Sirvent. Espacio multigastronómico familiar en Barcelona.

Si hay algo típico en el barrio de Sant Antoni los veranos es ir a tomar horchata a Sirvent. ¿Problema? Que cuando terminaba el calor teníamos que esperar hasta Navidad para volver a disfrutar de los productos Sirvent en forma de turrones.

Por suerte, ahora esto ha cambiado y, aunque seguimos pudiendo disfrutar de los productos más temporales, con la apertura hace poco del espacio multigastronómico Sirvent podemos comer o cenar durante todo el año productos originales y de calidad.

sirvent-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Sirvent en Ronda Sant Pau 67, al lado del mercado de Sant Antoni.

¿Cómo es la decoración?

Diseñado por el interiorista Lázaro Rosa Violán, el local está decorado de manera más bien minimalista, con ciertos aires a restaurantes o bares de antaño y con una disposición muy funcional que ofrece la opción tanto de mesa como de barra.

sirvent-decoracion-interior

sirvent-deco-mesa

¿Cómo nos atendieron?

Todo el personal de Sirvent es muy amable. Todas las veces que he ido han estado muy atentos y nos han servido bastante rápido para la gran cantidad de gente que tenían.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo unas Verduras en tempura de cerveza negra y sirope de panela que estaba deliciosas y fueron ideales para ir abriendo boca.

sirvent-tempura-verduras

Como platos principales, David se decantó por el Cocotte de rabo de toro deshuesado con puré de boniato que estaba muy bueno y muy meloso; y yo me decanté por la Hamburguesa vegetal con pesto de tofu, queso vegetal y mayonesa de soja que estaba muy sabrosa y era de ésas que engaña a los sentidos y hace creer al cuerpo que se está comiendo una hamburguesa de carne.

sirvent-cocotte-rabo-toro

sirvent-veggie-burguer

Os incluyo aquí también, aunque no la comimos ese mismo día pero es mi plato favorito, la Ensalada de quinoa negra con aguacate, tomate, jalapeño fresco, rúcula, cliantro y lima, que me parece una opción genial para una comida rápida, que está deliciosa y con unos sabores muy peculiares y refrescantes.

sirvent-ensalada-quinoa

Y…¿cuánto nos costó todo?

Todo nos costó 30,4€, es decir, 15,2€ por persona.

Me parece un muy buen precio y además el producto que comes es muy bueno por lo que la relación calidad-precio es excelente.

Valoración global

Al ser un espacio tan versátil y ofrecer tanta variedad de productos, es ideal para cualquier ocasión razón por la que todos en casa somos muy fans de Sirvent y vamos en multitud de ocasiones: a desayunar, a comer, a merendar, a tomar algo…

Personalmente me encanta y creo que es un local maravilloso en el barrio, que ofrece platos de calidad a muy buenos precios y en un ambiente bastante más familiar que en otros restaurantes de la zona. No nos cansamos de él.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

La Porca. Tapas de siempre con innovación en Barcelona.

Habíamos leído tantas críticas buenas y visto tantas fotos que teníamos unas ganas inmensas de probar la oferta gastronómica de La Porca. Y, por fin, hace unos sábados, pudimos ir a comer.

la-porca-puerta-entrada

¿Dónde está?

Encontramos La Porca en la calle Mata 16, en el barrio de Poble Sec, muy cerca de la Av. Paral·lel.

¿Cómo es la decoración?

El local está decorado de manera muy sencilla inspirándose en la típicas tascas de toda la vida pero con algún toque más actual y, sobretodo, luminoso.

la-porca-interior-decoracion

¿Cómo nos trataron?

Pese a que únicamente había un camarero para todas las personas que había en el local (que estaba lleno) e iba un poco abrumado, nos atendió muy bien, fue bastante rápido y nos aconsejó bien.

¿Qué comimos?

Empezamos tomando unas Patatas La Porca, unas patatas confitadas acompañadas de mayonesa de ajo, cerdo y salsa ahumada con chipotle; ideales para empezar, deliciosas y bastante contundentes.

la-porca-patatas-bravas

Lógicamente, también teníamos que probar el Tártar de fuet, del que habíamos visto tantas fotos y habíamos oído tantas maravillas. La verdad es que no nos decepcionó y nos pareció una manera super original de preparar un ingrediente tan sencillo y tan nuestro.

