Cuba de Janeiro. Meriendas dulces y relajadas en Barcelona.

Lo sé. Me estoy haciendo sumamente pesada con las tardes invernales y la necesidad de estar resguardados en un lugar acogedor y calentito. ¡Pero es que es así! A mi apenas me apetece salir de casa, lo hago casi únicamente si es para ir a alguna cafeteria acogedora que me haga olvidar que fuera hace un frío casi polar.

Y así, buscando un lugar del que refugiarnos de la lluvia, encontramos Cuba de Janeiro, una cafeteria preciosa en Av. Mistral 33, cerca de la parada de metro Poble Sec.

cubadejaneiro-entrada

Es un lugar maravilloso en el que ofrecen una especie de fusión entre Cuba y Brasil fantástica. Y lo es porque se basa, sobretodo, en los dulces, los cafés, las infusiones y los zumos. Vamos, lo mejor del mundo.

cubadejaneiro-barra-pasteles

La decoración de todo el local está basada en la madera y el mimbre que hacen que sea enormemente acogedor y transmite un aire muy hogareño a la vez que minimalista y actual. Además, toda la vajilla que utilizan así como las teteras y los azucareros tienen una aire vintage precioso y romántico que contribuyen a esa sensación de lugar de cuento.

cubadejaneiro-decoracion

Para probar nos repartimos los países y David tomó una infusión Cayo Coco de Cuba, de té negro, piña, coco y ron, muy suave y agradable al paladar; y yo tomé una Belo Horizonte de Brasil, con té blanco, pomelo, rosa y maracuyá, que estaba muy buena pero hay que tener en cuenta que el aroma a rosa es muy predominante y si no os entusiasma quizás esta infusión no es para vosotros.

cubadejaneiro-infusiones

Cabe añadir que, aunque el primer día que fuimos el chico que nos atendió estaba un poco despistado, vigilan mucho el tiempo de infusión de cada té y cuando éste ha pasado, vienen a retirar la hierba que infusiona para que el sabor sea el óptimo.

Obviamente, tras ver el mostrador de los dulces, teníamos que probar algunos de los pasteles, y nos decidimos por un trozo del pastel de pera y jengibre que nos llamó muchísimo la atención y estaba espectacular de sabor, y por un tapón de limón y arándanos que estaba también increíble y la combinación, aunque no se me hubiese ocurrido nunca, estaba impresionante.

Cabe destacar que muchas de las opciones que tienen son sin gluten por lo que todo el mundo encontrará su pastel ideal.

cubadejaneiro-tarta-pera-jengibre

cubadejaneiro-pastelito-arandanos

Os recomiendo muchísimo Cuba de Janeiro. Si tenéis una tarde libre y queréis ir a algún sitio en el que estar relajados, en un ambiente acogedor y comer pastelería rica es la opción ideal. Las horas se pasan volando y los estómagos salen de allí mucho más felices.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

2Y. Cocina macrobiótica en Barcelona.

El objetivo gastronómico de 2017 va a ser probar cosas nuevas. Porque lo que ya conocemos, ya sabemos si nos gusta o no y no nos reporta más emoción; pero la sensación de probar algo nuevo y que te guste es, al menos para mí, indescriptible.

Hacía ya tiempo que me rondaba por la cabeza todo el tema de la cocina macrobiótica y me había estado informando y demás, pero no había tenido mucho (por no decir nada) contacto directo con ella. Por eso, cuando una mañana tratando de decidir dónde íbamos a comer vimos 2Y, nos encantó la idea y allá que fuimos.

2y-macrobiotica-entrada

¿Dónde está?

Encontramos 2Y en el Passatge Batlló 4, muy cerca de la parada de metro Hospital Clínic.

¿Cómo es la decoración?

Extremadamente sencilla. Lo más resaltable es una zona en la que tienen una pared de pizarra, en el resto del local impera la madera y los colores cálidos.

