Juanita Lalá. Diversión y buenos cócteles en Barcelona.

El verano es diversión y colorido, y encontrar sitios que aúnen estos dos conceptos es siempre una satisfacción. Por eso, cuando una mañana paseando cerca de la Barceloneta descubrimos Juanita Lalá, decidimos que esa misma noche acudiríamos allí a cenar porque nos parecía un restaurante muy interesante.

20160722_225731_Fotor

¿Dónde está?

Encontramos Juanita Lalá en la Plaça Pau Vila 1, 08039 Barcelona. Muy cerca del mar, lo cual incrementa su encanto y cerca de una zona sumamente agradable para pasear mientras se disfruta de la brisa marina.

¿Cómo es la decoración?

Aunque desde fuera parece que vaya a ser un local más tropical, más hawaiano por llamarlo de algún modo, lo cierto es que es una mezcla algo extraña entre una estética industrial con pinceladas concretas de color y reminiscencias playeras que no está nada mal. Eso sí, para mi gusto le faltaba un poco de luz.

IMG-20160723-WA0000_Fotor

¿Cómo nos trataron?

El personal fue encantador. A pesar de que estaban hasta los topes de gente, nos trataron extremadamente bien, se preocuparon por nosotros en todo momento y nos fueron aconsejando sobre los platos.

¿Qué comimos?

Empezamos con uno de nuestros clásicos: el Hummus. Por alguna razón nos encanta probarlo en todos los distintos sitios a los que vamos. En Juanita Lalá lo sirven de 2 colores (normal y de remolacha) con una especie de pan de pita. Estaban ambos muy buenos y se notaba que eran naturales.

20160722_215851_Fotor

Como plato principal, David pidió el Pulpo a la parrilla que estaba delicioso, tierno y fresquísimo; y yo me decanté por una Hamburguesa veggie que, aunque de sabor estaba espectacular era un poco seca y para mi gusto le faltaba algún tipo de salsa que la hiciera algo más melosa.

20160722_220842_Fotor

20160722_220852_Fotor

Para terminar, y aunque no íbamos a tomar postre, el simpático camarero nos tentó y nos aconsejó tomar las Croquetas de chocolate. Suerte que le hicimos caso porque estaban muy buenas y fueron un postre muy diferente que merece la pena descubrir y al que la foto no le hace justicia.

20160722_224417_Fotor

Aunque sin ninguna duda, lo que más nos sorprendió y de lo que más disfrutamos fue de los cócteles. Yo tomé un Margarita Blue espectacular y David un Mojito Jagger a base de Jaggermeister. Potente, potente. Lo cierto es que había tantas opciones que fue lo que más nos costó elegir, mucho más que la comida.

20160722_220134_Fotor

Y…¿cómo está de precio?

En mi opinión, un poco caro para lo que es.

Todo nos costó 67,45€ y, aunque es cierto que tomamos varias bebidas, creo que en este caso no está justificado el precio elevado, o no en todos los platos. Por ejemplo, el pulpo era el plato más caro (casi 18€) y es cierto que estaba muy bueno y con producto de gran calidad; pero pagar casi 14€ por la hamburguesa veggie me pareció excesivo.

Valoración global

Aunque seguramente no es un sitio al que acudiríamos cada fin de semana a cenar, probablemente sí que repitamos para tomar un cóctel ya que nos gustaron muchísimo y tienen una gran variedad. La comida nos gustó pero no nos entusiasmó como debería haberlo hecho. Aún así, he oído que el brunch está muy bien, de modo que es muy probable que le demos una segunda oportunidad. Siempre hay que darlas.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

 

 

Estrenos 2016: Cazafantasmas

Uno de los recuerdos más felices que tengo de mi infancia, en plenos 90, es el de ver cada sábado después de comer películas que me alucinaban. Y de todas ellas, Cazafantasmas era un clásico, que vi una gran cantidad de veces porque recuerdo que me encantaba la estética y ese rollo más gamberro que tenía.

Cuando empecé a leer que harían una nueva película sobre ellos, sinceramente entré en pánico. Porque estas cosas no salen bien. Casi nunca. Por suerte, hay honrosas excepciones.