la-porca-tartar-fuet

Como plato principal, David pidió unos tacos con un toque picante que era la especialidad del mes y que estaban muy buenos ya que se notaba que estaban elaborados de manera muy artesana. Yo en cambio me decidí por el bocadillo La Porca, de carne de cerdo asado con pesto rojo de tomate seco, cebolla roja y reducción de vermut casero. La verdad es que era muy contundente y apenas pude comerme la mitad pero estaba delicioso y con un sabor espectacular. En la carne se notaban las 3 horas de cocción a 150ºC que especifican en la carta.

la-porca-tacos

la-porca-bocadillo-porca

Para terminar, y aunque estábamos bastante llenos, no nos resistimos (¿quién podría?) a tomar el Pan con chocolate y caviar de avellanas. Tenía buena pinta sobre el papel y en la realidad, era aún más delicioso, sobretodo las bolitas de caviar de avellana que tenían un sabor super concentrado y que cuando una explosionaba y se mezclaba con el chocolate, el sabor era espectacular.

la-porca-chocolate-caviar-avellana

Y…¿cómo está de precio?

Todo (comida más bebidas) nos debió costar poco más de 30€ (sí, lo sé, propósito de año nuevo: guardar todos los tickets).

La calidad de los productos es muy buena por lo que el precio me parece bastante bueno.

Valoración global

Nos ha gustado mucho. Pese a que por ser un sitio que teníamos muchas ganas de probar, podía no cumplir nuestras altas expectativas; nos ha encantado sobretodo porque ofrece producto y cocciones de toda la vida pero dándoles un giro más actual e innovador.

Sin duda es un sitio al que repetir e ideal para ir con un grupo de amigos. Eso sí, reservando porque está siempre muy lleno.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

 

Usagui. Tetería japonesa e íntima en Barcelona.

Recientemente Barcelona, e imagino que la mayoría de ciudades españolas, se ha llenado de cafeterías cortadas por un mismo patrón y con precios muy económicos. No digo que esté mal pero nosotros intentamos buscar siempre lugares más singulares, con un toque más especial. Por eso cuando encontramos sitios como Usagui, nuestro corazón brinca de alegría por ver que aún existen cafeterías y teterías con personalidad propia, con producto de calidad y que ofrecen un ambiente de calidez.

usagui-entrada

Usagui es una tetería japonesa en la que ofrecen una gran variedad de tés y dulces artesanales y auténticos. Está en la calle Sant Joanistes 28 y todo en ella es encantador, empezando por la entrada que está medio escondida.

Desde el momento en el que abrimos la puerta y entramos, nos invade una sensación de paz y tranquilidad única que solo se ve alterada por las deliciosas vistas de los pasteles y los dulces que tienen en el mostrador. Es un local pequeñito, con no demasiadas mesas y las chicas que nos atendieron fueron encantadoras y muy amables.

Lógicamente, queríamos probarlo todo. Hubiésemos querido tomar todos los tés de la carta y comer todos los dulces pero tuvimos que decidirnos.

David se decantó por un Sampin Cha de Okinawa, un té verde con jazmín frío, con un aroma espectacular e intenso y que en el paladar era toda una delicia con mucho cuerpo.

usagui-sampin-cha-okinawa

Yo preferí una opción calentita y me decidí por un Gen Mai Cha, un té verde japonés mezclado con arroz integral tostado. Estaba riquísimo, con un sabor muy especial e intenso (quizás no muy apto para las personas que no estén acostumbradas al té de verdad) y extremadamente apropiado para una tarde fría pre-navideña.

usagui-gen-mai-cha

Para comer algo, nos decidimos por un Bizcocho de naranja sin lactosa para David y por un Mochi para mi. Estaban deliciosos. El bizcocho era extremadamente esponjoso, muy sabroso y se deshacía en la boca al comerlo de lo suave que estaba. El mochi me encantó, tenía un sabor muy intenso y fue ideal para comer algo pero no llenarme demasiado.

usagui-bizcocho-sin-lactosa

usagui-mochi-clasico

Pasamos una tarde estupenda y muy tranquila en Usagui, disfrutando de sus delicias y del ambiente relajante que se respira. Además, vimos que también ofrecen menú de mediodía con lo que es una buena opción para comer buen producto y auténtico.

Un sitio sin duda muy recomendable para ir a pasar la tarde o a trabajar sin quedarnos encerrados en casa. Nosotros volveremos seguro porque pocas veces encuentras sitios tan ideales y, sobretodo, tan auténticos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

 

¡CERRADO! Café Manila. Restaurante vintage y romántico en Barcelona.

Parece que últimamente no nos movemos del barrio de Sant Antoni para comer, pero lo cierto es que con tantos locales nuevos que abren y lo cerca que nos quedan todos, nos parece siempre la mejor opción.