2y-macrobiotica-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Los chicos que nos atendieron fueron muy correctos en todo momento, pero es verdad que echamos de menos un poco más de personal. Os cuento: había únicamente dos personas y tenían que atender y sentar a la gente que entraba, explicarles el funcionamiento del restaurante, servir los platos a las mesas estando pendientes de cuando terminaban y cocinar los platos. Como era de esperar, fueron muchas cosas para tan poco personal y alguno de los pasos se tenía que ver resentido. En nuestro caso fue que pasaba mucho tiempo entre un plato y otro (quizás pasaron 45 minutos desde el entrante al primer plato).

Entiendo, lógicamente, que no es culpa de los dos chicos que, repito, fueron muy amables e incluso de disculparon con nosotros varias veces y realmente vimos que se sentían mal por habernos hecho esperar; pero sí que pediría a quién se encargue del personal del restaurante, que un poco más de personal sería ideal, sobretodo por el volumen de público que tienen.

¿Qué comimos?

El restaurante ofrece un menú cerrado que solo permite elegir el entrante entre una crema de verduras (la que tengan esa semana) o una sopa de miso. Nosotros nos decantamos por esta segunda opción porque nos encanta el miso y la verdad es que estaba muy buena e ideal para entrar un poco en calor.

2y-macrobiotica-sopa-miso

Este plato no lo sirven en la mesa sino que, una vez ya tenemos nuestra mesa, tenemos que levantarnos, coger nuestra bandeja con los cubiertos y pasar por delante del mostrador en el que nos sirven la sopa que elegimos. A partir de aquí, el resto de platos sí que nos los llevan a la mesa.

El siguiente plato es una Ensalada variada, llena de color, muy original y con unos sabores muy diferentes, intensos y ricos.

2y-macrobiotica-ensalada

Finalmente, comimos un arroz con varios ingredientes que estaba muy bueno. No os sabría decir exactamente qué llevaba pero estaba delicioso. Además, cada semana seguro que encontráis una variante rica y completa.

2y-macrobiotica-arroz

Y…¿cómo está de precio?

Al ser un menú, el precio es cerrado de modo que, el menú normal cuesta 14€ y con postre 16,5€.

Realmente está muy bien por la cantidad y la calidad de la comida que ofrecen.

Valoración global

Está bien. Quizás no es el tipo de restaurante que me vendría a la cabeza si no supiera dónde ir, pero es una muy buena opción para tener un primer contacto con la cocina macrobiótica.

La calidad de la comida me parece espectacular sin embargo, lo que no me termina de convencer es el concepto en sí del restaurante. El hecho de que no haya carta y sea un menú cerrado (aunque cambie cada cierto tiempo) a mí no me termina de convencer pero entiendo que es una decisión del negocio y yo como consumidora decido si la acepto o no; pero el tener que empezar cogiendo tu un plato y que luego ellos te sirvan los demás, para mí no es atractivo. Y creo que es así porque no lo tienen bien definido y estructurado.  Si, como he dicho antes, tuvieran más personal y éste tuviera sus tareas bien definidas, todo el restaurante funcionaria mejor y el servicio sería más ágil.

Pese a todo, es un restaurante que yo recomendaría para ir en grupos reducidos, con gente que le guste probar cosas nuevas y que disfrute conociendo sitios nuevos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Santamasa. Merienda en casa señorial en Barcelona.

¿A quién no le apetece refugiarse en un local calentito después de un paseo en estas tardes invernales que estamos viviendo? A mí, desde luego, me fascina. Y si el lugar que encuentro es bonito y con encanto pues aún es mejor.

Justamente eso nos pasó el otro día, en una de estas tardes de frío (que estamos teniendo ya muchas últimamente) y nos encontramos con una cafetería maravillosa en la que nos sentamos a pasar la tarde, a mirar a la gente pasear por la calle desde la ventana y a reírnos juntos.

