Cheese’s Art. El paraíso para los amantes del queso en Barcelona.

No se me había ni pasado por la cabeza que este restaurante pudiera tener un post en este blog. Por una razón muy sencilla, David (mi compañero de aventuras gastronómicas y de vida) es intolerante a la lactosa por lo que llevarle a un restaurante en el que la especialidad son las fondues de queso y las raclettes, no es una opción. Y no solo eso, sino que el mero hecho de oler queso ya le sienta mal. Pero claro, para eso están las amigas que te conocen bien y te acompañan a Cheese’s Art.

¿Dónde está?

Encontramos Cheese’s Art en la calle Enric Granados 13, muy cerca de plaza Universitat.

¿Cómo es la decoración?

Sencilla y acogedora. Quizás no sería el punto fuerte del local pero tampoco está fatal. Correcta y con un toque francés.

¿Cómo nos atendieron?

El personal fue muy amable en todo momento y nos ayudó si no sabíamos como teníamos que comer algo.

¿Qué comimos?

Al ser un grupo, se prestaba mucho a compartir platos que siendo menos hubiese sido complicado comer; así que pedimos una fondue “La Pagesa” con emmental suizo, gruyère, appenzell y vino blanco seco dentro de un pan gallego y acompañado de jamón ibérico y dados de pan.

cheeses-art-fondue-pagesa

cheeses-art-fondue-queso-pan

La gracia de esta fondue es que, como ya he dicho, el queso viene dentro de un pan gallego redondo en el que los comensales mojan los dados de pan. Una vez el queso ya ha menguado y se ha enfriado, el camarero se lleva la fondue, le añade el jamón ibérico al queso y la devuelve a la mesa en forma de mini bocadillos para que podamos aprovechar todo mejor.

cheeses-art-pan-fondue-jamon-queso

Toda una delicia. Nos encantó a todas y la verdad es que me pareció muy original esta manera de presentar la fondue.

También pedimos una raclette suiza vegetariana. La sirven con el típico trozo de queso en el utensilio que desprende calor para derretir el queso y las verduras a parte. De este modo, únicamente hay que coger la verdura que se desee y con una espátula pequeña rascar un poco el queso derretido y ponerlo en la verdura.

Es algo muy sencillo pero delicioso e ideal para compartir porque los comensales van cogiendo y comiendo mientras van charlando y se hace muy distendido.

cheeses-art-raclette

cheeses-art-verduras-raclette

cheeses-art-patatas-raclette

Para terminar, no pudimos resistirnos y pedimos una fondue de chocolate negro acompañado de fruta del tiempo. ¡¿Qué más decir?! Deliciosa…

cheeses-art-fondue-chocolate-fruta

Y…¿cómo está de precio?

Éramos 4 personas y cada una pagamos 24,38€ incluyendo la comida y la bebida. Me parece muy buen precio, sobretodo, por lo satisfecho que uno se queda al terminar de comer. La relación calidad-cantidad-precio es muy buena.

Valoración global

Me encantó.

Yo soy una apasionada del queso (en mi casa me llaman ratoncito, no digo más) y conforme van pasando los años me gustan más tipos de queso; por lo que Cheese’s Art me pareció el paraíso.

Me parece un restaurante ideal para ir en un grupo ya que muchos de los platos de la carta (fondues, tablas de quesos, raclettes…) son idóneos para compartir.

Todo un indispensable para los amantes del queso y, sobretodo, para los apasionados de las cenas con amigos que se alargan porque las conversaciones no terminan nunca.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Lateral. Tapas de calidad y con glamour en Barcelona.

Tapear se puede hacer de muchas maneras. Se puede hacer en plan más casual en cualquier bar de barrio (que merecen todo mi respeto) o se puede hacer en un local como Lateral, un restaurante ideal para múltiples ocasiones pero que, en mi opinión, es perfecto para pedir varias tapas y raciones para compartir y disfrutar del buen ambiente.

lateral-entrada

Lateral está en la calle Consell de cent 329, muy cerca de la parada del metro Passeig de Gràcia.