Vamos allá con el análisis de esta divertidísima película.

20160817_210444_Fotor

Como siempre, aviso que en la siguiente crítica puede haber algún spoiler, porque soy una bocazas.

Dos amantes de los fenómenos paranormales persiguen en Nueva York el rastro de unas posibles apariciones fantasmales. Estos hechos las llevan a reclutar a un equipo para luchas contra estos seres.

Lo mejor:

  • Las 4 protagonistas. Mis sinceras felicitaciones a quien eligió el casting. Mientras ves la película, te llegas a creer que las 4 chicas son amigas, que tienen buen rollo entre ellas y que forman un equipo de verdad. Y eso, a menudo, no se consigue fácilmente en películas corales.
  • Chris Hemsworth. Encasillar a un actor es tan fácil, que a veces sabe mal hacerlo. Y es lo que nos ha pasado a todos con Chris Hemsworth, es decir, con Thor. Y lo cierto es que en esta película hace un papel diametralmente opuesto al dios noruego que nos deja a todos con la boca abierta. Las mayores carcajadas me las arrancó su personaje (¡quiero una escopeta de profiteroles!) y le da un giro a los estereotipos de la típica secretaria tonta, convertida aquí en hombre y llevado al extremo, que yo desde aquí aplaudo. Y reivindico ver más a Chris Hemsworth en comedias.
  • La estética. Aunque los efectos especiales y las armas y herramientas que utilizan las heroínas han mejorado, la estética global de la película sigue conservando una pizca de aquel encanto ochentero y de algún modo nos transporta a las películas originales. Este aspecto reconozco que puede gustar o no, pero yo personalmente lo agradezco; pues desde el momento en que empieza a sonar la canción principal de Los Cazafantasmas (¿who you gonna call? ¡Ghostbusters!), te invade una maravillosa sensación de nostalgia.
  • El ritmo. Aunque empieza de manera un poco extraña (lo comento en el siguiente punto), al poco rato de empezar los acontecimientos se van enlazando de manera bastante acertada y rítmica que no te permite despegar los ojos de la pantalla en ningún instante.
  • Los cameos de los protagonistas originales. Una delicia para los que vimos las películas originales. A mí estos guiños me encantan y me parece que son un detalle muy bonito y sentimental para los fans. ¡Ah! Esperaos hasta el final, durante los créditos, para ver el último cameo que, a mí personalmente, me hizo mucha ilusión y soltar una exclamación.
  • Los títulos de crédito. Me parecieron fascinantes. De las pocas veces que he visto que la gente no sale del cine despavorida y sin escena post créditos, sino por los propios créditos en sí. ¡Bravo!

Lo peor:

  • Cierto humor escatológico. Soy una persona que ríe por casi todo, pero jamás he soportado el humor de caca-culo-pedo-pis. No puedo. Me supera. Lo encuentro absurdo. Y sí es verdad que en algunas de las escenas de la película, las grandes humoristas que conforman el reparto, usan algún chiste escatológico que dado su nivel no necesitarían. Y a mí, sinceramente, me sobra.
  • El inicio. Como he comentado antes, aunque al poco de empezar el ritmo mejora; al principio me invadió una sensación de “como toda la película sea así, me da algo”. Y lo peor es que no sabría decir exactamente por qué. Creo que es porque empieza como muy de sopetón, en un entorno muy típico y en el que ocurren cosas muy previsibles. Quizás si nos hubieran dado un golpe de efecto sorprendente al principio, la sensación inicial hubiera sido mejor.

Por la cantidad de aspectos positivos respecto a los negativos, habréis podido deducir que la película me encantó. Pasamos un rato muy entretenido y divertido viendo a 4 mujeres en acción y haciéndonos reír.

Y recalco lo de 4 mujeres porque ha habido mucho revuelo con este tema. Absurdo a mi parecer. ¿Cuál es el problema de que los cazafantasmas sean ahora LAS cazafantasmas? Lo importante, como siempre, es que el global de la película sea bueno. Y este caso lo es. Y si además, empezamos a hacer más films con protagonistas potentes femeninos y no meros secundarios, mejor que mejor.

