Día del espectador: Los odiosos ocho

IMG-20160124-WA0000_Fotor

“Los odiosos ocho” nos sitúa en Estados Unidos después de la Guerra de Secesión, en un paraje montañoso donde una tormenta de nieve obliga a 8 personajes, entre ellos cazarrecompensas y fugitivos, a refugiarse en una posada antes de llegar a su destino.

Pero la película no va de eso. En verdad trata de un director de cine que tiene un estilo propio, que sabe en lo que es bueno, que se gusta y que no intenta hacer experimentos extraños. “Los odiosos ocho” es un despliegue “tarantiniano” mayúsculo. Es Tarantino en grandes dosis directamente en vena. Y efectivamente eso quiere decir que veremos todos los elementos que configuran el estilo propio del director (a saber: sangre, rudeza, venganza, personajes hechos a si mismos, etc.) combinados entre sí creando una pieza especial.

Pero vayamos por partes.

La historia se nos cuenta dividida en 6 capítulos. Los tres primeros nos introducen la historia y los personajes, y los tres últimos desarrollan el núcleo central de la trama con aire a partida de Cluedo para rematar con una brillante escena final.

A mi parecer, este es un planteamiento narrativo excelente, muy apropiado para el tipo de historia que se está contando, que hace que el espectador estructure mentalmente muy bien la trama y que justifica sobradamente el largo metraje. Con menos minutos, nos había sabido a poco.

Otro de los puntos notables es la escenificación. Cuando empecé a ver a los personajes interactuar en la posada en la que se reúnen todos, me vino a la mente la imagen de un escenario teatral en el que los distintos actores se van situando estratégicamente para desarrollar el argumento, constantemente de cara al público. Algo así como una obra de teatro coral de suspense tipo “La Ratonera” de Agatha Christie. Llamadme flipada.

Pero sin duda alguna, el punto fuerte de la película reside en las magníficas interpretaciones, especialmente de Samuel L.Jackson y Jennifer Jason Leigh.

El personaje interpretado por Samuel L. Jackson es de esos canallas a los que terminas cogiendo cariño, un superviviente caradura con una progresión ascendente durante toda la película que parece culminar en la escena, visual y auditivamente hilarante, con el General Sandy Smithers. Pero que no os engañe; hasta el último capítulo el personaje aún tiene que deleitarnos mucho.

Y la que para mí es la sorpresa y todo un descubrimiento porque no había visto ningún trabajo suyo, Jennifer Jason Leigh. Odié al personaje desde el momento que aparece en pantalla y no hay manera de empatizar con ella, pero tiene una fuerza espectacular y esperas su replica en cada escena. Además, tiene unos primeros planos en circunstancias poco favorecedoras, muy típicos también de Tarantino, que resuelve excelentemente.

¿Y tiene puntos negativos? Quizás que el inicio se hace un poco lento y pesado, en comparación con el resto de película. Pero sinceramente os digo que lo menciono para que no todo sea positivo y maravilloso.

¿La recomiendo? Sin ninguna duda. Tanto a devotos de Tarantino como a principiantes, aunque a estos últimos, si son algo sensibles, les recomiendo ir con el estomago vacío.

Teresa

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s