Estoy hablando de Santamasa, un local en la calle Major de Sarrià 97, justo en la Plaça de Sarrià, situado en los bajos de una casa señorial, una de las más antiguas del barrio.

santamasa-entrada

La fachada es espectacular y por dentro el local es precioso, muy sencillo, muy sobrio pero con un encanto especial que nos fascinó.

Como veréis, hay dos espacios bastante diferenciados: uno para tomar algo de manera más informal o para desayunar y merendar; y el otro, un pelín más formal y elegante, para cenas.

santamasa-interior-meriendas

santamasa-comedor-cenas

Nos encantó la tranquilidad que se respira y la amabilidad del personal; y nos quedó pendiente ir a cenar un día o a tomar unas tapas.

La oferta que tienen para desayunos y meriendas es muy variada, tanto en dulce como en salado, y los precios son bastante buenos para la zona en la que está.

Nosotros, aunque es cierto que apetecía tomar algo calentito, decidimos tomar unos zumos porque ya sabéis que nos encantan y nos apetecía probarlos, y porque era justo después de Navidad y queríamos depurar un poco.

santamasa-zumos

Yo pedí uno de kiwi, manzana, espinacas y limón, y David se decantó por el que llevaba manzana, remolacha y jengibre. Ambos tenían un sabor muy intenso y auténtico y se notaba que eran muy naturales; vamos, una auténtica delicia.

Os recomiendo mucho que, si estáis dando un paseo por Sarrià, entréis ni que sea a tomar un café a Santamasa. Estaréis tranquilos, relajados, podréis mantener una conversación agradable si vais acompañados y, al salir, podréis dar un paseo por Major de Sarrià y entrar en alguna de las pequeñas tiendas que hay a lo largo de la calle.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Gangnam. Comida oriental casera en Barcelona.

Estar con una persona a la que le apasiona la comida exótica es muy bueno porque te abre la mente y hace que, cuando buscas restaurantes nuevos a los que ir, no te den miedo según que opciones. Por eso, cuando me enteré que había abierto sus puertas Gangnam, un nuevo restaurante oriental, decidimos ir a probar para ver si era tan bueno como estaba leyendo en redes sociales.

gangnam-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Gangnam en la calle Muntaner 174, cerca de la parada de metro Hospital Clínic.

¿Cómo es la decoración?

Todo el local está decorado de manera bastante clásica y nada ostentosa. Lo describiría como el típico local oriental pero sin estar demasiado cargado, y sin duda lo mejor es la vajilla en la que sirven los platos. Sencilla, sobria y preciosa.

gangnam-decoracion-mesa

¿Cómo nos trataron?

La chica que nos atendió fue un encanto y muy cercana. A pesar de que estaba ella sola sirviendo a todas las mesas del restaurante, se tomaba el tiempo que necesitaba cada uno y no tenías la sensación de estar esperando una eternidad.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo algunas tapas. Pedimos unos Gyozas de ternera, que son nuestros favoritos, y pudimos comprobar que estaban muy buenos, con un sabor muy auténtico e intenso; también pedimos unos Har Gau, un dumpling de pasta de almidón muy flexible relleno de gamba y verduras, que nos parecieron deliciosos y muy delicado de sabor.

gangnam-gyozas-ternera

gangnam-cesto

Como plato principal, David pidió la Sopa de fideos con ternera fina bastante picante (mucho para mi pobre paladar) que estaba muy buena y yo pedí el Arroz cantonés a la cazuela, que ya me avisó la chica que tardaría unos 25 minutos en prepararse pero que valió absolutamente la pena ya que estaba delicioso y con un sabor espectacular, eso sí, es muy contundente y hay que compartirlo.

gangnam-fideos

gangnam-arroz

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 47,95€. Para todo lo que comimos, más las bebidas y dos cafés nos parece un precio muy correcto; sobretodo por la gran calidad de la comida.