El local es precioso. Todo muy clarito, muy limpio, con varios sofás muy acolchados y muchos cojines, dándole un toque muy glamouroso y a la vez acogedor.

lateral-decoracion

Aunque es bastante grande y con capacidad para muchas personas, tened cuidado si queréis ir por la noche ya que suele estar bastante lleno. Pero si vais temprano o vais al mediodía seguro que un huequito encontráis ya que, además, el personal aprovecha muy bien el espacio disponible sin tener la sensación de estar apretados.

Como he dicho antes, siempre que vamos nos encanta compartir platos porque así podemos probar más cosas de entre todas las que tienen en su extensa carta.

La última vez que fuimos empezamos tomando una tempura de verduras con salsa de yogurt muy fina y nada pesada; y un rollito vietnamita de gambas y solomillo de cerdo, delicioso e ideal también para compartir.

lateral-tempura-verduras

lateral-rollito-vietnamita

Después, y aunque también picamos un poco el uno del otro, David pidió un ceviche de corvina, zumo de lima, cayena, apio, cebolla morada y maíz dulce, que probé un poquito y me gustó bastante ya que no lo encontré demasiado picante; y yo un tataki de atún marinado con ensalada de wakame que estaba delicioso, tenía un sabor muy suave y el marinado era espectacular.

lateral-ceviche

lateral-tataki-atun

Comimos también unas croquetas de setas espectaculares, con un sabor muy auténtico y de las que no hay foto por la sencilla razón de que una foto de dos croquetas mondas y lirondas quedaba un poco triste.

Y terminamos con una de las raciones que más nos gustó, el huevo poché con espuma de patata trufada y polvo de ibérico, exclusivo del restaurante de Barcelona (en los de Madrid hay otros platos especiales) y delicioso. Tiene un sabor intenso pero delicado y el contraste entre las distintas texturas de los ingredientes lo hacen único.

lateral-huevo-poche-patata-trufada-iberico

Os recomiendo también que probéis los postres porque todos los que he probado hasta el momento están espectaculares, especialmente el crumble de manzana y arándanos. Toda una delicia.

De precio no está nada mal y uno puede intuir bastante bien por el precio de cada plato como será el tamaño de la ración.

En definitiva, si estáis por el centro y queréis hacer una comida informal o buscáis un sitio al que ir con un grupo de amigos, Lateral puede ser muy buena opción. Muy recomendable para los amantes del tapeo pero con glamour.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Auto Rosellon. Cocina mediterránea sabrosa en Barcelona.

Hay sitios de los que se habla, de los que constantemente ves fotos en redes sociales y claro, a una le pica la curiosidad.

Eso me pasó con Auto Rosellon. Había leído muy buenas críticas, siempre que pasaba por delante estaba lleno e incluso reservar me era difícil así que, cuando por fin pudimos, decidimos ir a ver de qué iba el asunto.

auto-rosellon-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Auto Rosellon en la calle Rosselló 182, entre las paradas de metro Hospital Clínic y Diagonal.

¿Cómo es la decoración?

Es sencilla pero bonita. Tiene un toque industrial pero rústico a la vez; con tuberías vistas, mesas y sillas vintage, tonos grisáceos y con parte de la cocina a la vista que le da un aspecto original y francamente acogedor.

auto-rosellon-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Correctamente. Dado que estaban llenos hasta los topes, el personal iba por faena y no se entretenía mucho en los clientes pero fueron muy correctos.

¿Qué comimos?

Como íbamos un poco justos de tiempo, decidimos tomar solamente un plato cada uno.

