Bananas. Una explosión de color en Barcelona.

Cuando uno lee una crítica acerca de un restaurante, tanto si es buena como mala, puede hacer dos cosas: creérsela o decidir averiguar por uno mismo si lo que ha leído es cierto.

Al empezar a leer sobre Bananas, vimos que había opiniones muy encontradas y no nos decidíamos; sin embargo, como si algo tiene que ser al final es, un domingo que paseábamos por el Born, la casualidad quiso que fuéramos a comer a Bananas.

20160529_145624_Fotor

¿Dónde está?

Encontramos Bananas en la calle de la Fusina, 7 (08003 Barcelona), muy cerca del mercado del Born.

¿Cómo es la decoración?

Colorida. Viva. Ecléctica. Divertida.

Para mí, una de las mejores cosas del restaurante. Comer en Bananas es como estar haciéndolo en una película almodovariana, con palmeras, tigres, barroco…una locura visual que a mí, particularmente, me fascina. Quizás se podría definir como kitsch pero a mí ese rollo ya me va.

IMG-20160529-WA0014_Fotor

¿Cómo nos trataron?

Bastante bien. Nada a destacar en este aspecto, ni para bien ni para mal.

¿Qué comimos?

Empezamos compartiendo un Sashimi de salmón y atún con emulsión de jengibre y soja que estaba espectacular, la mezcla de sabores era brutal.

20160529_140343_Fotor

Como plato principal, David se decantó por unos fideos Mee Goreng con verduras, chili, pollo, gambas, huevo y soja que estaban bastante buenos.

20160529_142054_Fotor

Yo en cambio, me decidí por una Veggie Burger, una hamburguesa de quinoa con queso de cabra, cebolla pochada en vermut rojo y salsa tártara. Estaba deliciosa, eso sí, llena muchísimo y la quinoa con el pan hacen una mezcla explosiva, así que mejor dejar un poco de pan.

20160529_141853_Fotor

Para terminar, compartimos un trozo de pastel de chocolate con mousse de chocolate, que no estaba en carta pero el chico nos ofreció, que estaba divino aunque era una bomba que quemamos al salir dando un largo paseo.

20160529_144846_Fotor

Y…¿cómo está de precio?

Bien.

Todo nos costó unos 55€ aproximadamente (juraría que había guardado el tiquet y no sé donde lo tengo), es decir, unos 27,5€ por persona.

Es un precio normal para una comida por la zona y, aunque es innegable que la comida es de calidad, sales con la sensación de que aunque has tenido una buena experiencia, la balanza calidad-precio está ligeramente desequilibrada.

Valoración general

Comer en Bananas ha sido una experiencia divertida. La sobreestimulación decorativa es un punto muy a favor y se come bien.

Ideal para ir un día soleado, de esos que tienes el ánimo ya por las nubes a causa del buen tiempo, después de haber dado un paseo por la zona, que tiene mucho que ofrecer; y dejarte llevar por la explosión de colores y estampados de Bananas mientras disfrutas de unos buenos platos.

Teresa

Si queréis seguirme en redes sociales y descubrir más restaurantes con encanto, reflexiones diarias y mucho más, podéis encontrarme en Instagram y en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s