Valoración global

Es un restaurante ideal para ir en pareja o con un grupo reducido de amigos, de esos que saben valorar la calidad de los productos. Eso sí, hay que reservar porque al ser un local no muy grande, se llena rápidamente.

Una parada obligatoria para aquellos amantes de la cocina oriental y para todos aquellos que quieran saber qué se cuece en la escena gastronómica de Barcelona.

Nos quedamos con ganas de probar un montón de tapas de la carta así que repetiremos seguro.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Green & Berry. Meriendas saludables en Barcelona.

Después de todos los excesos navideños, que aunque son totalmente necesarios nos dejan con las rutinas hechas polvo, tenemos que volver a la vida sana que teníamos antes, o al menos intentarlo.

Comer o cenar de manera más o menos sana y controlando es relativamente fácil, el problema aparece a la hora de merendar ya que nos empieza a entrar el hambre y, al menos yo, me veo tentada tanto por dulce como salado. Por eso estoy en la constante búsqueda de sitios ideales para ir por la tarde y en los que comer alimentos sanos y que no quiten demasiado el hambre para la hora de la cena.

Como ya habíamos pedido comida a domicilio de Green & Berry para cenar (podéis leerlo aquí) y nos había gustado mucho, decidimos ir a conocerles en persona.

greenandberry-entrada

Están en la calle Enric Granados 153, en los bajos de un edificio precioso.

Todo el local es muy acogedor, nada más entrar ya se respira buen ambiente, buen rollo y mucha tranquilidad.

Entramos al salón que tienen al fondo del todo, en el que hay una gran mesa para compartir y algunas mesitas individuales.

greenandberry-decoracion

Tienen una carta muy extensa, sobretodo la de zumos y smoothies, en la que seguro que todo el mundo encontrará la opción perfecta. Nosotros nos decidimos por un Kryptonyte muy verde y muy rico; y por un Coco-Nana, super cremoso y sabroso.

greenandberry-kryptonite-juice

greenandberry-coco-nana-smoothie

Como he dicho anteriormente, queríamos comer algo y nos vimos muy tentados pro el Río Açai Bowl que lleva açai orgánico, plátano, zumo de manzana, crumble de frutos secos y fruta de temporada y está riquísmo. Nosotros es que vivimos obsesionados con estos bowls, nos dan la vida.

greenandberry-acai-bowl

Pasamos una tarde muy agradable, charlando, ojeando los libros de cocina vegetariana que tienen disponibles para los clientes y sintiendo que estábamos portándonos bien con la comida. Todo un gustazo.

¿Repetiremos? Por supuesto.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Lascar 74. Auténtica cevichería moderna en Barcelona.

Descubrir por ti mismo un restaurante mismo está bien, pero que sean tus amigos quienes te lleven a un nuevo local es fantástico; por el descubrimiento y porque las cenas en grupo siempre suelen ser más divertidas.

Este fin de semana pasado nos descubrieron Lascar 74, una nueva y pequeña cevichería, que ya sobre el papel tenía muy buena pinta y no decepcionó.

lascar74-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Lascar 74 en c/ Roser 74, en pleno barrio del Poble Sec y bastante cerca de la parada de metro Paral·lel.

¿Cómo es la decoración?

El local está decorado de manera muy sencilla y minimalista con este toque industrial que tanto me gusta. Predominan los tonos grises y un poco más de luz tampoco le iría mal.

¿Cómo nos trataron?

La camarera que nos atendió nos sirvió muy bien, nos trató muy amablemente y fue muy simpática con nosotros en todo momento.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unos Chips de boniato, remolacha y plátano que estaban deliciosos y que fueron un snack perfecto y diferente para ir haciendo hambre.

lascar74-chips-verduras-pisco-sour

Los fans del pescado se vieron tentados por la posibilidad de pedir ciertos productos por unidades y pidieron Zamburiñas al horno con queso parmesano y salsa huancaína; y lo que fue la estrella de la mesa, las Ostras shooter con pisco, es decir, una ostra que sirven con un chupito de pisco para comerlo todo junto. Me dicen que estaban buenas, pero yo no las probé, de hecho, casi ni miré cuando se las comían.

lascar74-ostras-shooter-pisco

Después pedimos varios platos principales que aunque en principio eran uno para cada uno; como pasa siempre que se come en grupo, terminamos probando todos de todo.