David pidió el cordero asado con garbanzos y tomates que estaba realmente delicioso. Él es un apasionado de esta carne y la encontró melosa, en su punto y con los sabores del resto de ingredientes muy bien integrados.

auto-rosellon-cordero

Yo me decanté por unos gnudi con ricota, tomate confitado y parmesano. Estaban riquísimos y con un sabor espectacular, aunque he de reconocer que para el precio que tenían encontré la ración un poco justa; pero en este caso ya me fue bien porque no quería comer mucho.

auto-rosellon-gnudi-ricota-tomate

Para beber decidimos innovar un poco y pedimos una Limonada Rosa con menta y un zumo Auto Green con plátano, espinacas y piña. Las dos bebidas eran muy refrescantes y estaban muy bien presentadas.

auto-rosellon-zumo-verde-limonada-rosa

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 44,4€.

A ver, es verdad que la calidad del producto es alta y los detalles de todos los platos están muy cuidados; pero sinceramente pagar 17€ y 15,5€ por cada uno de los platos que comimos, teniendo en cuenta la cantidad que venía, me parece un poco excesivo. En cambio el precio de las bebidas sí nos pareció más correcto en comparación con otros lugares similares.

Valoración global

El sitio nos gustó mucho, el ambiente que se respira es muy agradable y actual, y el servicio es muy bueno. Nos hemos quedado con muchas ganas de volver otro día, con más calma y tiempo a probar otros platos y, quizás, a tomar brunch.

Ahora bien, viendo el estilo de los platos sí que me esperaba que las raciones fueran un poco más generosas por el precio de la carta.

Un sitio recomendable para aquellas personas que quieran probar cosas nuevas y para aquellos que quieran comer platos sin grandes complicaciones pero de mucha calidad, sabrosos y con un giro especial.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Caj Chai. Una tetería auténtica en Barcelona.

No podía dejar que terminara el invierno sin recomendaros esta maravillosa tetería, una de las más auténticas de Barcelona.

teteria-caj-chai-entrada

Os hablo de Caj Chai, ubicada en la calle Sant Domènec del Call 12, en pleno casco antiguo de la ciudad.

El local no es muy grande y encontrar mesa es normalmente cuestión de suerte, sin embargo, es un lugar muy tranquilo y acogedor, ideal para tener conversaciones largas y profundas. Además, no hay mucha cobertura de móvil lo qual favorece aún más ese ambiente relajado.

caj-chai-decoracion-interior

Como os he dicho, es una de las teterías más auténticas de Barcelona y aquí ningún té ni ninguna infusión vendrá en bolsita, y cuando nos traen la carta de todas las variedades que ofrecen ya nos hacemos una idea de la minuciosidad con la que tratan el tema. Tendréis que tomaros vuestro tiempo para leerla. La carta nos la presentan dividida según el tipo de té (negro, oolong, blanco…) y, dentro de esta clasificación, la mayoría vienen también agrupados por el lugar de procedencia. Además, nos indican también si se sirven con leche o si son bajos en teína.

Nos costó bastante decidirnos pero lo logramos. Yo me decidí por un Choco Yogi, un chai de India con cacao, leche y miel que era bajo en teína. Tiene mucho cuerpo por el sabor especiado y por la miel, y el toque del cacao hace que sea una bebida de las que yo llamo reconfortantes, es decir, que te puedes tomar cuando estás un poco bajo de ánimo o con el cuerpo un poco destemplado. Fue todo un acierto y una delicia para el paladar y el olfato.

caj-chai-choco-yogi

David eligió una novedad de la carta, un Jade Rojo de Taiwan, concretamente una variedad que crece cerca del lago del Sol y la Luna. Personalmente no había oído nunca hablar de este té pero me pareció espectacular, con un sabor muy sutil pero a la vez muy especial (perdonadme la torpeza a la hora de definirlo pero entended que es complicado describir un té con palabras, al menos para mí). De verdad que no os sabría decir exactamente el sabor, solo os digo que en la web de Caj Chai lo definen tal que así: “Tiene un sabor dulce con unas notas mentoladas y especiadas muy características […] Te recordará a un bosque verde después de la lluvia con dulzura y frescor.”