Porque la industria cinematográfica es muy machista y que salgan estas películas, cierto es que no solucionaran el problema de fondo, pero en esta vida la clave está en los pequeños pasos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Picnic. Brunch estiloso en el Born.

Las mañanas de verano, de vacaciones, en las que amanece con mucho sol pero con alguna nube que hace que el ambiente sea húmedo y que no se haga insoportable el hecho de pasear; son ideales para dar largos paseos desde bien temprano. Nosotros, en una de esas mañanas, decidimos ir a dar un largo paseo por el Parc de Ciutadella cuando aún no hay demasiada gente.

¿Problema? Las nubes fueron en aumento e inesperadamente se puso a llover. ¿Solución? Ir a tomar brunch y aprovechar para ver si hay mesa libre en un lugar que teníamos muchas ganas de ir pero que no había manera porque siempre está llenísimo y siempre teníamos que buscar otras alternativas.

¡Pero lo logramos! Encontramos la última mesa libre de Picnic.

Está en c/Comerç 1 (08003 Barcelona), en el Born; y está permanentemente frecuentado por turistas y autóctonos porque en el se respira un ambiente muy calmado y pausado, como si allí el tiempo se parara.

20160722_120322_Fotor

Para comer, David pidió una tostada con aguacate, huevo poché, kale y salsa holandesa de remolacha, que tenía una pinta espectacular y mejor sabor aún.

20160722_122046_Fotor

Yo me decidí por unos tomates verdes fritos (supongo que la cinéfila que vive en mí, brincó de alegría) con queso feta y salsa fresca que, aunque me sobraba el maíz porque no me apasiona, estaban deliciosos y no resultaban demasiado pesados a pesar de estar fritos.

20160722_122033_Fotor

Para beber, decidimos tomar una Pink Lemonade, que podéis encontrar con o sin alcohol, que yo por la hora que era, me la tomé sin alcohol; y David se decidió por un Chipotle Bloody Mary porque le encantan. Estaban deliciosos y muy refrescantes, y sobra decir que la presentación es monísima.

20160722_121006_Fotor

En total pagamos 25,5€ y la verdad es que, aunque hay cosas que nos parecieron demasiado  caras por lo que eran, como por ejemplo, la tostada de aguacate que me parece excesivo que cueste 10€; lo cierto es que para tomar un brunch de calidad está bastante bien.

Si tenéis la suerte de encontrar una mesa, o un sitio en la barra, os recomiendo mucho que toméis algo en Picnic; ni que sea un cóctel o un café, porque el ambiente y la decoración son muy especiales y sorprendentes por el entorno en el que se encuentra.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Estrenos 2016: Escuadrón Suicida

¿Sabéis cuál es el problema de Escuadrón Suicida? Que los protagonistas son villanos. Y, por tanto, hacen cosas malas. Y no tenemos la moralidad preparada para ello.

Pero de esto hablaré más adelante porque a mí me ha gustado la película y, además, bastante. Vale…mucho.

20160814_174225_Fotor

Ante la posible amenaza de metahumanos, una agencia gubernamental secreta recluta un grupo de villanos para que les ayuden.

¡AVISO! A partir de aquí puede haber SPOILERS, porque cuando escribo se me va la mano.

Lo mejor:

  • Los personajes. Para mí, lo mejor de la película. ¿Que los hay con más protagonismo que otros? Sí ¿Qué no todos tienen la misma personalidad? Sí. Pero creo que el director es suficientemente inteligente para ir dándoles cuota de pantalla según el interés que susciten. También muestran mucha habilidad al no crear demasiado conflicto de egos sino que mantienen a algunos de los protagonistas en segundo plano durante la primera parte de la película para que aparezcan en el momento preciso.
  • La presentación del Escuadrón. Fui al cine con un miedo impresionante porque, antes de ver la película, leí críticas que decían que había un batiburrillo importante de personajes, que no se acababan de entender demasiado, que no tenían mucho sentido… Personalmente, me parece muy correcta la manera en que nos presentan a los personajes. Para mí no hay ningún problema en que veamos quienes fueron mediante flashbacks ya que a mí me encantan y creo que ahorran metraje de pura palabrería innecesaria. Es verdad que igual resulte un pelín forzada, pero en mi opinión, no es la presentación lo forzado, sino el hecho de juntar a villanos tan dispares en una “armada” para combatir posibles enemigos. Porque siendo realistas ninguno de nosotros nos creemos que eso fuera a funcionar realmente (es como un “no lo prueben en sus casas”).
  • Will Smith y Margott Robbie. O Deadshot y Harley Quinn. Están inmensos. Llevan el peso de la película y lo hacen de manera excelente. Por fin Will Smith no hace el mismo papel de siempre y eso se agradece (aunque en las escenas con la hija hay amagos y yo sufrí en cada una de ellas). Y aunque es verdad que Harley Quinn está muy (excesivamente) sexualizada, me parece que hace un papelón, la ves y te crees realmente que la pobre chica está desquiciada y en plena relación enfermiza con el Joker.
  • Cara Delevigne. ¿Pero dónde habías estado todo este tiempo, chica? Aunque su personaje no acaba de convencer (más adelante hablo de ello), nada a objetar en cuanto a la interpretación de la modelo. No la había visto actuar antes así que para mí ha sido una gratificante sorpresa.
  • El ritmo. Se ha dicho de la película que tiene un ritmo extraño y que no tiene mucha coherencia. Vamos a ver, una reflexión previa: ¿la gente que opina esto ha visto Batman v Superman? Porque eso sí que era complicado y forzado, y había menos personajes que introducir. En mi opinión, es una historia bastante bien contada, bastante ágil y, lo más importante, se desarrolla de manera entendible. Creo que es una película que, aunque no tengas ni la menor idea de quien es Deadshot o Slipknot, vas a entenderla igual de bien que los fans más incondicionales porque no es una historia explicada para fans sino para todas las personas que vayan a verla. Y claro, eso necesariamente implica que el guión no puede perderse en ofrecer muchos detalles de cada personaje, o en dar dobles sentidos en algunos aspectos de los protagonistas, porque sino el público no instruido en DC se perdería.
  • La banda sonora. Aún a pesar de que la mayoría de las piezas no serían canciones que yo escucharía de manera voluntaria sin motivo, en la película encajan perfectamente y cuadran al milímetro con la acción que ocurre en ese momento. Mis favoritas sin duda Sympathy for the devil de los Rolling Stones y, por supuesto, gran momento cuando suena Bohemian Rhapsody de Queen.

20160813_205601_Fotor

Lo peor:

  • Joker. Vamos a dejar claro que me gusta mucho Jared Leto. Y aún así asumo que el suyo no es el mejor Joker de la historia, ahora bien, probablemente tampoco sea el peor. El suyo es un personaje que tiene que dar miedo, y lo da. Venimos de Heath Ledger y de eterno Jack Nicholson, lo que hace que las comparaciones sean odiosas; y es verdad que aunque le veas y te lo creas, le falta algo; quizás un poco más de maldad, un poco más de locura y cinismo. Aunque lo he ido analizando y creo que uno de los puntos débiles de este Joker es que le vemos con una pizca de sentimientos, aunque desemboquen en una relación obsesiva hacia Harley Quinn. Su objetivo en toda la película es encontrarla, no realizar un gran acto de maldad hacia alguien; y eso nos muestra un lado humano del Joker que no habíamos visto en los otros referentes. Pero… ¡qué buena pareja hace con Margot Robbie!
  • La Encantadora. Prometía mucho y se quedó en un bluf. Podría haber sido un muy buen personaje, sin embargo siento que se han quedado a medias con ella, que la han metido con calzador y que no te terminas de creer muy bien como alguien aparentemente tan curtido en el trato con delincuentes, deja a una arqueóloga poseída campando a sus anchas; sabiendo que puede hacer aparecer a la Encantadora solamente diciendo su nombre. Un poco inverosímil, la verdad. Ahora bien, el caos que provoca es espectacular y hace que el Escuadrón se luzca.
  • Slipknot y Boomerang. No es que tenga nada objetivo en contra de ellos, solamente que me parece que no aportan nada esencial al Escuadrón. Por suerte, el director lo sabía y nos ahorro el trago de tener que aguantarles demasiado.
  • Las expectativas. Nada que objetar de la estrategia de marketing de la productora porque cumple con su cometido que no es otro que atraer al espectador al cine, pero es cierto que crearon un hype, unas expectativas, que jamás van a satisfacer al 100% de las personas. Porque es así. Cada persona se imagina una cosa distinta de la película, y no se puede contentar a todo el mundo. Además, cuando las expectativas son tan altas, o haces una obra maestra en muchos sentidos o no las vas a cumplir.

He leído infinidad de críticas negativas sobre la película, y todo el mundo está en su derecho a hacerlas (bueno, el iluminado que dice que denunciará a Warner por sentirse estafado lo dejamos de lado…). Sin embargo, sobre ello os recomiendo este artículo en Gizmodo porque me parece súper acertado, y os recomiendo que no jamás dejéis de ver una película porque la crítica la pone por los suelos, así como tampoco vayáis a verla si la crítica dice que es lo mejor del siglo. Porque no dejan de ser opiniones, y afortunadamente no todo el mundo comparte las mismas.

Para mí, es una muy buena película de acción y entretenimiento, que es lo que vamos a ver, al fin y al cabo. ¿Qué más me da que no salgan algunas escenas que había en el tráiler? ¿Qué más me da que el Joker no tenga más protagonismo? En serio. ¿Qué más me da? Salí del cine con una sensación magnífica, después de haber visto acción, efectos especiales y villanos reconocibles. Estás películas están para eso, para pasarlo bien.

Y yo me lo pasé muy muy bien.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Hammock. Un oasis de tranquilidad y buen rollo en Barcelona.

Cuando nos quedamos sin ideas de sitios a los que ir, Instagram es nuestro mejor aliado, por lo que a él recurrimos cuando, aprovechando las vacaciones (y la fiebre que nos ha entrado con Pokémon Go), quisimos dar un paseo matutino y comer algo a modo de desayuno tardío/brunch.

Y así es como descubrimos Hammock Juice Station, un sitio encantador, especial y diferente en la calle Mallorca 308 (08037 Barcelona), en pleno Eixample, rodeado de edificios preciosos.

20160720_121847_Fotor

Sin duda, además de la oferta gastronómica, la decoración es una de las cosas más especiales de Hammock. La entrada está llena de hamacas colgadas del techo, sorprendentemente cómodas, y muy coloridas que juntamente con otros elementos de madera, le dan al local un aire muy divertido y hacen de él un lugar en el que relajarse y preocuparse únicamente por ser feliz.

IMG-20160720-WA0004_Fotor

Teníamos claro que queríamos probar los zumos (Juice Station…no íbamos a beber un vaso de agua…).  David pidió un cold-pressed juice Wanderlust (¡me enamora el nombre!) con zanahoria, naranja, piña, manzana y limón; y yo me decanté por un I Feel Green con kale, espinaca, pepino, manzana, jengibre y limón. Estaban buenísimos, era muy refrescantes y, además, vienen en un formato ideal para llevar lo cual es una ventaja en ciertas ocasiones.

20160720_115518_Fotor

Para comer, lo cierto es que yo llevaba infinidad de días antojada de una tostada con aguacate así que, la decisión para mí fue muy fácil y David se inspiró (copió) en mi elección y pedimos la Avocado Toast. Estaba muy muy rica y lo cierto es que nos dio mucha energía para seguir con nuestro paseo bajo el sol de justicia que hacía.

20160720_120624_Fotor

Creo que todo nos costó, más o menos, 21€ o algo así (siempre guardo los tickets, pero este no lo encuentro por ninguna parte). Lo que sí se a ciencia cierta, es que cada uno de los zumos nos costó 4,95€. Me parece buen precio en general, sobretodo en relación a la gran calidad de los productos y al buen ambiente en el que te los tomas.

Hammock Juice Station nos ha encantado. La verdad es que un sitio acogedor, en el que se respira muy buen rollo y es ideal para ir a desayunar o simplemente tomar un tentempié energético para continuar con el día.

Todo un descubrimiento por el que, sin duda, nos volveremos a dejar caer. En las hamacas, claro está.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.