Deliveroo. Pedir a domicilio y sano en Barcelona.

Seguimos en nuestro afán de encontrar el mejor servicio de entrega de comida a domicilio y esta vez hemos probado Deliveroo.

¿Cómo es la web?

Muy sencilla, fácil de usar, me gusta bastante estéticamente y a la hora de usarla es muy intuitiva.

Captura de pantalla 2016-07-19 a les 16.44.10

El funcionamiento sigue siendo muy sencillo. Lo único que tenemos que hacer para empezar es introducir nuestra dirección completa y clicar en “encontrar restaurantes”. En ese momento, nos aparecerán el listado de los restaurantes que pueden entregar a domicilio mediante Deliveroo en la dirección que hemos indicado.

Captura de pantalla 2016-07-19 a les 16.54.12

Una vez hemos seleccionado el restaurante, se nos mostraran los platos de los que disponen y simplemente podremos ir seleccionándolos y añadiéndolos a la cesta.

A medida que la cesta se vaya llenando, nos mostrará el mínimo importe que tenemos que pedir y veremos que el coste de la entrega siempre es de 2,5€. Eso puede estar bien si pedimos a un restaurante que quede relativamente lejos de la dirección de entrega. Además he hecho una pequeña comparación y el restaurante al que pedimos con Resto In estaba a 1,2 km y la entrega nos costó 2,99€, y el que elegimos con Deliveroo estaba a 1,5km y la entrega nos costó 2,5€, de modo que salimos ganando.

¿Cuánto tardó en llegar el pedido?

En la web nos decía que tardaría 55 minutos y lo cierto es que nos llegó mucho antes.

Si en todas las ocasiones es así, un 10 por el servicio; y sino es así siempre, en nuestro caso estuvimos muy satisfechos. Además, lo que aparecía en la web acerca del estado del pedido era fidedigno absolutamente; en el momento en que aparecía que el repartidor estaba ya en la dirección, sonó el timbre.

¿A qué restaurante pedimos?

Como ya sabéis, estamos entregadísimos a la vida sana y a comer acorde a ella, de modo que elegimos un restaurante que cumpliera con esos requisitos y nos decantamos por Green & Berry, que además nos ha picado la curiosidad y tenemos muchas ganas de ir al restaurante físicamente.

20160709_204941_Fotor

¿Qué pedimos?

Para no perder la costumbre de si hay hummus, lo pedimos; empezamos compartiendo un Hummus con crudités de zanahoria. Lo cierto es que pese a no ser el mejor hummus del mundo, sí que era bastante aceptable.

20160709_205030_Fotor

Como plato principal, David pidió un Black Avocado Mash, que no es más que una tostada de pan de pagés con aguacate, limón, carbón vegetal, sal marina y gomasio de sésamo negro. Pese a lo sencillo que pueda parecer, lo cierto es que estaba riquísimo y me anoté mentalmente aprender a hacerlo porque me parece una opción genial para una comida sin complicaciones. Eso sí, señores y señoras de Green & Berry, si me ponen todo lo que es para llevar en envases que cierran perfectamente y que son de plástico (es decir, que no me vale el argumento de que no sería ecológico); ¿por qué ponen la tostada untada en una cajita de cartón? No nos llegó mal del todo, pero como veréis en la foto, la tapa de la caja se hundió en la mezcla de aguacate y sí pudimos sacarla, pero montamos un cristo impresionante. Tomen nota, por favor.

20160709_205001_Fotor

Yo quise probar los Raw Zucchini Noodles para poder compararlos con otros que he ido probando y la verdad es que estaban bastante buenos aunque para mi gusto la cantidad de pesto que venía en el pedido era demasiado poca; aunque ya os digo que esto es un gusto personal. Y una recomendación para su mayor disfrute: si los pedís vertedlos en un plato, el pesto se repartirá mejor y los disfrutaréis más.

20160709_205303_Fotor

Como extras, David pidió una Vegan Chocolate Mousse de Aguacate que estaba muy buena y yo decidí hidratarme más con un zumo Mr.Green con apio, espinacas, pepino, manzana, limón y jengibre que me gustó muchísimo.

Y…¿por cuánto nos salió?

Todo nos costó 29,25€, es decir, 14,62€ por persona.

Valoración global

Muy positiva.

Me parece un servicio rápido y efectivo, no nos dimos cuenta y ya teníamos la comida en casa, así que cumple muy bien su función.

En cuanto a la comida, obviamente dependerá del restaurante al que pidáis. Creo que elegimos mejor en esta ocasión que en la anterior así que la mayor satisfacción nace de ahí.

Es verdad que no comimos mucho, pero lo cierto es que si lo comparo con lo que pedimos la ocasión anterior a Resto In (podéis ver el post aquí), me quedé con mejor sensación en cuanto a calidad-precio.

Probablemente, cuando terminemos la ronda de los distintos servicios de entrega a domicilio, repitamos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s