Además, la chica que nos atendió nos explicó muy bien como teníamos que tomarlo. Nos trajo primero el recipiente con las hojas “secas”, una taza y un termo pequeño con agua caliente.

caj-chai-preinfusion

Nos indicó que primero teníamos que verter agua hasta cierto nivel y dejarlo infusionar 1 minuto. Verter toda la infusión en la taza asegurándonos que no quedara agua con las hojas del té y nos indicó los tiempos de las siguientes infusiones.

caj-chai-te-jade-rojo-rubi

Para mí, oír hablar a la chica fue toda una delicia. Ver como alguien explica con tanta pasión y minuciosidad una cosa que, para los no entendidos, puede parecer tan sencilla me fascina.

Os recomiendo muchísimo que si os gusta el té pero a niveles de apasionar, vayáis a Caj Chai. Porque encontrar lugares en los que traten el producto que ofrecen con tanto mimo y cariño es muy difícil, y allí lo hacen. Además vimos en la carta que ofrecen la posibilidad de disfrutar de ceremonias del té bajo reserva, lo qual es un añadido muy favorable.

Volveremos porque nos quedan infinidad de tés por descubrir. Y somos espíritus curiosos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

La Adelita Botanero. Cocina mexicana original en Barcelona.

Las ganas de un tipo de comida o de otra me van a días, la verdad. Y aunque últimamente tengo muchas de sushi; cuando las ganas de comer comida mexicana pegan, lo hacen fuerte.

Y en uno de estos días pasamos por delante de La Adelita Botanero y fue todo un descubrimiento.

adelita-botanero-entrada

¿Dónde está?

Encontramos La Adelita Botanero en la calle Muntaner 100, cerca de la parada de metro Hospital Clínic.

¿Cómo es la decoración?

Realmente si uno piensa en un restaurante mexicano, lo primero que le viene a la cabeza es mucho color y, lógicamente, éste no podía ser la excepción. No pude sacar ninguna foto que reflejara bien la decoración del local pero de verdad que era un estallido de color puro y duro. Muy alegre, ideal para animarse.

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. Aunque el restaurante estaba muy lleno, el personal que nos atendió lo hizo muy  rápido y muy amablemente.

¿Qué comimos?

Si vamos a un mexicano, por supuesto tenemos que comer unos nachos con guacamole. Lo que no esperábamos era que los que sirven en La Adelita Botanero fueran tan espectaculares. Los presentan en un cuenco de piedra muy grande en el que en el centro está el guacamole rodeado por los nachos. Una vez superada la impresión inicial de pensar que solamente con eso ya podíamos haber cenado, nos pareció muy rico y muy sabroso.

adelita-botanero-guacamole-nachos

Como plato principal, David pidió un Cóctel Vuelve a la vida que es un ceviche de gamba y pulpo con aderezo típico de las costas mexicanas que, como su nombre indica, venía presentado en una copa como si fuera un cóctel. Lo encontramos muy original y el sabor era peculiar pero bastante bueno. A David le gustó mucho y yo, que probé una gamba con el aderezo, me pareció que la combinación era muy acertada.

adelita-botanero-ceviche-gamba-pulpo

Yo, con un poco de miedo por si picaba mucho, pedí una Enchilada Roja rellena de pollo, bañada en salsa de tomate y acompañada de frijoles, queso fresco y crema. Estaba bastante picante (bajo mi punto de vista, que por poco que piquen las cosas yo ya lloro) y llenaba muchísimo, pero valió la pena hacer el esfuerzo para terminármela porque estaba muy buena y el sabor era espectacular.

adelita-botanero-enchilada-roja

De postre, y para tratar de digerirlo todo un poco mejor, no se nos ocurrió mejor cosa que pedir un sorbete de margarita. Que estaba riquísimo pero digestivo, pues no mucho. Pero lo disfrutamos enormemente.

adelita-botanero-sorbete-margarita

Y por supuesto, todo esto lo acompañamos de unos Margaritas de mezcal muy buenos y con un toque de jalapeño muy original.

adelita-botanero-margaritas-mezcal-jalapeño

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 68,5€.