Hace unos días probamos Café Manila, un restaurante de fusión al que teníamos muchas ganas de ir.

cafe-manila-entrada

¿Dónde está?

Encontramos Café Manila en Ronda Sant Pau 7, muy cerca de la avenida del Paral·lel.

¿Cómo es la decoración?

Es muy sencilla, toda de madera clara y algún elemento con toque industrial, con muebles vintage y con una iluminación bastante cálida que hace que el local sea muy acogedor y, al ser muy espacioso, es muy tranquilo y la música se mezcla a la perfección con la atmósfera del local.

cafe-manila-decoracion-interior

¿Cómo nos trataron?

Muy bien. Nos atendieron rápidamente y nos aconsejaron muy bien.

¿Qué comimos?

Como casi todas las veces que vamos a comer a un sitio nuevo, decidimos compartirlo todo para así poder probar más cosas.

Empezamos con un Salteado de tofu con verduras con una salsa teriyaki que realmente muy bueno ya que era ligero, pero ligero y con un toque especial; ideal para empezar la cena.

cafe-manila-salteado-tofu-verduras

Después, decidimos tomar el Pollo teriyaki con gambas que aunque no era nada del otro mundo en cuanto a originalidad, estaba muy bueno y las gambas estaban deliciosas. También tomamos, como plato principal, Presa de cerdo con patatas que, aunque era muy sencillo, estaba muy bueno y la carne, que era lo realmente importante del plato, estaba muy sabrosa.

cafe-manila-pollo-teriyaki-gambas

cafe-manila-presa-cerdo-patatas

Para terminar la cena, y ya que no queríamos algo demasiado pesado, nos decidimos por la Piña a la brasa. Aparentemente es un postre sencillo pero el camareros nos advirtió que tardaría unos 15 minutos ya que ése era el tiempo de cocción que requiere para que quede jugosa y rica. Lo cierto es que estaba espectacular, con un sabor intenso y nos pareció una opción ideal para tomar algo dulce pero ligero.

cafe-manila-pina-brasa

Y…¿cómo está de precio?

Todo, los 4 platos más 2 aguas con gas, nos salió por 47,3 €.

Quizás no es el precio más económico del mundo pero la calidad de los platos es muy buena así que merece la pena.

Valoración global

Uno puede pensar que es un restaurante en el que no va a encontrar grandes innovaciones en la carta, pero sin duda la magia de Café Manila reside en la aparente sencillez de los platos que ofrecen. Aparente porque cuando uno los prueba descubre que no es así, que tras la simplicidad se esconde la verdadera importancia de los platos: los sabores, y en cómo éstos sobresalen en todos los platos ya que, aunque se trata de ingredientes de toda la vida, les dan una vuelta original mezclándolos de maneras que no pensaríamos.

Es un sitio con el que repetiremos seguro por lo cerca que nos queda y por la gran cantidad de platos de la carta que nos apetecían mucho y nos quedaron por probar.

Además, como he señalado antes, la decoración me parece de lo más mona e ideal para ir en pareja a hacer una cena informal pero con ese toque romántico que no hay que perder nunca.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Estrenos 2016. Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

A mí el concepto “saquemos jugo de las películas exitosas para sacar más dinero” no me termina de gustar. Así que el escepticismo con el que fui a ver “Animales fantásticos y dónde encontrarlos” era mayúsculo. Pero…¿habrá pasado como siempre? ¿Habré juzgado antes de tiempo?

animales-fantasticos-donde-encontrarlos

Newt Scamander, un joven mago apasionado por las criaturas mágicas que viaja por todo el mundo buscando estos animales, llega a Nueva York dónde se encuentra inmerso en una trama oscura de ataques por parte de algo que desconocen.

Como siempre, advierto que a partir de aquí puede haber algún SPOILER así que, leed bajo vuestra responsabilidad.