Pedimos dos pokés, el de atún y el de salmón. Ambos estaban deliciosos. La verdad es que últimamente había oído hablar mucho acerca del poké y tenía mucha curiosidad. Aunque yo comí el de atún, que lo encontré espectacular, los dos me parecieron muy buenos y una manera genial y refrescante de comer el pescado.

lascar74-poke-atun

Poké de atún – Ensalada de atún hawaiano con arroz salvaje y mayonesa de wasabi

lascar74-poke-salmon

Poké de salmón – Ensalada de salmón hawaiano con arroz, brócoli, algas y sésamo

Lógicamente también pedimos unos ceviches, el Aguachile, que era bastante picante, y el Japonés. Ambos estaban muy ricos pero mi favorito fue el Japonés porque me pareció que el atún tenía un sabor espectacular y hacía que fuera delicioso.

lascar74-ceviche-aguachile

Aguachile – Ceviche picante mexicano con gambas, lima y chili con pepino y puré de aguacate

lascar74-ceviche-japones

Japonés – Ceviche nikkei de Japón con atún, soja y sésamo con edamame, setas y cebolleta

Pese a que habíamos comido ya bastante, mis amigas nos insistieron en que debíamos probar el Lemon Pie y la verdad es que estaba espectacular, tanto que repetimos postre y nos comimos dos.

lascar74-lemon-pie

Lemon Pie

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 121€.

Pero ¡que no cunda el pánico!

Éramos 4 personas y, además de lo que comimos, bebimos 2 Pisco Sour cada uno; por lo que, 30,25€ por persona no me parece mal precio por la gran calidad que ofrecen.

Valoración global

Nos ha enamorado.

Nos lo habían vendido muy bien e iba con algunas reservas ya que sino suelen haber decepciones pero lo cierto es que no nos defraudó en absoluto.

Lascar 74 es un restaurante ideal para ir con amigos, en el que ofrecen un producto excelente y en el que, además de comer alimentos muy ricos, podemos tomar unos cócteles deliciosos (yo es que he descubierto el Pisco Sour y me he enamorado) y pasar una noche perfecta, divertida y de calidad.

Cierto es que quizás para alguien como yo que no disfruta en exceso del pescado, la carta es un poco limitada y quizás no valoramos tanto los platos; pero hay opciones que podemos comer perfectamente y si somos atrevidos nos ofrecen la excusa ideal para probar cosas nuevas y salir de nuestra zona de confort, que al fin y al cabo, es lo que tenemos que buscar siempre.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Babèlia. Un espacio acogedor y de lectura en Barcelona.

Además de los restaurantes tengo otra pasión: los libros; y en consecuencia, las librerías y bibliotecas me vuelven loca. Por eso, desde hace ya algunos años, en el barrio de Sant Antoni hay un pequeño paraíso para mí: Babèlia Books & Coffee.

babelia-entrada

Babèlia está en la calle Villarroel 27 y es una pequeña cafeteria/librería repleta de libros, con mesas muy juntitas y super acogedora.

