Hammock. Un oasis de tranquilidad y buen rollo en Barcelona.

Cuando nos quedamos sin ideas de sitios a los que ir, Instagram es nuestro mejor aliado, por lo que a él recurrimos cuando, aprovechando las vacaciones (y la fiebre que nos ha entrado con Pokémon Go), quisimos dar un paseo matutino y comer algo a modo de desayuno tardío/brunch.

Y así es como descubrimos Hammock Juice Station, un sitio encantador, especial y diferente en la calle Mallorca 308 (08037 Barcelona), en pleno Eixample, rodeado de edificios preciosos.

20160720_121847_Fotor

Sin duda, además de la oferta gastronómica, la decoración es una de las cosas más especiales de Hammock. La entrada está llena de hamacas colgadas del techo, sorprendentemente cómodas, y muy coloridas que juntamente con otros elementos de madera, le dan al local un aire muy divertido y hacen de él un lugar en el que relajarse y preocuparse únicamente por ser feliz.

IMG-20160720-WA0004_Fotor

Teníamos claro que queríamos probar los zumos (Juice Station…no íbamos a beber un vaso de agua…).  David pidió un cold-pressed juice Wanderlust (¡me enamora el nombre!) con zanahoria, naranja, piña, manzana y limón; y yo me decanté por un I Feel Green con kale, espinaca, pepino, manzana, jengibre y limón. Estaban buenísimos, era muy refrescantes y, además, vienen en un formato ideal para llevar lo cual es una ventaja en ciertas ocasiones.

20160720_115518_Fotor

Para comer, lo cierto es que yo llevaba infinidad de días antojada de una tostada con aguacate así que, la decisión para mí fue muy fácil y David se inspiró (copió) en mi elección y pedimos la Avocado Toast. Estaba muy muy rica y lo cierto es que nos dio mucha energía para seguir con nuestro paseo bajo el sol de justicia que hacía.

20160720_120624_Fotor

Creo que todo nos costó, más o menos, 21€ o algo así (siempre guardo los tickets, pero este no lo encuentro por ninguna parte). Lo que sí se a ciencia cierta, es que cada uno de los zumos nos costó 4,95€. Me parece buen precio en general, sobretodo en relación a la gran calidad de los productos y al buen ambiente en el que te los tomas.

Hammock Juice Station nos ha encantado. La verdad es que un sitio acogedor, en el que se respira muy buen rollo y es ideal para ir a desayunar o simplemente tomar un tentempié energético para continuar con el día.

Todo un descubrimiento por el que, sin duda, nos volveremos a dejar caer. En las hamacas, claro está.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s