Lo mejor:

  • Tiene personalidad propia. El peligro de este tipo de películas es que nos recuerden en cada escena que forman parte de algo más grande. Aquí no. El espectador sabe que pertenece al universo Harry Potter pero ni se echa de menos, porque la película tiene suficiente entidad por sí sola, ni nos saturan con recordatorios constantes. Todo un acierto.
  • Eddie Redmayne. El protagonista está espectacular. Hace una interpretación muy acertada, comedida y que encaja a la perfección con la trama. Es un personaje tan creíble y tan cercano…que yo me lo hubiera llevado a casa (a él y a su maleta).
  • El humor. Se agradece que no sea únicamente una película fantástica y que tenga grandes dosis de humor. Acerca muchísimo la historia al espectador y le hace pasar un muy buen rato, que es en definitiva para lo que uno va al cine.
  • Los secundarios. Hay tantos que merece la pena destacar… Jacob Kowalski, Queenie Goldstein, Percival Graves, Credence… Igual que pasaba en las películas de Harry Potter, los secundarios son de gran calidad y aportan mucho valor a la trama. La historia entre Kowalski y Queenie es muy tierna y aporta el romanticismo que no nos da la pareja protagonista; y Graves y Credence son los típicos villanos pero que entrañan una oscuridad mayor de la que uno sospecha y con matices que atraen al espectador y hacen que queramos saber más.

Lo peor:

  • Tina Goldstein. Desde el minuto 1 en que aparece en pantalla, a mí me dan ganas de decirle cuatro cosas. Es el típico personaje aguafiestas con tendencia a la torpeza que te saca de tus casillas y que, en mi opinión, tiene cero química con el protagonista.
  • La historia. Aunque sé que esta película seguramente tiene más la función de introducirnos a todos los nuevos personajes que ser una historia por si sola, quizás la trama principal queda un poco pobre. De hecho, uno se lo pasa mejor y disfruta más viendo como Newt recorre Nueva York recuperando a sus mágicas criaturas que con lo que en teoría es el argumento en sí de los personajes persiguiendo al Obscurial.
  • Johnny Depp sale muy poco. Vale. Sé que es un argumento muy cogido por los pelos. Pero es que para mí cualquier personaje que interprete Depp merece la pena. Aunque si todo va bien su Grindelwald nos deparará grandes momentos.

Como véis, mis prejuicios eran infundados y realmente me parece una película ideal para estas fechas. Es entretenida, es visualmente bonita y es idónea para cualquier público, en especial, aquél más imaginativo.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

Sasha. Restaurante romántico e innovador en Barcelona.

Hay lugares que por mucho que te lo cuenten, por mucho que te lo expliquen, jamás te vas a hacer una idea real de cómo son.

Sasha Bar es uno de esos sitios. Lo había visto en diferentes cuentas de Instagram y me había llamado la atención pero realmente, hasta que no fuimos a cenar no vimos la verdadera magia que tiene. Aunque soy consciente que con este post pasará lo mismo y que por muchos detalles que os ofrezca no llegaré a captar bien toda la esencia, yo os cuento mi experiencia con todo mi cariño y os invito a que lo probéis.

¿Dónde está?

Sasha Bar está en la calle Margarit 18, en el barrio del Poble Sec, muy cerca del Paralelo.

¿Cómo es la decoración?

Romántica e íntima. Todo el local tiene poca luz, con iluminación de velas que crean un ambiente muy íntimo.

sasha-decoracion-interior

¿Cómo nos atendieron?

Espectacularmente bien. Nos atendió una chica que se llama Luna, encantadora, que estuvo en todo momento atenta, que nos aconsejó muy bien y que nos trato con una sonrisa en todo momento.

sasha-cartel-mesa

¿Qué comimos?

Como era la primera vez que íbamos, la camarera nos preguntó si queríamos elegir nosotros los platos o si queríamos que nos ofreciera ella un menú con varios platos para compartir y así probar varias opciones. Decidimos que lo mejor era esta segunda opción así que simplemente empezamos a disfrutar de lo que nos iba sirviendo.

Empezamos con unas Patatas Bravas muy particulares ya que la patata que usan para hacerlas es morada y riquísimas para ir haciendo más hambre aún.

sasha-patatas-bravas-moradas

Después nos trajo un Tartar de salmón con aguacate que me animé a probar y suerte que lo hice porque estaba espectacular. Y que lo diga yo que no me gusta el salmón tiene mucho mérito.

sasha-tartar-salmon-aguacate

A continuación, nos trajo un Carpaccio de gamba que nos dejó con la boca abierta. Nunca lo habíamos comido y nos pareció delicioso. Tenía un sabor muy intenso, muy a mar y lo encontramos exquisito.

sasha-carpaccio-gamba

Este fue el último plato de pescado que nos sirvieron y pasamos a 2 platos de carne. El primero fue una mini hamburguesa de buey riquísima, bien presentada y todo un gusto para el paladar.

sasha-miniburguer-buey

Pero sin ninguna duda, la estrella fue el Ravioli XL con salsa de foie. Lo recuerdo y salivo. Tenía un sabor espectacular pero nada empalagoso (que a veces con el foie puede pasar) y fue la (casi) guinda perfecta.

sasha-ravioli-foie

Y cuando ya creíamos que habíamos terminado y casi habíamos decidido que no queríamos postre, la chica nos preguntó si queríamos que nos soprendiera con un postre que no nos podía decir que era. Como buenos aventureros gastronómicos que somos le dijimos que sí y nos trajo lo siguiente:

sasha-helado-burguer

¿Una hamburguesa? ¡No! ¡Un helado! Nos pareció tan original y tan mono que nos cautivó por completo.