Bajo mi punto de vista no es un restaurante nada caro por la calidad de lo que se come y, sobretodo, por la cantidad de los platos.

Valoración global

Como he dicho al principio, ha sido todo un descubrimiento. Nos ha gustado mucho.

La carta, tanto de comida como de bebida, nos pareció muy sorprendente, con platos típicos de la gastronomía mexicana pero con un toque especial y diferente.

El local no es muy grande y estaba bastante lleno, de modo que el nivel de ruido era bastante alto por lo que os lo recomiendo para hacer una cena de amigos o con un grupo más numeroso de gente. Y sobretodo reservad, porque sino va a ser un poco difícil encontrar mesa.

Volveremos seguramente y por dos razones: porque está en una zona en la que solemos comer y cenar mucho y porque queremos probar algunos platos más que nos llamaron la atención por su originalidad.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Family Room. Cafetería familiar en Barcelona.

Vivo en la constante búsqueda de bares o cafeterías monos a los que ir una tarde a tomar algo y recargar energías al salir del trabajo. Además, hay que sumarle que me apasiona descubrir nuevas zonas por las que no suelo pasear tanto y descubrir rincones por los que perderme e inspirarme.

Hace poco, en una de estas tardes fuimos paseando hasta la plaza de la Concòrdia, en el barrio de Les Corts, y nos vimos contagiados por el ambiente tan familiar que se vive allí. Y de pronto recordé que había visto unas fotos de una cafetería muy bonita que estaba cerca y decidimos acercarnos a hacer una parada técnica en nuestro paseo y recuperar energía.

family-room-cafe-entrada

Family Room Café está en la calle Joan Gamper 13, cerca del centro comercial L’Illa Diagonal.

La entrada al local es muy discreta y uno se tiene que fijar que la cafetería está allí pero, como siempre, lo importante y lo bueno está en el interior.

family-room-cafe-decoracion-interior

La decoración es sencilla pero extremadamente acogedora, con tonos muy claros y con unos toques de madera que le dan un halo muy hogareño al local.

Pero uno de los puntos más atractivos de Family Room es que, como podemos intuir por el nombre, es un espacio pensado para que ningún miembro de la familia se sienta excluido. Así, en un rincón de la cafetería, encontramos un espacio bastante grande con varios juguetes, construcciones de madera, pizarra y mesas bajas para que los más pequeños puedan sentirse a gusto allí.

No tengo hijos ni primos pequeños con los que me vea en situación de tener que entretenerles, pero sí he vivido años atrás el estar en un bar con un crío pequeño y tener que echar mano de imaginación para que no se aburriera o se sintiera fuera de lugar; así que me parece genial que existan este tipo de espacios en los que los mayores pueden tomar algo relajadamente y los niños pueden estar jugando y socializar con otros en un espacio pensado específicamente para ellos.

family-room-cafe-espacio-niños

¿Y qué podemos tomar en Family Room? Pues lo que nos apetezca. Una copa de vino, una cerveza, un refresco, un zumo…realmente, lo que queramos. Nosotros nos decidimos por un hummus riquísimo y bastante abundante, porque era ya bastante tarde y estábamos hambrientos. Para acompañarlo, a David se le antojó una cerveza y yo vi que tenían unos zumos muy apetecibles y me pedí uno.

family-room-cafe-hummus

family-room-cafe-zumo-verde-cerveza

Un detalle que creo que tengo que destacar, porque me llamo positivamente la atención, fue que mi zumo llevaba manzana y se les habían terminado. En muchos otros sitios me hubieran dicho que no me podían hacer ese zumo y punto; sin embargo, el chico que nos atendió me dijo que iba a tardar un poco más porque su compañera había ido a por manzanas. Me pareció todo un detalle que, sin duda, marca la diferencia con otros locales en los que no harían eso jamás.

Así que si estáis dando una vuelta por Les Corts y os apetece tomar algo sencillo en un lugar mono o si vais con niños pequeños y queréis que estén también a gusto, os recomiendo que os paséis por Family Room. Seguro que os gusta.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

 

¡CERRADO! Parker. Restaurante informal y de calidad en Barcelona.

Una de las mejores sensaciones que hay, al menos para mí, es ir andando por una calle por la que sueles pasar siempre y decir: “¡anda! ¡un nuevo restaurante! Tenemos que venir un día”.

Y así descubrimos Parker, un restaurante bastante nuevo, que nos llamó la atención ya desde fuera y nos encantó una vez lo probamos.

parker-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Parker en calle Aribau 3, muy cerca de plaza Universitat.

¿Cómo es la decoración?

Actual con ciertos toques muy vintage.

parker-barcelona-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. Los chicos que nos atendieron fueron muy amables y correctos en todo momento y nos ayudaron mucho con sus recomendaciones.

¿Qué comimos?

Empezamos, cómo no, compartiendo. Pedimos unos langostinos crujientes que estaban deliciosos con un rebozado perfecto y unos dados de salmón marinado con ensalada de aguacate que, a pesar de que no soy nada fan del salmón, estaban riquísimos e ideales como entrante.

parker-barcelona-langostinos-rebozados

parker-barcelona-dados-salmon

Después cada uno pidió un plato. David tomó un Arroz del Senyoret, con mejillones, calamares, langostinos y gambas; muy buen presentado y con un sabor delicioso. Yo me decanté por la hamburguesa Veggie, de garbanzos, remolacha y pimientos con rúcula, verduras braseadas y tomates secos; estaba riquísima aunque un pelín pesada para mi gusto pero me suele pasar con todas pero iba acompañada de unas patatas que estaban deliciosas.

parker-barcelona-arroz-senyoret

parker-barcelona-hamburguesa-veggie

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos tendría que haber costado 53,5€ y digo tendría porque como habíamos reservado por El Tenedor nos hicieron el 40% de descuento en la comida (en las bebidas no) y nos costó todo 35,74€.

En ambos casos, por la cantidad que comimos y la calidad de los productos, me parece un precio bastante razonable.

Valoración global

Me ha gustado mucho.

Me parece un restaurante ideal para una comida o una cena informal de éstas de estar paseando por el centro y no saber a dónde ir o, por ejemplo, de salir del cine Aribau que está justo delante y entrar a Parker a cenar.

El concepto me gusta mucho, con ese aire entre vintage y actual, y la comida me parece que está muy bien. Aunque la carta no es muy extensa sí que es muy completa y cubre la mayoría de opciones.

Repetiremos en algún momento seguro porque está en una zona por la que pasamos muy a menudo y porque sabemos que lo que nos darán es de calidad.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Pudding. Una pastelería mágica en Barcelona.

Mencionar el mundo Harry Potter es desatar la caja de los truenos en mi vida. Porque sí, soy una friki fan de todo lo relacionado con ese mundo. Libros, películas, merchandising, parques temáticos…y ahora he descubierto ¡una pastelería!

Entrar en Pudding es como entrar en Hogwarts por un ratito. Con el añadido de que puedes degustar unas tartas riquísimas.

pudding-entrada

Todo el local está decorado siguiendo este universo mágico, queriendo imitar el interior del colegio Hogwarts. No está mal, pero se nota mucho que todo es de mentira. Quizás soy yo que soy muy especial para estas cosas, pero aunque el rollo de las mesas bajitas y las sillas antiguas me gustó mucho; todo el resto de decoración de cartón piedra me falló un poco. Me pareció más acertada la ambientación de las plantas superiores del local que de la planta inferior.

pudding-decoración-salón-interior

pudding-banderas-harry-potter

Pero dejando eso de lado, ya que solo una friki quisquillosa como yo se fijaría, lo importante aquí son las tartas. ¡Madre mía! ¡Qué buenas! Comimos un trozo de Red Velvet y un trozo de Carrot Cake y ambas estaban espectaculares y se notaba que eran artesanales. Todo un acierto.

pudding-pastel-red-velvet

pudding-carrot-cake

Las opciones de bebidas para acompañar a los dulces son muchas y nosotros nos decidimos por un Smoothie de Mango que estaba muy bueno y como opción refrescante es ideal, y por una infusión sin cafeína ni teína ni nada de nada que estaba también muy buena y que además me sirvieron en una taza preciosa.

pudding-tartas-smoothie

pudding-taza-te

La verdad es que es un lugar muy acogedor, ideal para esas tardes en las que uno ya está cansado de todo el día o de toda la semana y quiere comer algo reconfortante y darse un homenaje. Imprescindible.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Nikkei 103. Excelente cocina de fusión en Barcelona.

Como habitante de una ciudad en la que conviven multitud de culturas distintas, cualquier idea de fusión me entusiasma y me parece digna de probar. Así que cuando vi que abrían Nikkei 103, un restaurante basado en la fusión de la cocina japonesa con la peruana, decidí que teníamos que ir sí o sí.

nikkei103-restaurante-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Nikkei 103 en la calle Aribau 33, en los bajos del Hotel Axel.

¿Cómo es la decoración?

Todo el local está decorado en tonos madera con algunos toques azulados oscuros. Esta combinación hace que haya un ambiente muy actual pero también acogedor. Precioso.

nikkei103-decoracion-interior

¿Cómo nos trataron?

Todos los chicos que nos atendieron fueron muy amables y nos ayudaron muchísimo con sus sugerencias.

¿Qué comimos?

Aunque lo hubiéramos pedido todo porque toda la carta nos tentaba mucho, decidimos empezar compartiendo unos Uramaki Anticuchero, de langostinos al panko, aguacate y corvina con salsa de anticucho. Os prometo que son los mejores uramaki que hemos probado jamás. Los ingredientes estaban integrados entre ellos de manera excelente, la salsa era deliciosa porque tenía un toque picante pero sin pasarse y, además, uno esperaría que fuera un entrante frío pero es templado de modo que la sorpresa es mayor y le da el toque perfecto.nikkei103-uramakis-anticuchero

Después, cada uno pedimos un plato. David pidió el Arroz chaufa de pato, con arroz redondo, char siu, pak choi, pato glaseado, soja, cebolla china y edamame. Le encantó y es verdad que estaba riquísimo, el arroz muy en su punto y el pato glaseado estaba super tierno y sabroso.

nikkei103-arroz-chaufa-pato

Yo me decanté por Ceviche Nikkei de atún, con cubos de atún, leche de tigre, jengibre, teriyaki, cebollita china, aguacate, kizami wasabi, cancha y choclo. Aunque a priori los ingredientes parecía que no me iban a entusiasmar, tenía muchas ganas de atún y acerté plenamente. Es un ceviche delicioso, muy bien equilibrado en cuanto a sabores e ideal como opción ligera para cenar.

nikkei103-ceviche-atun

Para beber, pedimos dos Pisco Sour, yo clásico y David de maracuyá, porque es un cóctel que nos encanta y que tomamos siempre que vamos a este tipo de restaurantes.

nikkei103-pisco-sour-cocteles

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 60,5€, es decir, unos 30€ por persona más o menos.

No es el restaurante más barato del mundo pero por la calidad del producto y la elaboración artesanal de los platos tampoco es el más caro.

Valoración global

Nos ha enamorado.

Ya éramos fans de Ceviche 103, el otro restaurante del mismo equipo (del que podéis leer un post aquí), y éste nos ha fascinado aún más.

Es ideal para cualquier ocasión tanto para cenas en pareja como para reuniones de amigos, es un acierto seguro siempre.

La minuciosidad con la que elaboran los platos (que la mayoría ves como los elaboran en la barra desde tu mesa), lo bien pensadas que están las combinaciones y la gran calidad del producto hacen del restaurante un lugar imprescindible para los amantes de la gastronomía y de experimentar con ella.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook