Kappo. Un asiático íntimo en Barcelona.

Los viernes noche para mí siempre han sido noches de romanticismo ya que termina la semana, laboralmente hablando, y es el momento ideal para quedar con tu pareja más tiempo de lo que la puedas ver durante la semana.

Nosotros somos muy fans de ir a cenar a algún sitio íntimo los viernes y darnos un pequeño homenaje y por ello el pasado viernes decidimos probar Kappo, un restaurante asiático del que habíamos leído muy buenas críticas, que está en una zona que nos encanta y que teníamos muchas ganas de probar.

IMG-20160507-WA0000_Fotor

¿Dónde está?

Kappo Barcelona está en el Passatge Lluís Pellicer 24, una callecita muy especial entre c/Muntaner y c/Casanova.

Es casi imprescindible reservar porque hay muy pocas mesas.

¿Cómo es la decoración?

Es un local muy sencillo, con pocos elementos decorativos llamativos formando un todo muy armonizado y con una iluminación muy tenue que invita a un ambiente relajado.

20160506_221843_Fotor

¿Cómo nos trataron?

El servicio fue estupendo. La señora que nos atendió fue muy amable y, a pesar de que tenía bastante trabajo porque estaba ella sola para todas las mesas, nos dedicó el tiempo que precisábamos y nos dio las explicaciones pertinentes para poder disfrutar al máximo de Kappo.

¿Qué comimos?

Como nos pasa siempre que vamos a un restaurante que no conocemos, lo queríamos probar todo; así que nos decidimos por pedir varios platos que poder compartir y hacernos una opinión más completa.

Empezamos pidiendo unos Nems, unos rollitos vietnamitas de carne que estaban muy buenos, y un Hummus con pan de pita crujiente que desde el corazón os digo que habiendo probando muchos, es el mejor hummus que hemos comido nunca.

20160506_223234_Fotor

20160506_223751_Fotor

Como platos principales, aunque también para compartir, pedimos un Bibimbap, un plato típico de la gastronomía coreana con una base de arroz con verduras al vapor, carne y huevo que hay que mezclar para apreciar bien todos los sabores y que estaba delicioso; y un Mee Krob, un plato tailandés muy original a base de fideos crujientes y verduras con una salsa algo agridulce, que estaba francamente bueno.

20160506_224803_Fotor

20160506_223500_Fotor

Decidimos terminar con un helado/sorbete de limón y jengibre que resultó muy refrescante y digestivo.

Y…¿cómo está de precio?

Espectacular.

Todo, comida más bebida, nos costó 42,30€ es decir 21,15€ por persona.

De verdad os lo digo, cenar con esa calidad, con cantidades más que correctas y a ese precio es, actualmente, muy difícil. Además, por poneros un ejemplo, el Hummus cuesta 4,95€ y yo los he probado de 6-7€ cuya calidad y cantidad era infinitamente inferior a la del Hummus de Kappo.

Valoración global

Un 10. Cumple con nuestros requisitos para ser un restaurante excelente: buen ambiente, buen servicio, calidad inmejorable y precio muy aceptable.

Como única pega diré que al ser un espacio tan pequeño, a la que todos los comensales empiezan a hablar, el volumen sube considerablemente y se pierde un poco ese encanto romántico. Pero ya os digo, es el único defecto que he sido capaz de encontrar.

Nosotros sin duda repetiremos, de hecho, ya hemos convencido a unas amigas para que nos acompañen la próxima ocasión.

Teresa

Si queréis ver más fotos y más reflexiones, podéis encontrarme también en Facebook y en Instagram.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s