Y…¿cómo está de precio?

Todo lo que comimos nos costó 54€ y si le añadimos la botella de vino que pedimos, nos costó 73€. Teniendo en cuenta que nos trajeron 6 platos, 27€ por persona no me parece tan mal precio.

Cierto es que no es un restaurante barato pero cuando uno prueba la comida entiende el porqué de los precios.

Valoración global

A no ser que en este mes que queda de 2016 encuentre el no va más, Sasha habrá sido sin duda el gran descubrimiento de este año.  Y no solo por la comida, que como habéis visto es espectacular de sabor y de presentación, sino también por el ambiente y la atención; pocas veces uno se encuentra con un trato tan bueno.

Repetiremos segurísimo e iremos también a probar algún cóctel porque tomamos al final de la cena un chupito de uno de sus cócteles y quedamos enamorados, así que nos queda pendiente probar la versión completa.

Totalmente recomendable si queréis impresionar a vuestra pareja o si queréis llevar a alguien especial a una primera cita. No fallará.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook

El Nacional. El lugar ideal para cualquier ocasión en Barcelona.

Si hay un sitio en Barcelona para llevar a alguien que visita la ciudad y que quieres que quede encantado, ese es El Nacional.

nacional-entrada

Está situado en pleno centro turístico de Barcelona, en Passeig de Gràcia 24. La entrada se hace por un paseo casi escondido que nos lleva como a otra dimensión, a un oasis de glamour, sofisticación y, cómo no, de comida.

La peculiaridad de El Nacional es que, en un mismo espacio, hay 8 establecimientos distintos que ofrecen diferentes tipos de productos. Está conformado por 4 restaurantes y 4 barras, lo que le hace especial e ideal para visitarlo en cualquier ocasión, ya sea para tomar algo simplemente o para comer algo más elaborado.

Entre los restaurantes más formales, por llamarlos de alguna manera, encontramos La Llotja, especializado en pescado cocinado de diversas maneras; La Braseria, especializada en carnes; los dos ambientados según la comida que ofrecen, la Taperia, donde los camareros subastan las tapas cantadas “a la malagueña” y uno se tiene que controlar porque diría que sí a todas; y la Paradeta, un espacio en el que simplemente sentarse a tomar un refresco o un café.

nacional-llotja-pescado

nacional-braseria-carne

nacional-taperia

Pero sin duda mi parte favorita son las barras, porque son más informales y más relajadas. Encontramos dos centrales, la de vino y embutidos y la de cervezas y conservas, en las que sentados en taburetes podemos tomar unos vinos o unas cañas y pedir unas tapas sencillas, algún pincho y raciones de embutidos deliciosos. Aunque la comida que estas barras se ofrece es bastante sencilla y sin mucha innovación, tiene muy buena calidad y es ideal para un buen aperitivo sin complicaciones.

nacional-tapas-vermut-barra

nacional-pinchos

nacional-salpicon-marisco

nacional-ensaladilla-rusa-barra

Las otras dos barras que encontramos son la de cócteles, en la que tanto en mesas altas como en mesas más bajas con sofás se pueden degustar unos cócteles con una pinta buenísima, y la de ostras, con disposición semicircular y en la que tomar unas ostras con cava (no me veréis nunca ahí, ya os lo digo).

naciona-barra-cocktails

Como podéis ver, las alternativas son muchas y seguro que encontráis algo que os guste y que os apetezca. Además, los precios (o al menos los precios de lo que yo he probado) no son nada desorbitados y me parecen muy correctos por el producto que se ofrece y por el ambiente glamouroso que se respira.

nacional-decoracion-navidad

Así que, tal y como decía al empezar el post, si queréis llevar a alguien a tomar algo y no sabéis donde ir, llevadle a El Nacional. Acertáis seguro por la variedad y le dejaréis boquiabierto con la maravilla del local, al que las fotos no hacen justicia y hay que verlo en directo; y más ahora que está totalmente decorado con temática navideña y está precioso.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook