La Bola. Auténtico cocido en Madrid.

La primera vez (o de las primeras veces) que uno va a Madrid, tiene que comer cocido madrileño. Porque creo firmemente que para entender bien una sociedad, se deben probar sus platos más típicos ya que dicen mucho de ellos.

Así que decidí que, para que David entendiera un poco más la sociedad madrileña, era una buena idea que probara el cocido madrileño; así que le lleve al restaurante al que fui a comerlo la primera que estuve en Madrid con 12 años: La Bola, un sitio en el que desde 1870 se sirve este plato.

20160916_144051_fotor

¿Dónde está?

Encontramos La Bola en la calle de la Bola 5, muy cerca de Gran Vía y de Plaza de Oriente.

¿Cómo es la decoración?

Clásica y llena de historia.

Todo el local está decorado en madera rojiza y en tonos verdes y rojos que le dan un encanto clásico. Además, gracias a las distintas fotos que cuelgan en ellas, en sus paredes se nota el largo recorrido de este restaurante y siendo parte de su enorme magia.

20160916_132946_fotor

¿Cómo nos trataron?

Se nota que los camareros están más que acostumbrados a recibir mucha gente, de todas las procedencias y de todo tipo, ya que fueron muy amables y muy rápidos en el servicio.

¿Qué comimos?

En esta ocasión sobra decirlo; obviamente, cocido. Lo especial o llamativo es el ritual con el que nos lo sirvieron.

Primero, nos trajeron a la mesa una jarra de barro en la que está todo lo que nos íbamos a comer; y a continuación un plato vacío, únicamente con fideos.

20160916_133529_fotor

Después, no vertieron el contenido de la misma en el plato para que pudiéramos comernos la deliciosa sopa, tan característica con ese color rojizo.

20160916_133638_fotor

Una vez nos la terminamos, nos sirvieron el resto del contenido, es decir, los garbanzos, la carne (pollo, chorizo…) y nos preguntaron si queríamos col o no para servirnosla también. Estaba todo delicioso y era un espectáculo para los sentidos.

20160916_134858_fotor

20160916_135104_fotor

Al lado, en un recipiente a parte, nos sirvieron una salsa de tomate riquísima para que pudiéramos ir acompañandolo todo. He de decir, que aunque estabamos llenos a más no poder, aún íbamos teniendo un rinconcito para ir mojando en la salsa un poco de pan. Era un vicio.

20160916_134151_fotor

He de confesar que ninguno de los dos pudimos terminarnos el plato entero. Disfrutamos como niños pero la ración era tan abundante que no hubo manera de acabarnosla.

Y…¿cómo está de precio?

Cada cocido cuesta 21€. Aquí sí que no hay duda; por la cantidad y la calidad de lo que te ofrecen es muy buen precio.

Valoración global

Fue una experiencia muy especial para nosotros. Poder ir viendo como David probaba algo que jamás había tomado fue algo bonito.

Además, todo estaba muy bueno y lo cierto es que salimos del restaurante llenísimos y directos a dormir la siesta, pero felices y satisfechos de haber tomado un buen producto.

Recomendadísimo para cualquier persona que vaya a Madrid y quiera probar el típico cocido madrileño y de calidad, y rodearse de un ambiente lleno de historia y tradición. Eso sí, hay que ir mentalizado a que a La Bola se va a comer y mucho.

Y si me preguntáis, aún no he llegado a ninguna conclusión certera acerca de lo que el cocido dice sobre la gente de Madrid. Sigo reflexionando.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s