Ceviche 103

Hay días que te despiertas y piensas: ¡hoy quiero probar algo distinto!

Y en ese caso El Tenedor es mi mejor amigo para sacar ideas acerca de dónde ir a comer y reservar, y en esta ocasión me encontré con Ceviche 103, un restaurante de cocina peruana por el que había pasado algunas veces y que nunca me había llamado la atención en exceso pero que tenía muy buenas puntuaciones, así que nos decidimos a probar.

20160325_222455_Fotor

¿Dónde está?

Podéis encontrarlo en c/Londres 103 (Barcelona).

Podéis echar un vistazo en su web o buscarlos en redes sociales, y reservar a través de El Tenedor.

¿Cómo es la decoración?

Nada más entrar, sentí muy buenas vibraciones. La decoración del local es vibrante y colorida y transmite alegría en cada rincón, no llegando a ser en ningún momento vulgar o sobrecargado. Como la loca de las frases con mensaje que soy, destaco los numerosos cuadros con citas inspiradoras o que te hacen pensar, me fascinó.

20160325_213018_Fotor

¿Cómo nos trataron?

Uno de los puntos a destacar es el servicio ya que cada vez es más difícil encontrar uno excelente. Cuando pedimos, como el camarero nos vio un pelín perdidos porque había platos que no sabíamos muy bien qué eran, nos los explicó detalladamente y cada plato que nos traía, nos lo describía para que pudiéramos saber en todo momento que estábamos comiendo.

¿Qué comimos?

Para empezar, pedimos y me atreví con un Tiradito, un plato a base de pescado crudo cortado en forma de sashimi y que, en este caso, estaba acompañado de una salsa deliciosa maracuyá. No os puedo decir que estaba delicioso porque a mí no me gusta el pescado en exceso, pero estoy en la filosofía de probar comida que se encuentre fuera de mi zona de confort. Pero estaba bastante bueno.

20160325_213859_Fotor

Como platos principales, David eligió un Ceviche Mixto con la típica base y que, además, llevaba langostinos, pulpo y sepia marinado todo en leche de tigre. Desde luego la pinta era buenísima, él lo disfruto muchísimo y estaba rico.

20160325_215116_Fotor

Yo en cambio, como la carnívora que soy, me decanté por el Lomo saltado al wok, con solomillo de buey troceado y flambeado con cebolla, tomate y salsa de soja que estaba espectacular, de las mejores carnes que he probado.

20160325_215052_Fotor

Y como siempre, caímos con postre, porque somos así y somos unos golosos. Tomamos un Lemon Pie sublime y exquisitamente presentado. ¡Qué bonito!

20160325_221312_Fotor

¿Y…cómo está de precio?

En total, todos los platos más dos copas de vino blanco, nos salió por unos 60€. Barato no es. Pero es uno de los mejores restaurantes a los que he ido últimamente y la relación calidad-cantidad-precio está totalmente justificada.

20160325_222045_Fotor

Valoración global

Creo que es un restaurante excelente, lleno de color y vitalidad que alegra el ánimo de cualquier persona que entre, ideal para ir en pareja, con amigos o en familia, que es cierto que el precio es elevado pero que la experiencia gastronómica es muy buena.

Si queréis y podéis daros el caprichito, os lo recomiendo totalmente.

Teresa

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s