Nació en 2012 y, además de ofrecer una gran variedad de productos de cafetería, venden libros de segunda mano en varios idiomas y ofrecen charlas, presentaciones y exposiciones diversas que enriquecen el espacio y lo hacen muy versátil.

babelia-decoracion

Todo el local está decorado de manera muy sencilla con elementos rústicos y de madera que le dan un aire muy acogedor. Además, las grandes estanterías repletas de libros que tienen contribuyen a fomentar la sensación de hogar, de sala de estar, que hace que uno esté muy confortable mientras toma algo.

babelia-deco-mesa

Lo bueno de Babèlia es que es un sitio ideal para múltiples ocasiones ya sea ir a tomar algo tranquilo con un/a amigo/a (grupos grandes ya sería más difícil), para ir con el ordenador a estudiar o trabajar o simplemente hacer un parón para tomar un té o un café y de paso aprovechar para ojear los libros que tienen en los estantes y, muy probablemente, comprar alguno.

babelia-estanteria-libros

Y para muestra un botón. David prefirió tomar una cerveza (porque ha vuelto de las vacaciones en Inglaterra muy ambientado) pero yo pedí un té gunpowder con jazmín que me reconfortó muchísimo e ideal para las frías tardes que estamos teniendo últimamente. Es decir, tomamos dos opciones muy diferentes pero que se pueden tomar perfectamente en el mismo espacio.

babelia-te-taza

En definitiva, os recomiendo mucho ir a Babèlia cualquier tarde que os apetezca estar tranquilos y tomando algo relajadamente. Es un lugar ideal, muy acogedor y del que podéis salir, además de habiendo tomado un té calentito o unas tostadas deliciosas, con un par de libros interesantes que no esperabais comprar.

Además, por el aire intelectual y de calma que se respira, nos inspiró a tener conversaciones más profundas, más trascendentales; de esas que, de vez en cuando, es necesario tener.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Chaitea Hausfood. Comida sana en pleno centro de Barcelona.

Antes que nada… ¡Feliz 2017!

Empezar enero implica volver a los objetivos de vida sana que teníamos anteriormente o establecerlos nuevamente. Desde El Rinconcito de Teresa queremos demostrar continuamente que comer fuera no significa comer menos sano, así que hoy os traigo uno de esos restaurantes que más me gustan y además en el centro: Chaitea Hausfood.

chaitea-hausfood-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Chaitea en la calle Enric Granados 13, muy cerca de plaza Universitat.

¿Cómo es la decoración?

El local está decorado con mi estilo favorito, con un toque nórdico, muy sencillo y nada recargado, pero con unas pinceladas de madera y unas estanterías cuidadosamente decoradas que hacen que el restaurante adquiera un aire más acogedor y hogareño.

chaitea-hausefood-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Los chicos que nos atendieron fueron bastante amables y nos trataron muy bien.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un Hummus de berenjena con queso feta porque nos encanta, además éste en particular se notaba que era muy natural y estaba riquísimo.

chaitea-hausfood-hummus-berenjena

Como plato principal, David tomó el Conejo al limón con verduritas baby y alioli de ajo negro, que según él estaba delicioso y super bien cocinado; y yo pedí la Lasaña de Berenjena que estaba muy buena pero ¡ojo! si la pedís, tened en cuenta que es muy contundente y que vais a necesitar a alguien que os ayude a terminarla.

chaitea-hausfood-conejo-limon

chaitea-hausfood-lasana-berenjena

Para terminar, y porque aún teníamos un huequito, pedimos un Açaí Bowl riquísimo porque somos muy fans y nos encanta la sensación fresquita y dulce que nos deja.

chaitea-hausfood-acai-bowl

Y…¿cómo está de precio?

Todo nos costó 43,5€, es decir, 21,75€ por persona. No es un restaurante económico, pero lo cierto es que la relación calidad-precio es bastante buena y uno sale del restaurante con sensación de haber comido una cantidad correcta.

Valoración global

Chaitea Hausfood nos ha gustado mucho.

Aunque la carta no es muy amplia, la oferta que tienen es de calidad y variada para que cualquier persona encuentre su opción más adecuada. Además son platos sin complicaciones pero muy efectivos que están deliciosos y son ideales para cualquier ocasión.

Todo un descubrimiento en la zona del centro que amplía la oferta de gastronomía sana. Repetiremos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook