es la típica de una casa antigua del Eixample, de piedra, con una gran escalinata, con la típica portería reconvertida aquí en una librería…todo muy de cuento.

libertine-casa-bonay-pasillo-entrada

Libertine es un espacio con mucho estilo, concebido para ser el cóctel bar del hotel pero pensado también para funcionar perfectamente como opción para cualquier persona que pasee por la zona y quiera tomar algo.

La decoración es muy elegante, con elementos industriales en tonos grises oscuros, con zonas con sofás y alfombras que le dan un toque acogedor y con una zona con una mesa alargada tipo mesa más de trabajo, que le da un aire más informal. Un elemento que me pareció muy original fue que el suelo del local son las mismas baldosas que podemos encontrar por las calles de Barcelona, dando así un ambiente como de terraza pero estando resguardados.

libertine-casa-bonay-decoracion-interior

La carta de tapas, tanto frías como calientes, es bastante extensa; igual que la de cócteles. Tenéis opciones para todos los gustos y seguro que encontráis algo que os convenza.

Nosotros decidimos tomar cosas básicas pero que nos sorprendieron bastante.

Picamos unos Edamame que sirven con un poco de ralladura de limón que le da un punto refrescante y que estaban muy buenos.

libertine-casa-bonay-edamame

Como nos quedamos con ganas de probar más, decidimos pedir también unas patatas bravas para ver qué tal estaban. Lo cierto es que nos gustaron muchísimo pues aunque no llevaban ninguna salsa brava fuera de lo común, las patatas en sí estaban espectaculares. Crujientes por fuera y tiernas por dentro pero no blandas. Un acierto.

libertine-casa-bonay-patatas-bravas

Para beber, su punto fuerte son los cócteles y David sí tomó uno llamado “Juana la Loca” que llevaba tequila. Él afirma que estaba riquísimo aunque para mí estaba demasiado cargado. Yo en cambio me decanté por una copa de vino blanco, más sencillo.

libertine-casa-bonay-coctel-vino

Nos encantó la experiencia en general. El local nos pareció precioso y el ambiente que se respiraba en él era muy tranquilo y relajado, ideal para desconectar después de un día de trabajo y para conversar con la persona con la que vayas mientras degustas productos excelentes.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook