Estrenos 2016: Cazafantasmas

Uno de los recuerdos más felices que tengo de mi infancia, en plenos 90, es el de ver cada sábado después de comer películas que me alucinaban. Y de todas ellas, Cazafantasmas era un clásico, que vi una gran cantidad de veces porque recuerdo que me encantaba la estética y ese rollo más gamberro que tenía.

Cuando empecé a leer que harían una nueva película sobre ellos, sinceramente entré en pánico. Porque estas cosas no salen bien. Casi nunca. Por suerte, hay honrosas excepciones.

Vamos allá con el análisis de esta divertidísima película.

20160817_210444_Fotor

Como siempre, aviso que en la siguiente crítica puede haber algún spoiler, porque soy una bocazas.

Dos amantes de los fenómenos paranormales persiguen en Nueva York el rastro de unas posibles apariciones fantasmales. Estos hechos las llevan a reclutar a un equipo para luchas contra estos seres.

Lo mejor:

  • Las 4 protagonistas. Mis sinceras felicitaciones a quien eligió el casting. Mientras ves la película, te llegas a creer que las 4 chicas son amigas, que tienen buen rollo entre ellas y que forman un equipo de verdad. Y eso, a menudo, no se consigue fácilmente en películas corales.
  • Chris Hemsworth. Encasillar a un actor es tan fácil, que a veces sabe mal hacerlo. Y es lo que nos ha pasado a todos con Chris Hemsworth, es decir, con Thor. Y lo cierto es que en esta película hace un papel diametralmente opuesto al dios noruego que nos deja a todos con la boca abierta. Las mayores carcajadas me las arrancó su personaje (¡quiero una escopeta de profiteroles!) y le da un giro a los estereotipos de la típica secretaria tonta, convertida aquí en hombre y llevado al extremo, que yo desde aquí aplaudo. Y reivindico ver más a Chris Hemsworth en comedias.
  • La estética. Aunque los efectos especiales y las armas y herramientas que utilizan las heroínas han mejorado, la estética global de la película sigue conservando una pizca de aquel encanto ochentero y de algún modo nos transporta a las películas originales. Este aspecto reconozco que puede gustar o no, pero yo personalmente lo agradezco; pues desde el momento en que empieza a sonar la canción principal de Los Cazafantasmas (¿who you gonna call? ¡Ghostbusters!), te invade una maravillosa sensación de nostalgia.
  • El ritmo. Aunque empieza de manera un poco extraña (lo comento en el siguiente punto), al poco rato de empezar los acontecimientos se van enlazando de manera bastante acertada y rítmica que no te permite despegar los ojos de la pantalla en ningún instante.
  • Los cameos de los protagonistas originales. Una delicia para los que vimos las películas originales. A mí estos guiños me encantan y me parece que son un detalle muy bonito y sentimental para los fans. ¡Ah! Esperaos hasta el final, durante los créditos, para ver el último cameo que, a mí personalmente, me hizo mucha ilusión y soltar una exclamación.
  • Los títulos de crédito. Me parecieron fascinantes. De las pocas veces que he visto que la gente no sale del cine despavorida y sin escena post créditos, sino por los propios créditos en sí. ¡Bravo!

Lo peor:

  • Cierto humor escatológico. Soy una persona que ríe por casi todo, pero jamás he soportado el humor de caca-culo-pedo-pis. No puedo. Me supera. Lo encuentro absurdo. Y sí es verdad que en algunas de las escenas de la película, las grandes humoristas que conforman el reparto, usan algún chiste escatológico que dado su nivel no necesitarían. Y a mí, sinceramente, me sobra.
  • El inicio. Como he comentado antes, aunque al poco de empezar el ritmo mejora; al principio me invadió una sensación de “como toda la película sea así, me da algo”. Y lo peor es que no sabría decir exactamente por qué. Creo que es porque empieza como muy de sopetón, en un entorno muy típico y en el que ocurren cosas muy previsibles. Quizás si nos hubieran dado un golpe de efecto sorprendente al principio, la sensación inicial hubiera sido mejor.

Por la cantidad de aspectos positivos respecto a los negativos, habréis podido deducir que la película me encantó. Pasamos un rato muy entretenido y divertido viendo a 4 mujeres en acción y haciéndonos reír.

Y recalco lo de 4 mujeres porque ha habido mucho revuelo con este tema. Absurdo a mi parecer. ¿Cuál es el problema de que los cazafantasmas sean ahora LAS cazafantasmas? Lo importante, como siempre, es que el global de la película sea bueno. Y este caso lo es. Y si además, empezamos a hacer más films con protagonistas potentes femeninos y no meros secundarios, mejor que mejor.

Porque la industria cinematográfica es muy machista y que salgan estas películas, cierto es que no solucionaran el problema de fondo, pero en esta vida la clave está en los pequeños pasos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s